Donación de sangre: más información, menos discriminación

Ante la inclusión de impedimento discriminatorio en un cuestionario pre-donación, desde Nación recordaron que en 2015 se eliminó la prohibición para donar sangre por orientación sexual y/o identidad de género de las personas.

Hace pocos días, la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), denunció que la Asociación Argentina de Hemoterapia, Inmunohemoterapia y Terapia Celular (AAHITC) incluyó como impedimento a “varones que tengan o hayan tenido relaciones entre hombres” y “mujeres que tengan o hayan tenido pareja sexual hombre que tiene también sexo con hombres”. 

Además de ser una condición patologizante de la comunidad LGBT, en 2015 se eliminó expresamente la prohibición para donar sangre por orientación sexual y/o identidad de género de las personas, a través de la resolución 1507/15 del Ministerio de Salud de la Nación.

Desde el Ministerio de Salud de la Nación y el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación expresaron su preocupación ante “el acto violento y discriminatorio que impide la donación de sangre a la Comunidad LGTBI+”. 

“Considerar la orientación sexual, la identidad y/o expresión de género de la persona como impedimento para la donación de sangre constituye no solo un acto discriminatorio, violento e injustificado, contrario a la legislación vigente, sino además responde a un discurso médico que históricamente ha patologizado a las personas LGBTI+“, expresaron en un comunicado. 

En ese sentido, se le solicitó a la Asociación que se remueva del formulario el impedimento de donar sangre en virtud de la orientación sexual, identidad de género y su expresión, y además se remarcó la necesidad de incorporar la perspectiva de género para que no vuelva a ocurrir actos de esta gravedad. 

Más información, menos discriminación

Además, desde la Fundación Húesped expresaron que “la donación de sangre es un acto solidario y un proceso muy cuidado: toda sangre que llega a un banco es analizada, si se detecta la presencia de VIH u otras infecciones, esa sangre se descarta”.

Sin embargo, un donante de sangre pudo haber adquirido una infección y encontrarse dentro del “período ventana” en el cual los análisis no detectan anticuerpos. Desde Huésped señalan que “los cuestionarios pre-donación de sangre buscan achicar la posibilidad de que una persona se encuentre en este periodo”.

La orientación sexual no determina el riesgo de contraer una infección; una práctica sexual sin protección, sí”, ponderaron. “Nadie contrae o transmite una infección por lo que es, sino por lo que hace“. 

La donación de sangre debe basarse en la participación responsable del donante, sólo si una persona considera que pudo haber estado expuesto a alguna enfermedad de transmisión deberá abstenerse de donar sangre.

Total
2
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

trece + dieciseis =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anterior

El fenómeno de “Nasha Natasha”: los rusos bailan a Gilda al ritmo de Natalia Oreiro

Artículo siguiente

Colectivos con circulación restringida: ¿cuáles son las líneas afectadas?

Artículos Relacionados
Total
2
Share
Absolvieron al imputado por el transfemicidio de Cynthia Moreira