Estas Leyendo:
Ante el dolor, organización
Nota Completa 5 minutos para leer

Ante el dolor, organización

Desde el Centro Educativo Trans de Puertas Abiertas (CeTrans) se convoca a una marcha nacional para exigir justicia por Ayelen Gomez, mujer trans asesinada en Tucumán.

Hartas de la invisibilización, el abuso, la violencia física y simbólica, la discriminación y las muertes sin esclarecimiento, mujeres trans que estudian en el Centro de Estudios Trans de Puertas Abiertas, convocaron ayer a una reunión para pensar acciones y exigir justicia por Ayelen Gomez.

Ayelén era una joven trans que, como muchas, había tenido una vida difícil, donde la violencia, la discriminación y abusos estuvieron presentes siempre. Ya en el 2012, había denunciado abusos por parte de la policía de la comisaria 2da, que, sin causa, la detuvieron y encerraron en lo que se conoce como “el chancho”, una celda, de un metro de ancho por dos de largo. Allí fue donde dos policías abusaron sexualmente de ella y la golpearon. Luego de ese episodio, Ayelen decidió irse de Tucumán, se mudó a Buenos Aires donde su vida no fue menos difícil. Las condiciones de vida de las personas trans se complejizan ante una sociedad que las estigmatiza, y ante un estado que no garantiza políticas públicas para el ejercicio pleno de sus derechos.

No están solas

La reunión, que se realizó en el CeTrans, se organizó el mismo lunes, y contó con una gran participación de organizaciones sociales, feministas y de derechos humanos. A partir de escuchar la situación en la que vive la mayoría de la población trans en la provincia, se decidió convocar para una marcha nacional el jueves 17 a las 18hs, para denunciar la responsabilidad del estado y la complicidad de la policía con las redes de trata que también afecta a las mujeres trans.

“Ayelen Gómez era una joven trans que fue brutalmente asesinada en la provincia de Tucumán en la inmediaciones del Parque 9 de Julio el sábado 12 de agosto. Se trataba de una mujer que venía huyendo desde Buenos Aires de diversas formas de violencia y pretendía estudiar en nuestro centro educativo. Antes de poder realizar su sueño, la mataron y los medios de comunicación lo minimizaron, como hacen siempre con nosotras, como si nuestras vidas no valieran. Estamos hartas de la naturalización de la violencia, el caso de Ayelen es representativo de lo que sufrimos a diario las personas trans en esta sociedad”, denuncia el comunicado publicado en el Fb de CeTrans.

En el mismo comunicado se suma el reclamo por la aplicación de a Ley de identidad de género, sancionada en el 2012 pero que aún hoy no se aplica en toda su extensión. En la reunión denunciaron que “hoy sólo accede un determinado sector de la sociedad, de clase media para arriba. Muchas siguen vulneradas, no pueden acceder a medicamentos o al sistema de salud”.

Marcia Albornoz,  licenciada en trabajo social y miembro de la comisión directiva del Cetrans, denunció en comunicación con La Gaceta, que “las chicas trans en situación de prostitución son totalmente vulnerables en la calle. Y no están en la calle porque ellas lo eligen sino porque no tienen posibilidad de insertarse en el ámbito educativo y laboral. Además la mayoría son expulsadas a temprana edad de su grupo familiar. Y ante todas esas causas el Estado está ausente”, e insistió: “el caso de Ayelén es una irresponsabilidad más del Estado, que no les da protección a las compañeras trans ni oportunidades laborales”. En ese mismo sentido, otra consigan de la marcha del jueves es Ley de Cupo Laboral Trans, que brindaría posibilidades reales de inserción laboral a una comunidad altamente marginalizada, como comentó Albornoz en la misma entrevista: “en Tucumán, el 80% de la población trans es trabajadora sexual; el 60% no terminó los estudios primarios; entre el 20% y el 30% terminó la secundaria; y solo un 3% están incorporadas al mercado laboral de manera registrada. La situación es gravísima”.

No es fobia, es odio

La marcha se repetirá en otras partes del país, haciéndose eco de la situación puntal de Tucumán, pero también denunciando la violencia que sufren las mujeres trans en todas partes del país. Argentina aún no cuenta con un observatorio oficial de víctimas de crímenes de odio por identidad de género, pero se estima que durante el 2016 se registraron al menos 16 travesticidios/transfemicidios. El promedio de vida de las personas travestis y trans no supera los 40 años, señalan diferentes estudios sobre esta población.

En Buenos Aires, activistas travestis y trans también convocan a reunirse: el jueves 17/8 a partir de las 15.30, se sumarán a la ronda de las Madres de Plaza de Mayo. Después se quedarán en una vigilia con el pedido de Justicia x Ayelén.

En Tucumán, la marcha saldrá desde el Cetrans, Av. Brigido Terán 320 hasta Plaza Independencia, bajo las consignas “Sin Trans no hay Ni Una Menos”, “Basta de Transfemicidios, “Basta de crímenes de Odio”.

Comentar

Comentarios

Escribí tu busqueda y presiona enter.