La Nota

Un nuevo medio para tus ideas

Actualidad

A siete de cada diez personas le cuesta encontrar talle en Argentina

Desde 2013, en el Congreso comenzó el tratamiento de una Ley Nacional de Talles. “Nuestra meta es transformar la cultura para que todos los cuerpos reciban el mismo respeto y sean considerados válidos”, expresó Sharon Haywood, representante de la ONG Anybody.

La senadora nacional por Santa Fe María de los Angeles Sacnun presidió este martes el plenario de comisiones de Industria y Comercio y Derechos y Garantías en la Cámara alta donde se trató el proyecto de ley de talles de indumentaria, el cual propone un sistema único e inclusivo a nivel nacional que cubra todas las medidas antropométricas de la población argentina.

Legisladores y legisladoras iniciaron el estudio del tema mediante una audiencia de la que participaron funcionarios nacionales, representantes de fabricantes y de una organización no gubernamental.

La Cámara alta tiene en estudio al menos ocho proyectos de ley sobre una Ley de Talles de Indumentaria, y la idea es unificar en un solo expediente para que sea debatido antes de que termine el actual período parlamentario.

El Senado avanzó en 2013 con un proyecto de ley nacional de talles que nunca se trató en la Cámara de Diputados, por lo que el tema se cayó, y hasta el momento solo existen normas provinciales, en Buenos Aires, Santa Fe, Santa Cruz, Corrientes, Entre Ríos y Mendoza, entre otras.

“Casi un tercio de las chicas argentinas sienten presión para ser lindas; una de cada cuatro evita hacer actividades por no estar conformes con su apariencia y casi el 10% de las adolescentes sufre de trastornos alimentarios”, explicó Sharon Haywood, representante de la Organización No Gubernamental Anybody. “Nuestra meta es transformar la cultura para que todos los cuerpos reciban el mismo respeto y sean considerados válidos”, agregó. “La falta de talles manda el mensaje de que el cuerpo que una tiene hoy en día no está bien y debe cambiarlo para entrar en la ropa”, sostuvo.

Haywood exhibió un estudio realizado por la ONG en la Argentina según el cual “a siete de cada diez personas les cuesta encontrar talle” y que la problemática afecta principalmente a las mujeres y a las personas de entre 18 y 34 años.

Según el estudio de “Anybody”, los talles más difícil de conseguir para las mujeres son el 44, 46, 48 y 50, mientras que para los hombres son el 46, 52 y 56.

Haywood recomendó no utilizar en la ley la tabla de talles IRAM (que es la que utilizan casi todas las normas provinciales) porque “se basan en la población europea y se ha visto que no corresponde con cuerpos argentinos”, por lo que recomendó utilizar como base el “estudio antropométrico del INTI (Instituto Nacional de Tecnología Industrial)”.

Una de las exposiciones más importantes fue la de Brenda Mato, una activista y modelo de ropa XL de 28 años que luego de repasar su experiencia personal subrayó: “Vivir en un cuerpo que está muy fuera de lo que marca la industria no es nada fácil”.

“No está siendo respetado nuestro derecho a la identidad. Tener una ley de talles nacional e inclusiva es un derecho”, sentenció la joven.

“Nací en un cuerpo gordo y para que tengan idea mi primera dieta me la mandaron a los nueve meses de vida y a partir de ahí mi relación con mi cuerpo siempre se enfocó de mala manera”, expresó.

Alicia Hernández, gerente general de la Federación Argentina de la Industria de la Indumentaria y Afines, celebró que el proyecto “avance con la normalización de talles y marcas”.

A su turno, Fernando Grasso, secretario de Industria de la Nación, impulsó la sanción de una Ley de Talles y sugirió confeccionar un “sistema que se adapte a los cánones de Defensa del Consumidor y de las Leyes Antidiscriminación”. En ese sentido, mencionó que la legislación suplantaría el “control del stock” que es “muy difícil de llevar a cabo”.

 

Autor/a
¡Lo siento! El autor aun no tiene un perfil para mostrar.
WhatsApp chat Chateá Con La Nota