Ser lo real

Esmeralda Escalante y Yago Escrivá dicen que libertad es llegar por cualquier camino a todo lugar, que es estar en todo momento en perfecto lugar, y si en sus producciones hay algo que suena a mantra no es porque estén hechas para meditar, sino porque son letras y melodías en las que encontramos el poder de la palabra aplastante y la Canción. Ainda Dúo por primera vez en Tucumán, como parte de una Gira Animal y consciente, quisieron “darle bola a salir de Capital, porque estando allá se arma una burbuja en la que pareciera que si no hacés algo ahí, no sucede, una especie de psicosis capitalina”. Se presentaron el jueves pasado en Casa Managua. 

Uno (2013), Segundo (2015) y Animal (2018) son la historia registrada en discos de este dúo argentino en cuyos inicios podemos encontrar acciones de rescate, delicadas reversiones de obras musicales “olvidadas” de autores no contemporáneos a Yago y Esmeralda que funcionaron muy bien. Esto quedó de manifiesto con la viralización de su video de Recuerdos de Ypacaraí, una guarania con música de Demetrio Ortiz y letra de Zulema de Mirkin.

Ainda Dúo puede presentarse en formatos alternativos como un cuarteto o incluso banda entera, pero esto es siempre para los arreglos o alguna fecha en vivo, porque ellxs sostienen la esencia del dúo al momento de componer. Llevaron sus canciones por ciudades de Uruguay, Brasil, México, Alemania, España y otros países; abrieron conciertos de Jorge Drexler y tocaron con él. En Animal, su último disco, nos sacan a bailar.

GCM 4478¿Por qué decidieron incluir al Noroeste del país en su Gira Animal?

Esmeralda: Estaba pendiente y hace un tiempo decidimos tocar en Argentina, nos dimos cuenta que es un país enorme lleno de ciudades y de gente que quiere escuchar.

Yago: Para nosotrxs hacer este tipo de cosas es lo real, fue algo muy consciente cuando dos años atrás decidimos hacer cosas reales, viajar enserio, tocar en lugares chicos y que haya gente muy cercana que venga por nuestra música, no porque nos vieron en un cartel y creo que en esta gira que empezamos en abril lo estamos logrando.

¿A qué música les remite el norte del país?

Esmeralda: Folclore a pleno. Hoy justo hablamos mucho de Mercedes Sosa, que tiene un teatro, un parque, muchas cosas con su nombre, el Cuchi (Leguizamón), hay espíritus gigantes que merodean esta zona, pero nos pasa que de nuestra edad no sabemos bien quién anda. O gente que haga canciones y que salga del folclore más tradicional.

Yago: Nosotros siempre mencionamos a Guillermo Klein que fue nuestro maestro, un músico increíble que ahora vive en Nueva York  y que es muy fanático del Cuchi Leguizamón. Creo que  en nuestro primer disco hay cosas que vienen del Dúo Salteño. Guillermo me hacía sacar las voces del dúo y ver cómo funcionaban, qué armonías generaban, cómo armaban las disonancias. Entonces creo que algo de eso nos queda.

Antes de comenzar la gira hicieron una publicación en su página de facebook en la que pedían a sus seguidores que etiquetaran a quien pudiera tener interés en acudir a las presentaciones, pero remarcaron la importancia del interés, ya que en caso contrario se transformarían en “spam digital” ¿Qué significa esto?

Yago: Las redes tienen algo muy increíble que es un contacto directo con la gente y nosotrxs intentamos que la realidad sea ese contacto directo. En este sentido, no queremos que en nuestros conciertos haya gente que esté ahí y no le guste lo que hacemos, porque hablan, se distraen y no conectan. Y por otro lado, en esta cosa de las redes en que todo se comparte tan fácil y tan rápido, no queremos ser una figurita ni una fotito.

Hacer cosas reales, evitar convertirse en spam digital, no ser una foto, son propuestas que por momentos podrían considerarse desafíos en la era de las etiquetas y en un mundo donde algunxs quieren enseñarnos cómo debemos nombrar y catalogar las cosas, incluso a los acontecimientos artísticos. ¿Por qué piensan que las entrevistas musicales siempre arrancan con la pregunta de “qué genero hacen” o “cómo autodefinen su música”?

GCM 4484

Esmeralda: Nos pasa eso y es una pregunta que nos aburre porque además no hay una respuesta copada, sino que la respuesta tiene una muerte súbita. Pero nos dimos cuenta que no pasa sólo en la música, es algo que tenemos como seres sociales, la necesidad de identificar todo con algo que ya conocemos, determinar a qué se parece o qué referencia tenés, a quién admirás, como cierta necesidad de agrupar cosas. 

Yago: El quilombo es que no podemos dar una respuesta y a veces se pone hasta tensa la conversación porque nos dicen “qué género hacen”, bueno, somos cantautores, cancionistas, hacemos música de autor, “sí, pero qué ritmos, qué géneros” bueno, usamos ritmos folclóricos, algunos tintes del pop, también nos gusta el rock, “pero a qué se parecen” ¡Uy, pero escuchá el disco! (Risas)

¡Escuchen el disco! ¿Creen que la industria tiene algo que ver al respecto?

Yago: Hay mucho de la industria, por ejemplo iTunes, Spotify, todas las plataformas clasifican por género músical y tenés una lista limitada, ahí nosotrxs siempre inventamos y vamos más o menos entre tres, encontramos lo que creemos que somos en este disco porque a lo mejor en el próximo es otra cosa.

Esmeralda: Es como que no está bien visto tener la libertad de ser un montón de cosas en un montón de aspectos y de no tener que poner esa etiqueta de qué hacés o de quién te gusta o qué comés.

GCM 4483

Ainda Dúo aborda el tema de la inclusión de género/s hasta en su comunicación de redes sociales en las que adaptaron la escritura con equis para referirse, por ejemplo, a lxs amigxs, aunque a mucha gente aún le incomode y hagan críticas al respecto, cuenta Yago, que en Buenos Aires da clases en el Mocha Celis, un bachillerato trans de puertas abiertas. Y sin llegar a preguntarles algo al respecto, Esmeralda y Yago recuerdan algunas experiencias que tuvieron en el ambiente musical… 

Yago: La música es un ambiente muy machista y nos hemos enfrentado con situaciones que me molestan mucho porque quiero que ambxs estemos cómodxs, tocar música es un momento súper sensible y si bien hace mucho que no nos pasa, nos sucedió que el sonidista me preguntara a mí qué necesitaba la banda o si me gustaba cómo sonaba la guitarra de Esme, y bueno, preguntale a ella, es su guitarra.

Esmeralda: Sí, en los estudios también. Cuando grabamos el primer disco fuimos a conocer tres estudios y hubo un tipo que durante los cuarenta minutos que duró la reunión, sólo lo miraba a Yago.

Yago: Incluso le hacías preguntas y me las respondía a mí…

Esmeralda: Y nos llamamos Ainda DÚO, o sea… (risas). Muy notorio. 

El 6 de abril de este año lanzaron Animal, con una identidad musical diferente a la que encontramos en Uno y Segundo, un disco al que podríamos darle volumen y bailar en una fiesta o en el balcón. Para la grabación contaron con el financiamiento que lograron a través del Mecenazgo del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. 

GCM 4495¿Cómo fue el proceso de composición esta vez y por qué el “giro” hacia melodías que no aparecían en sus anteriores producciones?

Esmeralda: Hubo intención de querer hacer algo un poco más arriba. Y volviendo a lo de las etiquetas, nos pasó que muchas veces nos dijeran que la nuestra era música tranqui y de siesta, hasta que nos incomodó un poco ese lugar, porque es verdad, pero creo que nos dio paja quedar ahí, en el tecito de las seis de la tarde.

Yago: No, y encima a nosotros nos gusta salir a la noche, bailar mucho.

Esmeralda: Nos gusta Michael Jackson, Yago fue metalero.

Yago: Sí, escuchamos mucho pop, es muy variada nuestra riqueza musical que no plasmamos en nuestra propia música y en este disco decidimos poder plasmar esta parte que tenemos más bailantera y popera de melodías un poco más fuertes y también esta necesidad de generar música que se pueda escuchar en diferentes ambientes.

¿Cómo eligieron los covers de sus discos anteriores?

Esmeralda: Con los covers empezamos en el primer disco y ahí teníamos muy claro que queríamos que no sea música de artistas contemporáneos a nosotrxs, teníamos una ambición de traer melodías olvidadas. Con Recuerdos de Ypacaraí pasó que quienes nos escuchan y son de nuestra generación se acordaron que su abuela les cantaba esa canción o la conocieron y flashearon con este tema que es increíble. Eso fue en la etapa del primer disco…

¿Y cómo llegaron a la versión de “Nunca quise” en Animal?

Esmeralda: Fue nada que ver a lo anterior, estábamos en una fiesta y empezó el tema, todxs se fueron a hacer pogo y nos quedamos ahí, empezamos a escuchar la letra casi que por primera vez, aunque obvio ya la habíamos escuchado tres mil veces y flasheamos, como faaa qué locura, así que llegamos a la casa y la sacamos. Teníamos un show en el ND por primera vez y fue como hay que cerrar con este tema, lxs dos solitxs con la versión más simple y minimalista del mundo para que la letra saliera ahí al frente que fue lo que a nosotrxs nos volvió a seducir de esa canción que había sido como adolescente.

Yago: Y creo que salió así tan chiquita porque después de la fiesta llegamos a casa de mañana y cansadxs, por lxs vecinxs qué se yo, con la voz así, salió como lenta y calladita.

¿Qué implica para ustedes ser músicx? 

Esmeralda: Ser músicx implica un montón de cosas. Hacemos nuestra página de internet, los flyers, producimos las giras, trámites, es un montón, y además ensayar y tocar que es lo que menos hacemos casi al final de la semana. Siempre es como ¡Uy, no tocamos nada! Pero está bueno también, nos sale porque somos manijas lxs dos.

Yago: A nosotrxs nos gusta por suerte, es re cansador pero está buenísimo. Hace dos meses empezamos a armar esta gira, a charlar con Paulina (de Cusca Risun Producciones) a ver qué hacíamos, que había un bar que podía andar bien, y ayer finalmente estábamos ahí y yo pensaba esto es increíble, porque vi mil mails y era real al final, encima estaba lleno, es increíble concretar algo y que funcione, no se puede creer cuando estás vos en todos los pasos. 

En esta práctica de músicxs independientes, ¿cómo fue contar con una financiación para el armado de la última producción musical? ¿tienen planeado mantenerse siempre en el circuito independiente?

Esmeralda: A la financiación la sentimos como algo muy bueno, qué liberador y qué empuje es tener plata para llevar a cabo un proyecto. En ese sentido si en algún momento alguien nos ofrece algo que sea en pos de mejorar la música, seguramente aceptemos.

Yago: Además, para que todxs pensemos y seamos conscientes de lo que pasa con el 99% de lxs músicxs que son lxs independientes: graban su música, componen sus canciones, programan las fechas, suben su música gratis y pagan para subirla, pagan sus discos y después la gente los puede escuchar gratis. Con lo del mecenazgo dijimos bueno, por fin nos pagan por componer y hacer música.

Ainda Dúo continuará con su gira Animal en junio por New York, Oakland y Los Ángeles, Estados Unidos. Además Yago y Esmeralda se presentarán por primera vez en uno de los mega festivales más conocidos de Argentina, el Personal Fest, que ocurrirá el 10 y 11 de noviembre en el Club Ciudad de Buenos Aires. El festival contará con artistas como Robbie Williams, MGMT, Belle and Sebastian. Por el momento todos los medios hablan de estas bandas, y el dúo argentino figura en las notas dentro de la clasificación “y otros”. La libertad de ser un montón de cosas en un montón de aspectos. 

Total
0
Shares
Artículo anterior

Comenzó el juicio a Cristian Aldana: puede quedar hasta 20 años preso

Artículo siguiente

La ONU encuadró el caso Facundo Ferreira como caso testigo de la violencia policial en Argentina

Artículos Relacionados
Total
0
Share
Absolvieron al imputado por el transfemicidio de Cynthia Moreira