La Nota

Un nuevo medio para tus ideas

Derechos Humanos

Las mujeres del mundo del arte en Argentina se unen por la representación igualitaria

Mañana, sábado 2 de junio, se hará extensiva la propuesta de la Asamblea Permanente de Trabajadoras del Arte “Nosotras proponemos” en San Miguel de Tucumán. El encuentro tendrá lugar a las 15:00 hs en Charco – espacio experimental y están invitadas artistas -y afines a las artes- que deseen sumarse y/o conocer la iniciativa. Desde La Nota conversamos con la artista y curadora Silvia Gurfein, integrante de la asamblea.

“Se trata de un proyecto organizado por la Red de Trabajadoras del Arte, formulado en primera medida en Buenos Aires pero inmediatamente se hizo extensivo a otros lugares del país”, explicó la artista Sol Rodríguez Díaz, quien impulsó, junto a Mels Petrof, la iniciativa en la provincia. “Varias artistas, entre ellas Florencia Sadir y Evi Tártari, manifestaron voluntad de asistir, pero hasta mañana no sabremos concretamente quiénes se acercarán”, agregó.

Asamblea Permanente de Trabajadoras del Arte, Nosotras proponemos

“Ante la generalizada señal de alerta que circuló visibilizando las formas de acoso sexual que condicionan las relaciones de poder en el mundo del arte, nosotras, artistas, curadoras, investigadoras, escritoras, galeristas, trabajadoras del arte, elaboramos un compromiso de prácticas feministas. Este documento, al que invitamos a adherir, busca crear conciencia sobre las formas patriarcales que, como una membrana invisible, moldean el ejercicio del poder en el mundo del arte. La carta abierta “No nos sorprende” realizó un “llamado a las instituciones, mesas directivas y demás colegas, para que piensen bien cómo juegan, o pueden haber jugado, un papel en la perpetuación de diferentes niveles de inequidad sexual y abuso, y cómo van a manejar estos problemas en el futuro”. En este compromiso de prácticas feministas proponemos expandir la conciencia acerca de los comportamientos patriarcales y machistas que dominan el mundo del arte y que regulan nuestras formas de posicionarnos. Este compromiso se identifica, en primer lugar, con la histórica exclusión y desvalorización de las artistas mujeres, pero sus propuestas pueden ser asumidas por mujeres, varones o cualquier identidad no normativa. Se propone como una guía de prácticas personales e institucionales que invitamos a seguir”, sostiene el primer párrafo del manifiesto elaborado desde Nosotras proponemos.

Nous proposons

Silvia Gurfein es una artista multidisciplinaria y curadora residente en Buenos Aires y es integrante y gran promotora de la asamblea. Gurfein, antes de dedicarse a las artes visuales, recorrió diversas disciplinas artísticas, como el teatro, la danza y la música. También creó y coordinó talleres de escritura para artistas que fueron dictados en diversas instituciones en la Argentina y Brasil, como Universidad Di Tella, Centro de Investigaciones Artísticas, Universidad de Rosario, B_arco centro cultural y de modo privado. Como curadora prologó varias muestras y sus textos se han publicado en catálogos, revistas y libros. “Nosotras proponemos es una agrupación muy joven y -teniendo en cuenta su breve existencia-, su impacto fue rápido y profundo en muchas mujeres y feministas desenvueltas en el mundo del arte”, afirmó para La Nota.

Urgencia de igualdad

“Un aspecto destacable es que mediante la federalización del movimiento, el mismo se va impregnando de la singularidad y las necesidades de cada cuidad y región. Se trata de un espacio fundamental porque responde a una necesidad latente y, por distintas circunstancias, logramos organizarnos con bastante rapidez. En este sentidos, estamos en plena formación y crecimiento y la prueba de la gran necesidad latente que existía al respecto, fue que inmediatamente se federalizó y un montón de mujeres artistas tomaron la idea para integrarse y participar. Entre los objetivos destacamos el derecho de igualdad de oportunidades, cupo y participación en el campo del arte, sabiendo que se trata de una lucha que se traslada a todos los ámbitos de la vida de las mujeres y feministas. Particularmente, en el campo del arte, esto se traduce a varios aspectos, por ejemplo; existe un mínimo número de mujeres dentro de las colecciones de arte públicas y privadas, menores precios de obra en el mercado y en las casas de estudio se leen menos las teorías y ensayos provenientes de las mujeres, entre tantos otros”, destacó Gurfein.

Lucha feminista

“El 8M fue un gran momento de visibilización del movimiento y una de las acciones más significativas hasta ahora fue que en distintos museos y espacios culturales públicos, se oscurecieron las salas y sólo se iluminaron las obras de mujeres que estaban en cada espacio. Esta fue una idea de Cristina Schiavi, que adoptamos inmediatamente porque nos parecía muy poética y contundente -a la vez- para dejar a la vista la desigualdad que denunciamos, porque esta acción se tradujo a que los museos quedaron oscuros con algunas lucecitas dispersas a su largo y ancho. En algunos museos llegó a haber una sola obra iluminada”, describió.

En Tucumán, la actividad descripta por Silvia Gurfein se desarrolló, por un lado, en el Museo Provincial de Bellas Artes “Timoteo Navarro”, en el Salón de Tucumán, ámbito Nacional Artes Visuales, se destacaron lumínicamente las obras de artistas mujeres que fueron seleccionadas para este certamen. También participó la Escuela de Bellas Artes UNT “Atilio Terragni” y, por otro lado, el Museo de la Universidad Nacional de Tucumán, tanto con el Iº Festival de Cine Feminista del NOA, como con la muestra Mi mundo es todo el mundo de la artista, Geli González.

“También el movimiento estuvo presente en varias marchas y actividades de lucha en otros nodos del país, como San Luis, Rosario, Salta, en los que tomó otras formas. En algunas marchas, por ejemplo, las artistas se pusieron remeras con los nombres escritos en el pecho, de artistas argentinas de los últimos 50 años que también estuvieron invisibilizadas. También repartimos y dejamos disponible el compromiso de Nosotras proponemos para la firma y conocimiento de la gente”, dijo Silvia.

Guerrilla girls

Para aproximarnos a la desproporción existente en el mundo del arte, podemos remitirnos al trabajo de Guerrilla Girls, un grupo de artistas y activistas feministas creado en 1985 en Nueva York y que opera, desde ese entonces, a partir del anonimato. “Usamos máscaras de gorila en público y exponemos un sesgo étnico y de género, así como hechos de corrupción en la política, el arte, el cine y la cultura pop. Nuestro anonimato mantiene el enfoque en los problemas, y lejos de lo que podríamos ser: podríamos ser cualquiera y estamos en todas partes. Creemos en un feminismo intersectorial que lucha contra la discriminación y apoya los derechos humanos para todas las personas y todos los géneros”, expresaron desde su página web oficial.

 

Autor/a
¡Lo siento! El autor aun no tiene un perfil para mostrar.
WhatsApp chat Chateá Con La Nota