“30.000”

El fotógrafo tucumano Atilio Orellana expondrá en el marco del Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia 2018, en el espacio cultural de la Unión de Progreso Social.

“A mediados de la Dictadura, la represión era intramuros. Las fotos que podíamos hacer eran simbólicas: nadie tenía imágenes de una patota reventando una casa o de un centro clandestino de detención. La gran maquinaria de muerte fue justamente ocultar lo que hicieron. No había 30 mil muertos sino 30 mil desaparecidos”. Escribió el fotógrafo Eduardo Longoni para Revista Anfibia en 2016 al cumplirse 40 años de la última dictadura cívico-militar argentina. Longoni es uno de los grandes referentes del fotoperiodismo argentino y ante la cita anterior se puede entrever que ya ejercía su rol como fotógrafo durante la Dictadura. Su legado fotográfico opera como fuente de memoria social de aquel momento y patrimonio visual de todos y todas.

Atilio Orellana nació un año antes que retorne la democracia en nuestro país y, al igual que Longoni, supo hacer de la fotografía una militancia visual sobre la lucha por los Derechos Humanos en su juventud. Pero, Orellana fotografió el después, los resabios, los juicios, lo visible de algo que en realidad no se puede ver; 30.000 desaparecidos.

Hasta la fecha, un total de 2624 personas fueron y son juzgadas incluyendo militares, policías y civiles. 30.000 se trata de un proyecto que surgió a partir de los registros fotográficos de los juicios por violaciones a los derechos humanos, tortura y desaparición de personas durante la dictadura militar, que comenzaron en Tucumán en 2008.

Detrás de una foto

Murió recientemente el genocida Benjamín Menéndez y el retrato más espeluznante que se haya conocido públicamente de su persona la hizo Atilio Orellana. Ese retrato recorrió el país ante la noticia de muerte del ex militar y forma parte del trabajo 30.000. Al ver la repercusión del retrato, La Nota invitó al fotógrafo a reflexionar y relatar el momento en que tomó aquella emblemática foto del horror. En otra oportunidad, GEA Photowords publicó, años a atrás, en el espacio semanal web Detrás de una foto, una de las fotografías que también forman parte de 30.000, acompañándola con un relato escrito por él mismo.

Atilio Orellana. Foto

La mañana del 24 de abril de 2010 me dirigía a cubrir el segundo juicio por Violación a los Derechos Humanos cometidos en Tucumán, durante la última dictadura militar argentina. En esa época trabajaba para una agencia de fotoperiodismo y volvía a esta cobertura luego de que el juicio se había suspendido 10 días por razones de salud de uno de los imputados.

La rutina era la misma de siempre: llegar temprano, hacer fotos de los imputados, de los familiares de desaparecidos y luego unas tomas dentro de la sala hasta que los jueces que conforman el tribunal ingresaran. En ese momento los fotoperiodistas y camarógrafos debíamos retirarnos para resguardar la identidad de los testigos que declaraban cada día.

Antes de ingresar, una integrante de H.I.J.O.S ( Hijos e Hijas por la identidad y la Justicia contra el Olvido y el Silencio) y me dijo que me diría cuando entrar a la sala. Al cabo de unos minutos los familiares encargados de la organización dentro del lugar dieron la señal.

Las sillas asignadas a los familiares de desaparecidos estaban ocupadas por decenas de rostros en blanco y negro. Eran las fotografías de los desaparecidos. Comencé a fotografiar la escena esperando que en algún momento ingresaran los familiares y ocuparan los asientos, sin embargo, el juicio dio comienzo con los familiares aun afuera.

“Hoy vamos a dejar las fotos de nuestros desaparecidos mirando directo al tribunal, para que los jueces tomen conciencia de que la justicia por los crímenes de la dictadura ya se postergaron demasiado. Hace más de 30 años que buscamos justicia para nuestros desaparecidos”.

Esta fotografía forma parte de 30.000, un proyecto documental sobre los juicios por delitos de lesa humanidad cometidos en Tucumán, durante la dictadura militar; estos juicios comenzaron en el año 2008 y actualmente se siguen desarrollando.

Atilio Orellana

Sobre Atilio Orellana

Nació en Tucumán, Argentina, en 1982.
En 2004 realizó un taller de Técnica fotográfica y laboratorio blanco y negro, y comenzó a trabajar como fotógrafo independiente.
De 2005 a 2011 trabajó en Agencia Infoto, cubriendo temas de actualidad en todo el norte argentino.
Desde 2005 a la actualidad participó de muestras colectivas e individuales en Argentina, Colombia, y Estados Unidos.
Su trabajo ha sido publicado en los principales medios gráficos de Argentina, Latinoamérica y Europa.
Es miembro de la agencia ZUR, donde realiza proyectos documentales a largo plazo.

30.000 tendrá lugar el jueves 22 de marzo, a hs 20:30, en la sede de Unión de Progreso Social (U.P.S.), Av. Mitre 635.

POSTAL

Total
0
Shares
Artículo anterior

Nueva movilización por el asesinato de Facundo Ferreira

Artículo siguiente

"Si actuaran con hechos, salvarían vidas"

Artículos Relacionados
Total
0
Share