DestacadaTucumán

Autismo: el diagnóstico se escribe con lápiz

El 2 de abril se celebra el Día Mundial de Concienciación del Autismo, una fecha para poner de relieve la necesidad de contribuir a la mejora de la calidad de vida de las personas con autismo. Desde La Nota, conversamos con Matías Gómez, director del Centro Interdisciplinario Acontecer, donde trabaja un equipo de profesionales especializados en diferentes dificultades del desarrollo, desde un abordaje interdisciplinario.


El 2 de abril es el Día Mundial de Concienciación del Autismo, una fecha propuesta por la Asamblea General de las Naciones Unidas para poner de relieve la necesidad de contribuir a la mejora de la calidad de vida de las personas con autismo, para que puedan llevar una vida plena y gratificante como parte integrante de la sociedad.

Desde La Nota, conversamos con Matías Gómez, Lic en Psicología, Especialista en Autismo, y director del Centro Interdisciplinario Acontecer, donde trabaja un equipo de profesionales especializados en diferentes dificultades del desarrollo, con un abordaje interdisciplinario.

Bajo la consigna “Hablemos de Autismo. Hablemos de Infancias y de Comunidad”, el próximo martes, entre las 16 y las 18hs, realizarán una intervención artística y comunitaria en la vereda del instituto, ubicado en San Lorenzo 1485. “Nosotros trabajamos desde el arte y el juego, dos herramientas fundamentales. Ese día vamos a pintar las baldosas de nuestra vereda de un color diferente. La invitación también es a los papás y las mamás”, contó Matías.

¿Por qué las baldosas y por qué de un color distinto? “Al piso le damos un significado simbólico. Es nuestra tierra, donde crecen los cimientos, donde se construyen los proyectos, donde justamente se ponen las semillas para poder construir algo. Y un color distinto, porque cada color representa lo singular que es cada niño, la diversidad”, explicó el profesional.

Desde Acontecer se parte desde la idea que cada niño es diferente, es singular. “Cada niño tiene su trayectoria, su mundo, muy distinto uno al otro. No queremos reducirnos solamente a hablar de autismo en términos generales”, expresó Gómez.

Durante la jornada también se repartirá información con mensajes que tiene que ver no solo con el autismo, sino con las infancias y la comunidad.

Infancias

La apuesta es a hablar de infancias. “Si hablamos de infancias hablamos de lo singular que tiene cada uno. Pensamos que previo a hablar de autismo tenemos que hablar de Pedro, de Patricia, de José, de Nahuel, de lo singular que tiene cada niño”, comentó.

Antes de un diagnóstico hay una persona. “Ese es nuestro mensaje principal. Si nosotros hablamos de infancias antes de hablar de autismo vamos a hablar de la persona y de lo singular que cada uno tiene. Circula bastante sintomatología del autismo en términos generales, pero no todos son iguales, cada uno tiene manifestaciones muy particulares”, señaló Matías.

Comunidad

“Queremos pasar de un paradigma que piensa la inclusión, a pensar la convivencia, que podamos convivir en comunidad y en la diversidad”, explicó el profesional. “Nosotros pensamos al autismo como una forma singular de habitar el mundo. Cada uno tiene sus manifestaciones, no pensamos que los niños con diagnóstico de autismo tengan que adaptarse a nosotros. La adaptación es mutua. Justamente lo que falta es mayor apertura para poder adaptarnos a lo singular y a lo diverso del espectro del autismo y las manifestaciones que brinda cada niño o niña.”

El diagnóstico se escribe con lápiz

Hay una mirada patologizante del autismo. Nosotros nos alejamos de eso”, explicó Gómez. “A veces sucede que hay un niño que no mira o no interactúa, y se hace un diagnóstico precoz, en 40 minutos donde se pone un rótulo de autista y eso causa un impacto tremendo en el niño y la familia”.

El profesional sostiene que en una consulta de 40 minutos no se puede inferir nada. “Pero eso tristemente circula muchísimo. Son las consultas que nosotros tenemos a diario. También queremos ir en contra de eso”.

Para llegar a un diagnóstico de autismo, desde Acontecer realizan un abordaje interdisciplinario compuesto por psicopedagogas/os, psicólogos/as, fonouaudiologas/os, psicomotricista, docente de educación especial, entre otros profesionales.

Primero se vinculan con el niño o niña, se lo reconoce en la singularidad, en las diferencias, se conoce su historia. “Eso nos lleva mucho tiempo. Nunca emitimos un diagnostico en uno o dos encuentros”, explicitó Gómez. “Después, el equipo se reúne, reflexionamos, y recién ahí podemos aproximar algo, pensando justamente que en la infancia el diagnóstico siempre se escribe con lápiz. Si tiene el tratamiento adecuado, se trabaja con la familia, con la escuela y su comunidad, ese niño puede evolucionar. No es un diagnóstico que lo encasilla para toda la vida”.

“Una de las herramientas básicas que tenemos es el Diagnóstico Diferencial de la Imagen del Cuerpo. Es una herramienta teórica y clínica que nos sirve para poder posicionarnos frente a las problemáticas que traen los niños”, contó el profesional.

Se trabaja a través del juego, de los cuerpos en escena, y también a través de herramientas del arte. Para el profesional estas herramientas no son un fin, son un medio para “poder ingresar a la dificultad que tiene el niño, a relacionarnos, a conocernos, y a partir de ahí poder aproximar un diagnóstico diferencial del cuerpo y un diagnostico diferencial del jugar”.

Es a partir de este diagnóstico que se puede conocer por donde atraviesa la problemática del niño a niña y se trazarán las estrategias de intervención. “A partir de esas estrategias de intervención vamos a ir construyendo el diagnóstico. Es una construcción constante”, sostuvo Matías.

Actualmente no se conocen las causas del autismo. Las teorías de la alimentación, o las vacunas fueron descartadas, y actualmente se piensa que es un trastorno neurobiológico, pero no está confirmado. “Mientras tanto no haya una causa seguimos trabajando por las dificultades que presentan cada niño o niña”, puntualizó Gómez.

Para finalizar, el director de Acontecer expresó que “nos parece importante como profesionales tener una postura ética sobre esto y una formación permanente”.