Estas Leyendo:
Urano en Tauro: los primeros cimientos de un cambio radical
Nota Completa 5 minutos para leer

Amiga de las estrellas nos ubica el contexto actual en el eje astrológico. 

En varias semanas en donde la suba del dólar y la despenalización del aborto han sido trending topic, resulta necesario poner en eje astrológico lo que está sucediendo y hablar sobre los grandes cambios que se avecinan. Démosle la bienvenida a Urano en Tauro.

Para los menos aficionados a la astrología vamos a contárselos a modo de cuento, como cuando niñxs. En la mitología, Urano es la personificación del cielo. En los relatos filosóficos del nacimiento de los dioses y de la creación del mundo (el “kaos”), Urano se trata de la abertura o espacio primigenio del cual emergieron los seres divinos primordiales y Gea, la Tierra. Según cuentan, Urano, Dios del Cielo, fue el primer rey de los dioses y fertilizó a Gea, de esta unión nacieron 12 Titanes, los cíclopes, los hecatóniros y los gigantes; Urano no estaba contento con sus hijos, los gigantes monstruosos, y los mantenía ocultos en el Tártaros, en la profundidad de la Tierra, prohibiéndoles ver la luz. Gea, furiosa por esta conducta de Urano y por el sufrimiento que esto le ocasionaba, reunió a sus hijos y les pidió que la vengasen, todos se negaron menos su hijo menor, el titán Kronos, Saturno, quien lo derrocó.

Astrológicamente Urano, simboliza la ruptura con la tradición y el desarrollo de algo nuevo. Es un planeta que va sincrónicamente asociado con ideales de fraternidad e igualdad, así como con cualquier tendencia progresista colectiva que se enfrente con lo establecido. La revolución feminista por la que nos encontramos transitando, contiene mucho de estos ideales uranianos, planeta que durante 7 años estuvo en el signo Aries. En su estadía allí sus preguntas giraron en torno a quién soy, qué tengo para ofrecer, cómo puedo lograr esto, de cuáles miedos e identificaciones obsoletas debo liberarme. Ahora salta a Tauro y nos enfrenta a salirnos del yo y dar paso a la revolución material (leyes, posesiones, etc.).

Urano representa también nuestra necesidad de sentirnos libres de toda atadura para progresar más allá de las fronteras físicas y psíquicas hacia una nueva dimensión y realidad. En Tauro, el Dios del Cielo, nos viene a dialogar sobre cambios en cómo valoramos lo que consideramos propio (tangibles e intangibles). Nos invita a reestructurar cuestiones de dinero usando estrategias como la intuición, la invención, la genialidad, la excentricidad y la ruptura idealista.

Sin embargo el planeta “friki” se caracteriza, también, por traer cambios bruscos y repentinos a nuestra vida individual y colectiva. El uso apropiado indica preocupación espiritual por la sociedad, para que conozca la libertad del cautiverio de la ignorancia. Pero la última vez que Urano estuvo en Tauro trajo consecuencias para nada felices. Fue en 1934 y se quedó hasta 1941, muchos de nosotros no vivimos aquel momento pero sabemos que coincidió con la Segunda Guerra Mundial, en la que un hombre Tauro fue protagonista y cuyas consecuencias llevaron a una reestructuración económica y política que afectó a muchos países que se reconstruyeron como potencia.

Ahora, en 2018, Urano ingresó a Tauro el 15 de mayo pasado (plena luna nueva taurina) lo que marca el renacer de una nueva era. Se quedará en el signo hasta noviembre y nos dará un primer pantallazo de lo que esta revolución viene a traernos. Luego volverá por unos meses a Aries, el signo de la autoafirmación, la agresividad y la acción, para permitirnos digerir el proceso y recién en marzo 2019 arrancará con toda fuerza y se quedará 7 años, hasta 2025.

En términos generales la reconocida astrocouch, Mia Astral, nos sugiere que se trata de una era para:

  • Nuevas fuentes para generar ingresos
  • Cambio en lo que valoramos. Desapego: tendencia a tener sólo lo necesario.
  • Sentir y apreciar cosas distintas.
  • Comprender que la estabilidad no depende de las posesiones
  • Es necesario romper con lo tradicional.

Urano en Tauro, nos pide que busquemos maneras diferentes, nuevos modos de generar estabilidad y seguridad personal. Rige a Internet por lo tanto no se sorprendan si las cuestiones vinculadas con el comercio comienzan a plantearse desde lugares de independencia. Es difícil verlo desde este lugar, incluso para los sabios de la astrología, justamente por que rige lo que está por ser tendencia pero que aún no lo podemos saber. Sin embargo entender que lo mejor es estar ligeros e invertir en experiencias, crecimiento, tecnología y evolución (lo que para cada uno o una eso signifique) es un buen comienzo para ponerse a tono con la nueva era.

Comentar

Comentarios

Escribí tu busqueda y presiona enter.