La Nota

Un nuevo medio para tus ideas

Arte

Traducción iconográfica tucumana en BIENALSUR

En el marco de la Bienal Internacional de Arte Contemporáneo de América del Sur, que se inaugura mañana en el contexto de San Miguel de Tucumán, el artista visual Gaspar Núñez presentará la obra “En primera persona” bajo la curaduría de Carlota Beltrame en el Museo “Timoteo Navarro”.

Con una cartografía propia, un territorio y recorrido específico, BIENALSUR se abre a una Sudamérica expandida casi a escala planetaria que reúne artistas y curadores de los cinco continentes. El mapa tiene como KM 0 al MUNTREF (el Museo de la Inmigración y Centro de Arte Contemporáneo de la UNTREF) en la Ciudad de Buenos Aires y en la Primera edición (2017) llegó hasta el KM 18.370 en Tokio, Japón.

“El trabajo interdisciplinario entre la perspectiva de las relaciones internacionales y los estudios de Arte, llevado a cabo en el marco de la UNTREF –universidad pública argentina–, nos condujo, a partir
de 2015, a plantearnos el desafío de revisar las formas en que las dinámicas del mundo del arte y la cultura reciben el impacto de las de otras áreas: revisamos las reglas de juego del sistema del arte y en ese camino ensayamos otras nuevas, capaces de quebrar los formatos tradicionales y dar a luz otras dinámicas”, señala Aníbal Y. Jozami, Director General.

Siguiendo las explicaciones de Jozami, las lógicas de construcción curatorial trascienden a las fronteras y se concentran, en esta oportunidad, en seis grandes ejes curatoriales: “Cuestiones de género”, “Tránsitos y Migraciones”, “Arte y Espacio público”, “Modos de ver”, “Memorias y olvidos”, “Arte y ciencia/Arte y naturaleza”. Sin duda, de allí proviene la razón por la que de los y las veintidós artistas que expondrán en Tucumán, sólo dos (Gaspar Núñez con la curaduría de Carlota Beltrame) sean locales y que otras artistas de la provincia expongan fuera de su lugar de residencia.

BIENALSUR, entonces, “busca borrar fronteras respetando las diferencias y con la convicción de que la dimensión cultural es clave para pensar posibles diálogos entre universos sociopolíticos diversos”. Un ejemplo de ello es que la artista local Antonella Aparicio, junto a la artista uruguaya Karla Buzó (que vivió hasta hace unos meses El Barrial, Cafayate, durante más de 10 años) quedaran seleccionadas para participar de una muestra colectiva en el Centro Cultural Parque España de la ciudad de Rosario.

“Con Karla aplicamos a una convocatoria de proyectos de obra con uno llamado Silencio, rectitud. El trabajo liberado“, señaló Aparicio en una conversación para La Nota. “Se trata de una instalación compuesta de un sistema de relaciones, pesos y ensambles, a partir de la vinculación de una soga trenzada de hilo de llama de la que cuelga una plomada de adobe, con un entelado de hilo dos cabos (lana en estado puro) de la que también cuelga un huso de hilado artesanal”, detalló.

Boceto de la instalación de Antonella Aparicio

El proyecto de ambas artistas fue convocado por la Bienal para formar parte de una muestra internacional, curada bajo la temática del trabajo. “Durante un año (entre 2017 y 2018) hicimos una investigación en una comunidad de hilanderos de los valles calchaquíes pensando, como problemática estética, llevar parte de esos oficios madres vinculados al pensamiento comunitario y entendidos como una práctica anónima, política y social, repleta de memoria, a una propuesta compositiva dentro de las artes visuales”, explicó Aparicio. “Hay algo de una cultura ancestral que sobrevive allí, puesto que el potencial que tienen, como economía de base, se sostiene tanto en estado de crisis como de bonanza”, agregó.

Diálogo monumental

En el caso del artista local que sí expone en Tucumán, con la curaduría de Carlota Beltrame, la vinculación con el eje curatorial es otra y queda manifiesta en un diálogo alrededor de un mismo quehacer. Parte de la obra de Gaspar Núñez opera no sólo desde una perspectiva que pone de relieve pasadas poéticas del arte, sino que lo hace mediante una constante revisita de obras producidas en su contexto natal y de residencia, San Miguel de Tucumán.

Carlota Beltrame, que fue invitada por BIENALSUR, convocó a Núñez para que participe bajo su curaduría en una de las muestras que el Museo Provincial de Bellas Artes “Timoteo Navarro” inaugurará mañana; En primera persona.

“Esta obra exhibe el diálogo entre un artista muy joven (Gaspar Nuñez) y cierta tradición de la que proviene, el escultor tucumano Juan Carlos Iramain. A su vez, la muestra se plantea en un ‘no lugar’ del museo, un corredor lateral resignificado con una exposición que se manifiesta, además, como una instalación sonoro visual cuyo sistema lumínico reacciona con el movimiento y la cercanía de la persona espectadora. Entonces, cuando el público se acerque a la obra, las piezas hablarán de sí mismas al tiempo que una suave luz las ilumine”, indicó Beltrame para La Nota.

Tanto la curadora como el artista sostienen que fue un desafío pensar la obra en función de un espacio no expositivo devenido en un uno que lo sea, porque se vieron en la tarea de transformar ese corredor, en un lugar expositivo que dialogue con el espectador o espectadora y transformar el concepto del mismo”.

“Lo que hace Gaspar en este caso es traducir la iconografía localista de Juan Carlos Iramain a un lenguaje contemporáneo. Dicha traducción implica, hasta cierto punto, una universalización y una actualización del discurso del ‘maestro’. Lo hace no porque desee superarlo, sino porque se identifica con él”, concluyó la curadora.

Primera BIENALSUR – septiembre de 2017

Tanto Beltrame como Núñez participaron de la primera edición de BIENALSUR en septiembre del año 2017. Núñez lo hizo con una obra sin título (agujeros y tajos) provista de una video-instalación para cual diseñó una herramienta de corte e intervino los carteles publicitarios vacíos y en alquiler, ubicados en la vía pública de la ciudad de San Miguel de Tucumán. La misma formó parte de la muestra colectiva llamada Dura lex sed lex indagando sobre la relación entre arte, criminología y legalidad, curada por Juliana Gontijo y Raphael Fonseca en el Centro Cultural Parque España de la ciudad de Rosario.


st (agujeros y tajos) from Gaspar Núñez on Vimeo.

En tanto Carlota Beltrame formó parte de dos muestras de aquella ocasión; una fue Ecos de la violencia institucional desde América Latina en el MUNT con una obra individual llamada Los años de plomo.

Carlota Beltrame, “Los años de plomo” (2017)
Carlota Beltrame, “Los años de plomo”, diez traducciones de randa en plomo (2017)

La otra muestra de la que Beltrame formó parte en la primera BIENALSUR fue la colectiva Pensamiento salvaje en la Casa del Bicentenario de Buenos Aires, curada por Valeria Delgado y Fernando Farina, con la obra El calor de la barbarie.

Carlota Beltrame “El calor de la barbarie”, tapiz de 36 metros (2017)


La imagen destacada representa una escultura de Gaspar Núñez, como parte de una instalación de medidas variables: Sin título, traducción de diferentes cabezas de la serie de los Mineros del escultor Juan Carlos Iramain (1900-1973) realizada con yeso vertido en moldes flexibles de silicona sin contramoldes (2017).
Registro fotográfico de Florencia Sadir.

Chateá Con La Nota