Chubut, el pueblo que se unió en defensa del agua

Tras una semana de la victoria del pueblo de Chubut en su lucha contra la megaminería, recordamos los sucesos de (nos atrevemos a decir) el mayor ejemplo de resistencia que  tuvimos este año en el país.

Una historia de resistencia 

En el año 2002, la comunidad mapuche junto a vecinos de Esquel comenzaron con la resistencia organizada tras varios intentos por parte de una empresa multinacional norteamericana  de instalar la minería metalífera.

En el año 2003, gracias a la lucha del pueblo chubutense, se promulgó la ley 5001 que prohíbe la minería a cielo abierto, no obstante, los legisladores al momento de promulgarla, incorporaron en la ley un artículo a favor de las empresas mineras.

La posibilidad de realizar una zonificación y habilitar la minería en algún lugar de la provincia, desde la entrada en vigencia de esta ley, este artículo es el arma de las empresas para continuar impulsando la megaminería.

A principios de 2018, por ejemplo, intendentes de algunas localidades de la meseta chubutense presentaron en la legislatura un proyecto de zonificación para habilitar la megaminería en un 64% del territorio provincial

No es coincidencia que los proyectos de zonificación o mega minería hayan sido presentados tras momentos difíciles en la situación económica del país, los medios de comunicación masivos publican noticias positivas sobre los beneficios económicos que traería, aunque los hechos nos dicen lo contrario, la actividad minera no deja grandes ganancias económicas, ya que solamente queda menos del 3% de regalías para el país y no existen evidencias de proyectos mega mineros que hayan aportado al desarrollo en su zona.

En el aspecto ambiental, se encuentra ampliamente demostrado que la industria minera es una de las más contaminantes que existen en el mundo, ya que durante su proceso productivo utiliza o libera elementos altamente peligrosos, los cuales al entrar en contacto con el ambiente contaminan a las personas, el suelo, el aire y el agua.

La movilización popular en Chubut no ha dejado de fortalecerse, defendiendo a la comunidad, intensificandose a medida de que crece el silencio y la indiferencia por parte de los gobernantes.

La victoria del pueblo 

Mariano Arcioni comenzó su campaña para ser electo gobernador de la provincia de Chubut con el lema “No a la megaminería”, tiempo después vemos como su posición cambió y los proyectos mineros empezaron a ocupar lugar en las discusiones del poder ejecutivo provincial. 

El pueblo que votó con confianza de no volver a vivir los atropellos y saqueos vividos desde 2003. Pero el pasado 15 de diciembre, a espaldas del pueblo chubutense, aprobaron la ley de zonificación minera que habilitaba la extracción de plomo, plata y cobre por parte de la empresa canadiense Pan American Silver en la Meseta central.

Este hecho dio inicio a fuertes manifestaciones y protestas en contra el proyecto provocando un fuerte clima de violencia, represión y detenciones a los que protestaban.

El estallido social no mermó sino que siguió creciendo, expandiéndose a otras provincias que acompañaron las movilizaciones, desde Buenos Aires hasta nuestra provincia. 

WhatsApp Image 2021 12 24 at 11.28.08 1
Protesta en Buenos Aires

Las protestas que duraron seis días luego de la aprobación obligaron al gobernador Arcioni a pronunciarse anunciando el lunes 20 su decisión de impulsar la derogación de la normativa y de convocar a un plebiscito con la intención de “escuchar a todas la voces del pueblo sobre el tema”.

El plebiscito fue rechazado por el pueblo chubutense y exigieron la directa derogación de la ley para que el asunto quede concluido, siendo fieles a su grito de lucha “No es NO”. El día martes 21 de diciembre, el cuerpo legislativo de la provincia se reúne de forma virtual y por unanimidad deroga la ley de zonificación minera, demostrando que salir a las calles funciona. 

La juventud presente 

Movilizados cientos de jóvenes chubutenses reclamando sus derechos entre un mar de profundos sentimientos compartidos: dolor, tristeza, indignación. Así como también júbilo, y sobre todo, la esperanza. Esperanza por un futuro mejor. Nuestro futuro

La necesidad por preservar el derecho al acceso a un recurso tan común como lo es el agua lo que unió y despertó a la juventud, quienes lucharon incansablemente hasta conseguir la victoria.

Dante, compañero del movimiento y representante de Jóvenes por el Clima Esquel nos ha compartido su testimonio sobre estos días de lucha y celebración que ha vivido:

“Se encontró todo el pueblo unido con una consigna común que era defender el agua como fuente de vida, es difícil expresar la alegría y emoción que había ayer en la calle, la esperanza de que luchando se puede ganar, y el desahogo de tanto esfuerzo dando resultados. Espero que vivamos muchos más momentos como el que se vivió ayer en Chubut en nuestra lucha socioambiental. Simplemente gracias. Si el presente es de lucha, el futuro es nuestro”, dijo.

WhatsApp Image 2021 12 24 at 11.28.08

Los debates pendientes 

Las celebraciones por la resolución a favor de la comunidad, del agua y la vida fueron compartidas en toda la Argentina. Sin embargo los dichos de la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, en relación a lo sucedido empañó un poco el panorama. 

Cerruti expresó, en conferencia de prensa el jueves pasado, que “hubo muchas cosas que se dijeron en Chubut que no son ciertas. No es cierto que estuviera comprometido el tema del agua en Chubut por la explotación de esta mina.” 

Las declaraciones de Presidencia contradicen el posicionamiento de todo un pueblo, vulneran el Derecho a la Autodeterminación y hasta ponen en duda el conocimiento científico producido con los propios recursos del Estado toda vez que existe una amplia evidencia avalada por el informe realizado por la Mesa de Coordinación Técnica del CCT CONICET – CENPAT que cuestiona la Zonificación Minera. 

En su intervención, Cerruti da una confusa explicación sobre la transición energética, relaciona la explotación minera en Chubut con el uso de energías alternativas. 

“Su enredada alocución sólo pone en evidencia la trampa extractivista que se impulsa y la verdadera cara de la tan mentada “sustentabilidad”: el cobre de Navidad y el uranio de la Meseta Central se requieren para proveer de energía a la minería de litio y a los hidrocarburos no convencionales”, explicaron desde Asamblea Permanente por los Derechos Humanos Chubut. 

A su vez señalan que la Ley de zonificación minera que el pueblo derogó “incluía varios proyectos de explotación minera además de los nombrados, y entre los cientos que hay en la provincia. Todos ellos demandan el uso de agua”. 

“Preocupan las expresiones de la portavoz de Presidencia que ponen al descubierto las claras intenciones de impulsar la minería contaminante del gobierno nacional aún a espaldas del pueblo, máxime cuando desde hace varios años venimos denunciando las violaciones a los derechos humanos que sufre la población de Chubut sin respuesta alguna”, finalizan.

La deuda es ambiental

A través de la manifestación callejera se logró derogar esta ley pero abre debates pendientes sobre cómo y quienes pagarán la crisis económica en curso. No solamente hay que pagar la deuda monetaria monetaria con el FMI, también nos están obligando a pagar una deuda ambiental. 

¡Chubut NO es zona de sacrificio para las grandes corporaciones! ¡Chubut NO vende su agua, la defiende! ¡Chubut ya dijo y sostiene que NO quiere mega minería contaminante y saqueadora! ¡NO ES NO! !

Total
10
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

trece − dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anterior

Murió la abogada que defendió el emblemático caso Roe vs. Wade que despenalizó el aborto en EEUU

Artículo siguiente

EDET anunció cortes de energía programados para esta semana

Artículos Relacionados
Total
10
Share