Cultura

“Nosotras también estuvimos”, la historia de tres enfermeras en la guerra de Malvinas

En el documental de Federico Strifezzo Alicia Reynoso, Stella Maris Morales y Ana Masitto vuelven a la isla, después de 37 años, para contar sus vivencias. El film se podrá ver este jueves en Cine.ar TV y Cine.ar Play donde quedará disponible. También formará parte de la programación de Encuentro.

Este jueves, en conmemoración del 39° aniversario del comienzo de la guerra de Malvinas, se estrena Nosotras también estuvimos, un documental dirigido por Federico Strifezzo, que tiene como protagonistas a tres de las enfermeras que participaron del Conflicto del Atlántico Sur (denominación correcta del conflicto armado) en el Hospital Reubicable de Comodoro Rivadavia. El film se podrá ver a partir de las 20 en Cine.ar TV y en vivo en simultáneo por la plataforma Cine.ar Play donde quedará disponible a partir de ese momento gratis por una semana. Además el viernes, a partir de las 22, será parte de la programación de Canal Encuentro.

La película se sitúa en 1982 y sigue a Alicia Reynoso, Stella Maris Morales y Ana Masitto, jóvenes enfermeras de la Fuerza Aérea, que fueron enviadas a Comodoro Rivadavia, al hospital montado junto a la pista de aterrizaje del aeropuerto, para recibir a los combatientes heridos en las islas.

El film

Nosotras también estuvimos se posiciona: “Durante la guerra de Malvinas 649 soldados argentinos murieron y más de mil resultaron heridos. Muchos de ellos fueron atendidos por 14 enfermeras de la Fuerza Aérea en un hospital móvil ubicado en Comodoro Rivadavia. Después de 37 años de silencio, tres de ellas, Alicia Reynoso, Stella Morales y Ana Masitto, volvieron al lugar a contar sus historias”.

Aunque la historia de “las enfermeras de Malvinas” fue relevada en la prensa durante la guerra, su historia fue invisibilizada por casi cuatro décadas. El director Federico Strifezzo viajó con ellas a las locaciones reales donde vivieron esos días cargados de recuerdos dolorosos, y repasó las vivencias que las marcaron para siempre, en un contexto de machismo y discriminación que en esencia no ha cambiado. Alicia, Stella y Ana representan a las 14 enfermeras que aún hoy esperan ser reconocidas oficialmente como veteranas de guerra.

“El origen del documental se remonta a una foto, a una imagen”, cuenta el realizador audiovisual que también estuvo al frente de El Congreso en Dictadura (2016), Viaje a la Patagonia Austral (2017) y La batalla de Suipacha (2018). “Cinco mujeres caminando con uniformes verdes junto a cuatro ambulancias. Sonríen, parecen posar. Cuando vi esa imagen por primera vez en un portal de noticias me resultó extraña, nunca había visto nada parecido. Para mí la guerra era un tema de hombres, sobre todo en lo relacionado a Malvinas. La curiosidad despertó en mí el deseo de investigar; y rápidamente, redes sociales de por medio, pude contactar a Alicia Reynoso, una de las cinco mujeres de la foto”, agregó Strifezzo sobre la génesis del documental.

“Ya en el primer diálogo que tuvimos Alicia me habló de heridas, de soldados que pedían por sus madres, de oscurecimientos y amenazas de bomba, de trincheras en las que se escondían. Mi imaginario se vio sacudido. Nunca había escuchado ni visto nada de todo eso. A través de Alicia llegué a otras enfermeras, cada una con sus propias heridas. Pero si había algo que compartían era el dolor del silencio y del olvido al que habían sido condenadas después del 82. Habían aprendido a callar, a enterrar recuerdos que no las dejaban tranquilas; pero cada vez más, también, tenían ganas de hablar. Las acompañé durante un tiempo en su lucha, filmándolas en marchas, eventos y desfiles. Y así fue surgiendo el deseo de darle forma a una película que sirviera para desenterrar recuerdos y poner en imágenes lo que por tantos motivos no se quiso mostrar”, dijo y confesó: “El mayor deseo es que mañana, cuando alguien vea esa misma foto que llamó mi atención, y que con el tiempo se transformó en el afiche del documental, no sienta extrañamiento sino que reconozca a las enfermeras de Malvinas, y sepa que ellas también estuvieron”.

Las protagonistas

Alicia Reynoso nació en Larroque, en Entre Ríos. Ingresó a la Fuerza Aérea en el año 1980 y su destino fue el Hospital Aeronáutico Central como Jefa de Enfermería. En 1982 es convocada para participar en el Conflicto del Atlántico Sur, formando parte del equipo que integró el Hospital Reubicable instalado en Comodoro Rivadavia, realizando tareas de atención y evacuaciones aéreas junto al resto de sus compañeras. En 1986 abandonó la carrera militar. En el 2004 y 2007 participó en las misiones a Haití con los Cascos Azules de las Naciones Unidas. Hoy continúa trabajando en un Centro de Salud en Paraná, donde reside. En Crónicas de un olvido, libro autobiográfico, plasmó sus vivencias durante la guerra de Malvinas.

“Llegamos a Comodoro Rivadavia y el tiempo no había pasado desde aquel junio del 82 cuando lo dejé. Estaba todo ahí esperándome para que no lo dejemos morir en el olvido. Todo estaba tal cual lo dejé: las piedras, las casas a lo lejos, la vegetación seca pero resistiendo y el refugio. Todo, todo estaba tal cual lo dejamos. Y ahí estábamos para hacer visible todo eso que pretendieron borrar, pero no lo lograron después de tantos años. Porque la verdad tarde o temprano sale a la luz y ahí estábamos nosotras para contar y mostrar esta parte de la historia que se les olvidó, y continúan olvidando, pero que con este documental volveremos visible”, contó Reynoso y reproduce la gacetilla de prensa que anuncia el estreno del documental.

Alicia Reynoso

Por su parte Stella Maris Morales es de Villa María, Córdoba. En esa localidad se formó profesionalmente como enfermera. Ingresó a la Fuerza Aérea en el año 1981 y en 1982 fue convocada para participar en el Conflicto del Atlántico Sur, formando parte del equipo que integró el Hospital Reubicable instalado en Comodoro Rivadavia. En 1984, por motivos personales, abandonó la carrera militar y continuó trabajando en diferentes centros asistenciales de la ciudad. Es además licenciada en Gestión e Historia de las Artes, profesión que ejerce como voluntaria en distintas organizaciones civiles sin fines de lucro. “Llegar a Comodoro después de 37 años fue volver a un pasado repleto de silencios y pesares para rescatar aquellos recuerdos aquietados que te hacen doler desde el alma y allí estaban las casas, el molino, el refugio, el mismo olor del mar, los pastizales secos girando como una rueda loca y el viento. El mismo viento golpeándome la cara. Y de pronto recuperamos las voces, aquellas que los hombres de nuestra historia se encargaron de callar. Necesitábamos volver al lugar para abrazarnos y llorar juntas como en el 82 y dejarlo registrado en este documental. Porque nosotras también estuvimos”, apuntó a su tiempo sobre la producción.

Stella Morales

La última historia que cuenta la película es la de Ana Masitto, quien nació en Quilmes, provincia de Buenos Aires y realizó sus estudios de enfermería en la Facultad de Lomas de Zamora. En 1980 ingresó a la Fuerza Aérea como profesional de la salud, escalafón sanidad, desempeñándose en el área de Unidad Coronaria. En 1982 fue convocada para participar en el Conflicto del Atlántico Sur, formando parte del equipo que integró el Hospital Reubicable instalado en Comodoro Rivadavia. Finalizó su carrera militar con el grado de Suboficial Mayor, pasando a retiro en el año 2016. “Al verme reflejada en la pantalla allá en Comodoro, me resultan irreales y lejanas tantas emociones y recuerdos que tenía bien guardados, sin contar”, supo expresar.

Ana Masitto

Esta nota fue publicada en elciudadanoweb.com

Comentar

San Martin 1066 1º piso San Miguel de Tucumán Copyright © 2020 lanotatucuman.com todos los derechos reservados

Salir de la versión móvil