“Bajen los precios”: manifestaciones en todo el país en contra de las grandes empresas monopólicas de alimentos

Foto Gonzalo Romero / FPDS

Tucumán se suma a la movilización nacional bajo la consigna “bajen los precios de los alimentos”, por puestos de trabajo, y en reclamo de tierra para producir bajo soberanía alimentaria.

Desde el Frente Popular Dario Santillán, en conjunto con organizaciones y movimientos sociales sostienen desde hace meses la campaña nacional #ParenLaMano #BajenLosPrecios, “en un intento desde abajo, de alertar a la población sobre la escalada de los precios de todos los productos de consumo masivo; que aún no se detuvo y sigue la curva ascendente”, expresaron en un documento.

Durante la jornada de hoy, se movilizará por el microcentro tucumano en reclamo de la monopolización del mercado alimentario nacional. Denuncian que, mientras estas empresas “han quintuplicado sus ganancias en lo que va del año, más de la mitad de la población del país va a terminar el año en la pobreza”.

Hace pocas semanas, el gobierno nacional avanzó con medidas para congelar los precios por tres meses, lo que fue rechazado por las grandes empresas alimenticias. Finalmente se llegó a un acuerdo y el Gobierno busca que en octubre los precios reflejen el congelamiento y la inflación baje del 3%. Para el Frente, se trata de “una medida insuficiente y tardía de congelamiento de precios, retrotrayendo al 1 de octubre el precio de los alimentos”.

WhatsApp Image 2021 10 28 at 11.32.47
Foto Gonzalo Romero / FPDS

Desde las organizaciones, denuncian que millones de familias argentinas padecen hambre o se alimentan mal. De hecho, la pobreza alcanzó al 40,6% de las personas y al 31,2% de los hogares en el primer semestre de 2021.

“Son ese puñado de empresas las que nos obligan a pagar los alimentos cada vez más caros, porque en nombre de una supuesta expectativa inflacionaria, que no se distingue de lo que en verdad es su deliberada decisión como monopolios, se dedican a especular con los precios para maximizar sus ganancias”, denuncian.

En esta jornada los movimientos sociales se dirigirán a las plantas industriales de las más importantes empresas monopólicas del rubro alimenticio, “exigiendo la baja de los precios, la creación de puestos de trabajo en esas empresas para dar trabajo a lxs desocupadxs, y también para levantar en alto la bandera de la reducción de la jornada de trabajo: trabajar 6 horas, para trabajar todxs, sin bajar los sueldos, y con todos los derechos”.

Además, denuncian que “el gobierno nacional deja correr estas prácticas al permitir la especulación y la fuga de capitales, ya que no ejerce ningún tipo de fiscalización sobre las ganancias y las prácticas de estas empresas que concentran el mercado de alimentos en nuestro país. Es urgente que el Estado instrumente medidas para regular y afectar las ganancias de estos sectores en función de los intereses de las mayorías populares”.

WhatsApp Image 2021 10 28 at 11.32.48 1
Foto Gonzalo Romero / FPDS

Monopolio de la industria alimentaria

“Tan sólo un puñado de apellidos son los dueños de toda la producción y distribución de alimentos en Argentina, y algunas se niegan a ser parte de los precios cuidados”, denuncian desde el FPDS en un comunicado, y reclaman respuestas concretas por parte del gobierno frente a estas impresas que no cumplen con la normativa. “Por más que amenace con aplicar la ley de abastecimiento, sobradas muestras ha dado ya de blandura con estas empresas, y con otras. Más allá de discursos, la política real del gobierno nacional viene siendo clara: blando con los grandes consorcios empresariales, mientras incumple permanentemente con las entregas de alimentos comprometidas con los comedores comunitarios, que subsistimos con migajas, pero que igual garantizamos el alimento para millones de niños, niñas, y familias humildes en este país”.

Trabajo genuino

Sobre el “plan para transformar planes sociales en trabajo genuino”, señalan que “no es más que un sistema de transferencia de recursos económicos destinados a subsidiarle a las empresas los costos laborales, con el beneficio extra de ahorrarles las cargas sociales, y que para peor tiende a empujar a la baja los salarios y las condiciones laborales de los trabajadores conveniados”.

“Exigimos que en vez de subsidiar a las grandes empresas, se desarrolle una política real de creación de puestos de trabajo, una política de obras públicas importantes para generar puestos de trabajo masivos, para construir viviendas en todo el país, el acceso a la tierra para producir alimentos con soberanía alimentaria, y una verdadera política para entrarle de lleno al problema de fondo: ¿por qué debemos aceptar que algunxs trabajen extenuantes jornadas prolongadas con dos trabajos, mientras otrxs no consiguen trabajo por generaciones, y que de seguir así no lo conseguirán nunca? Es necesario poner en debate la propuesta de la reducción general de la jornada de trabajo”, apuntaron.

Los reclamos

• ¡Exigimos la baja de precios en los alimentos!
• Reducción de la jornada laboral: trabajar 6 horas, para trabajar todxs, sin bajar los sueldos, y con todos los derechos.
• Controles reales y efectivos en las grandes cadenas de comercialización, para garantizar que el producto que llega a las familias sea a un precio accesible, en relación con el ingreso del salario mínimo vital y móvil. Controles estrictos en todos los órdenes de la cadena de producción, distribución y comercialización final
• Nacionalización del comercio exterior y la banca.
• Políticas impositivas progresivas. Que los que concentran la riqueza del país, quienes más ganan, paguen más.
• Ley de acceso a tierras para la producción agrícola de alimentos sanos y saludables para nuestro pueblo. Créditos hipotecarios accesibles para acceder a la tierra.
• Alimento y trabajo digno para el pueblo: Acceso a tierras rurales para la producción agrícola y lotes urbanos para la creación de polos productivos y unidades productivas diversas.
• Programas para el aumento real del empleo, plan de obras públicas y construcción masiva de viviendas para acabar con el déficit habitacional. Que las miles de hectáreas ociosas en manos de terratenientes y empresarios se destinen a la producción familiar y a la construcción de viviendas dignas y populares para las millones de familias sin viviendas.
• Urgente abastecimiento a comedores y merenderos populares ante la crisis alimentaria.
BAJEN LOS PRECIOS, TRABAJO Y ALIMENTOS PARA EL PUEBLO

Total
2
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 − 3 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anterior

Tafí Viejo: conocé todo lo que podés hacer este fin semana

Artículo siguiente

Dictaron perpetua por el transfemicidio de Gala Perea

Artículos Relacionados
Total
2
Share