COP26 en Glasgow: “En Tucumán 30.000 familias no tienen acceso al agua potable”

Así lo pronunció la ambientalista tucumana, Nina Sosnitsky, en la marcha internacional frente a la COP26 (Glasgow, Escocia)

Durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26), miles de jóvenes de todo el mundo se movilizaron este viernes para exigir justicia climática. La marcha fue organizada por Fridays for Future Scotland, un grupo fundado por jóvenes inspirados por Greta Thunberg.

“Soy Nina Sosnitsky de Jóvenes Por el Clima Argentina. Soy de Tucumán, una provincia en el norte de mi país. Tucumán es la provincia con más pobreza en el NOA, con una taza de 46,2%” comenzó su discurso Nina Sosnitsky en el escenario de este evento que contó con la participación de 30 mil personas.

La tucumana 22 años es parte de Jóvenes por el Clima Argentina (JOCA) y participa junto a una delegación de siete militantes que viajaron especialmente para ampliar las voces y llevar los reclamos del nuestro país en materia ambiental.

“En Tucumán 30.000 familias no tienen acceso al agua potable y en Argentina 3,5 millones de personas no tienen acceso al agua segura y potable mientras vemos como el agua comienza a cotizar en Wall Street. El agua no puede ser un privilegio mercantil” manifestó Sosnitsky.

La joven además aprovechó su turno para cuestionar el modelo agro industrial de Argentina: “es el país que más agro tóxicos aplica per cápita, asegurando la expansión de la frontera agrícola y dañando los ecosistemas.”

“Durante el año pasado se quemaron aproximadamente un millón y medio de hectáreas. No tengo dudas de que todo incendio es político y que las sequías, que cada vez son y serán más frecuentes”, agregó.

Injusticia climática

“El actual modelo de depredación ambiental responde a la lógica de un modelo económico capitalista globalizado y a las exigencias de un mercado mundial. Un sistema que se basa en la mercantilización de la naturaleza. Un sistema diseñado para unos pocos, a costa de una mayoría, que profundiza las brechas sociales y consolida las consecuencias de la crisis climática”, sostuvo la militante durante el discurso.

JOCA no solo lleva a Glasglow el reclamo general de los ambientalismo, como la mitigación de los gases de efecto invernadero por parte de los países que más la producen, sino que profundiza las propuestas con una visión económica y política de la problemática ahondando en los conceptos de “dominación colonial”.

“La crisis climática nos afecta a todos, pero el punto crucial es entender que no nos afecta a todos de la misma manera. El norte global es el responsable de la deuda en términos humanos y ecológicos que sufre el sur global. No es casualidad que en las regiones donde más se despliegan megaproyectos extractivos haya más pobreza y hambre que en los países de los que proceden los responsables de estos megaproyectos”, detalla Sosnitsky.

Por último, la militante de JOCA agradeció la participación y señaló que la salida de esta crisis climática “es colectiva y en las calles”.

“Si el presente es de lucha, el futuro será siempre nuestro”, concluyó.

Total
2
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro + 18 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anterior

“La Ley de Etiquetado es un primer paso para volver a conectarnos con los alimentos”

Artículo siguiente

El Banco Nación reanuda mañana la atención presencial plena en todas las sucursales

Artículos Relacionados
Total
2
Share