Condenaron a perpetua a un expolicía por el femicidio de Úrsula

Un expolicía fue condenado este martes a prisión perpetua por el femicidio de su expareja, Úrsula Bahillo, quien fue asesinada de 15 puñaladas en febrero pasado luego de denunciarlo varias veces por violencia de género, en la ciudad bonaerense de Rojas, informamos fuentes judiciales.

Se trata de Matías Ezequiel Martínez (26), quien fue encontrado culpable del “homicidio doblemente agravado por el vínculo, por alevosía y por femicidio” de Úrsula (18).

La audiencia se desarrolló desde poco después de las 10 en el sexto piso de la sede de los tribunales de Junín con la lectura del fallo del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de esa ciudad del noroeste de la provincia de Buenos Aires.

El abogado Emiliano Basso, quien representa a la familia de la víctima, dijo a Télam que “la condena fue ejemplar y que el tribunal rechazó todos los pedidos de nulidad que había presentado la defensa de Martínez”.

El femicidio de Úrsula generó gran conmoción al conocerse que la joven había denunciado al menos cuatro veces a su ex pareja en la semana anterior a ser asesinada. Cuatro días antes de ser asesinada, Úrsula denunció a su agresor en la Comisaría de la Mujer por desobediencia y amenazas e infracción a la ley 12569 de violencia familiar. Un día después, la joven volvió a presentarse en la seccional para denunciar que se había cruzado con Martínez en un pub local llamado Malcriada. Al día siguiente, el domingo 7, fue otra vez a la Comisaría para comunicar que Martínez la había interceptado en Avenida 3 de Febrero y 25 de Mayo cuando ella estaba con su moto.

Después de las cinco denuncias y el miedo, el lunes 8 de febrero, el mismo día en que Úrsula fue asesinada, un juez de Paz de Rojas dispuso que se le diera un botón antipánico en un correo electrónico que nadie abrió durante ese día. No le dieron un botón antes porque no había disponibles en la ciudad.

aursula2jpg

Sobre el caso

Úrsula fue hallada asesinada a puñaladas el lunes 8 de febrero último cerca de las 20.30, entre unos pastizales en un campo ubicado a la altura del paraje Guido Spano, a unos 13 kilómetros de Rojas, en el noroeste de la provincia de Buenos Aires, y en ese mismo lugar la policía apresó a Martínez herido.

El femicidio fue descubierto tras un alerta al 911 de un tío del imputado, quien refirió que creía que su sobrino había matado a una joven porque le confesó en un llamado que “se había mandado una cagada”.

Al llegar al lugar, la Policía encontró a la joven asesinada y al hombre malherido, ya que después del crimen se clavó el arma homicida en el abdomen, adentro de su auto. Martínez intentó escapar a pie por los pastizales, pero fue reducido y quedó detenido.

Úrsula había denunciado en varias oportunidades a su exnovio por amenazas y violencia de género e incluso el policía tenía una medida de restricción perimetral que había violado dos días antes del crimen.

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

17 − doce =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anterior

Seguí en vivo la visita de Alberto Fernández a Monteros

Artículo siguiente

Seis meses sin Guadalupe Lucero: "Siempre te vamos a esperar"

Artículos Relacionados
Total
0
Share