Día del Derecho a la Identidad: una garantía desde el Estado

ILUSTRACION DIGITAL
ilustración Mauro Gatti

La fecha 22 de Octubre se fijó en homenaje a la lucha de las Abuelas de Plaza de Mayo en su tarea constante por la recuperación de las niñas y niños apropiados por la última dictadura militar.  

En el año 2004, por resolución del Congreso Nacional, se fijó el 22 de octubre como el Día Nacional del Derecho a la Identidad, para conmemorar la lucha de las Abuelas de Plaza de Mayo en su tarea constante por la recuperación de las niñas y los niños secuestrados por la última dictadura militar.  

Cuando se habla de apropiación no sólo se hace referencia a los hechos ocurridos durante la última dictadura militar sino a todos los niños y niñas, independientemente del momento histórico, que fueron anotados en forma ilegal, sustrayéndoles de esta manera su propia identidad.

La identidad es una construcción compleja que implica un mapa genético, una cultura asumida, lazos sociales y un sentido de pertenencia. Cuando en el origen de ese proceso hay una fractura, la persona carece de datos biológicos importantes para la prevención de su salud, pero también construcciones subjetivas, como una imagen con la cual identificarse.

El derecho a la identidad es uno de los derechos fundamentales de todo ser humano, y es necesario para poder beneficiarse de los otros derechos fundamentales.

La Convención sobre los Derechos del Niño establece que todos los niños y niñas tienen derecho desde que nacen a un nombre, a una nacionalidad, a conocer a sus padres y a ser cuidados por ellos, deja en claro que y si se vieran privados ilegalmente de su identidad los Estados deberán prestar la asistencia y protección para restablecerla. 

La responsabilidad indelegable del Estado en el cumplimiento de los derechos es la primera y la más importante de las responsabilidades en cuanto al respeto de la identidad.

XXX

Desde su etimología hablar de adopción remite a la idea de recibir como un hijo, con los requisitos de la ley, a quien no lo es naturalmente. Apropiación, en cambio, se relaciona con tomar como propio algo que no lo es. El factor determinante, que marca la diferencia entre un acto y otro es la legalidad. Al adoptar un niño o niña legalmente, sus derechos como sujeto están garantizados, ya que la familia que lo recibe respeta su historia, su origen y transita por el camino de la verdad.

Total
2
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

14 + 19 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anterior

Feministas se pronuncian contra el linchamiento del sospechoso de femicidio de Abigail Riquel

Artículo siguiente

Coronavirus en Tucumán: 25.769 pacientes ya fueron dados de alta

Artículos Relacionados
Total
2
Share
Absolvieron al imputado por el transfemicidio de Cynthia Moreira