Estas Leyendo:
Realizan presentación en el SIPROSA para que se investigue al dueño de Incubo
Nota Completa 7 minutos para leer

Realizan presentación en el SIPROSA para que se investigue al dueño de Incubo

Las mujeres que denunciaron violencia sexual en un local de tatuajes y perforaciones de San Miguel de Tucumán, acompañadas por abogadas de Mujeres x Mujeres, realizaron una presentación en el SIPROSA para que se investiguen los hechos.

Ayer se realizó una presentación en el SIPROSA para que se investigue las acusaciones que pesan sobre Sebastián Dip, dueño del local de tatuajes y perforaciones Incubo. La abogada Luciana Gramaglio de Mujeres x Mujeres hablo con La Nota y explicó las medidas que se adoptaron.

“Hicimos una presentación denunciando los hechos de violencia sexual que han sufrido las chicas. A partir de los testimonios que juntamos, venimos al SIPROSA porque es la autoridad de aplicación que se encarga de habilitar y fiscalizar este tipo de locales, son ellos quienes tienen que entregar la habilitación y fijarse que esté todo en regla. Lo que solicitamos en particular a esta institución estatal es que haga una investigación certera para que vean qué medidas se pueden tomar conforme a la ley 7.666 de habilitación de este tipo de locales que son de tatuajes y perforaciones”, comentó la abogada.

Conforme a esta ley, para el caso de menores de edad es obligatorio el consentimiento expreso de los padres, tutores o encargados, el que puede ser otorgado por escrito, en cuyo caso debe presentarse con la debida certificación de firma, sea notarial o policial, o personalmente al momento de realizar la o las prácticas. En ninguno de los relatos, donde las protagonistas eran menores de edad, él pedía el consentimiento de los padres, y si los pedía era simplemente de palabra.

Esta acción también busca ser preventiva para evitar que a otras chicas les pase lo mismo dado que es un local céntrico por el que circulan muchas menores de edad. Los testimonios son más de 30, todos coincidentes en el mismo accionar pero en diferentes años. La letrada agrega, “tenemos que tener mucho ojo porque muchos de los relatos eran de chicas menores de edad. A muchas les pasó entre los 14 y los 16. Se callan esto porque vivimos en una sociedad muy machista donde no es fácil denunciar los acosos y siempre una termina culpabilizándose. La mujer que sufre violencia sexual siempre termina pensando que de cierta forma pudo haber malinterpretado las cosas o haber hecho algo. Pero la realidad es que vivimos en una sociedad patriarcal donde no hay respeto por los cuerpos de las mujeres y donde tiende a objetivizarlos y sexualizarlos.”

El cuento del piercing

Consultada por la forma en la que se produjeron los casos según los testimonios, la abogada comentó que se ve un accionar sistemático. “Vemos que hay un patrón en todos estos relatos. En muchos de los casos las chicas no podían pasar acompañadas, lo que ya las pone en una situación de vulnerabilidad y a él en una situación de poder. El por su saber especifico que es la perforación, tiene más poder y haciendo abuso de este poder es que puede llegar a hacer cosas con las chicas completamente sin su consentimiento. Por ahí había escuchado que decía que ellas permitieron, ellas dejaron, pero en realidad hay que ver el trasfondo de la situación y todo se basa en esta relación desigual de poder y por eso la posibilidad de ejercer estas violencias contra las chicas.”

Según los relatos, Dip insiste en que pasen solas, a partir de ahí constantemente las incitaría y les insinuaría que se coloquen un piercing íntimo en los pezones o en el clítoris, todo el tiempo con connotaciones sexuales muy lascivas. Además, lo que se desprende de los testimonios, es que busca tocarlas, les desprende el pantalón o les levanta la remera, y en varios relatos denuncian que él se baja el pantalón para mostrarles un piercing que tiene en el pene.

Empoderarse para denunciar

En la presentación estuvieron las víctimas que se animaron a denunciarlo públicamente. Una de ellas, D. (se protege su identidad), comentó que no se esperaba tantos testimonios de tantas chicas cuando comenzó todo esto. “Siempre lo mismo, la oferta de piercing íntimo, la misma situación y peor, hay casos mucho peores en que llego a manosearlas, a tocarlas. Quedé super impactada porque en ningún momento me imaginé que iban a ser tantos testimonios y tantas chicas que les pasó lo mismo y durante tantos años, más de 10.”

Otra de las chicas, J., contó que al principio sintió mucha angustia. “Fue leer muchísimos testimonios de muchas chicas y cuando empecé a leer todo lo que le paso a las demás me di cuenta realmente lo que me había pasado a mi hace tres años. Al principio cuando salí del local pensé en que estaba queriendo ser buena onda, está queriendo ser copado me decía a mí misma. Pero después de tantos años y de leer lo que les había pasado al resto de las chicas fue darme cuenta que no era ni copado ni buena onda, que realmente había sido tremendo y que no era la única. Al principio angustia y ahora me siento aliviada, me siento bien, creo que está muy bueno que lo hayamos hecho, que lo hayamos llevado a otra instancia que no sea sólo el escrache público”.

La abogada Gramaglio contextualizó la denuncia en un marco más amplio de violencia hacia las mujeres. “En el momento que estamos viviendo, donde la violencia de género es un tema emergente y super importante, donde las mujeres sufrimos todos los días todo tipo de acosos y de violencias, creemos que el SIPROSA como órgano estatal no puede permitir que se habiliten este tipo de locales que ya tienen otro tipo de denuncias y que ya han sido escrachados. Le solicitamos sobre todo al sistema provincial de salud que implemente las medidas correspondientes. Y le pedimos expresamente la inhabilitación temporaria hasta tanto se resuelva la situación”. Y agregó, “nos llama muchísimo la atención que tenga un aval del estado para realizar un encuentro de tatuadores que se realizará en las próximas semanas, cuando es una persona que tiene denuncias por violencia. Creemos que el estado está avalando este tipo de violencias y no podemos seguir aceptando esto.”

No están solas

“Me parece que está bueno hacer algo al respecto, por ahí una piensa que no, porque el tipo tiene poder o influencias y que nosotras somos todas jóvenes y no tenemos los recursos que tiene él, pero nos sentimos super acompañadas por la fundación Mujeres x Mujeres”, afirmó D. luego de realizar la presentación. “Estábamos todas de acuerdo en que hagamos algo al respecto, que no lo dejemos solo en un escrache o en el boca a boca, porque ya con lo legal e institucional, más gente se puede enterar, y si logramos que lo inhabiliten estaría buenísimo para que no le pase más a nadie”.

“Sabemos que quizás falten muchos más testimonios. Queremos que las chicas se animen a denunciar, que sepan que está bien denunciar y que acá estamos todas acompañadas y protegidas por un grupo hermoso, así que les decimos que se animen”, concluyó J.

La Fundación Mujeres x Mujeres seguirán recopilando testimonios, protegiendo la identidad de las víctimas. Se pueden enviar por correo electrónico a fundacionmxm@gmail.com o contactarse telefónicamente a 381 – 4202976.

 

 

Comentar

Comentarios

Escribí tu busqueda y presiona enter.