“Mi producción artística está atravesada por un discurso político orientado a la lucha feminista”

Hoy inaugura “Ebullición” en El árbol de Galeano-Club Cultural, una muestra de la artista Jessica Morillo a las 20 hs.

Con la curaduría y producción de Rastro, Ebullición aterriza en Tucumán después de haberse exhibido en el Museo José Hernández en C.A.B.A.. Jessica ganó el primer premio de la Bienal Latinoamericana de Joyería Contemporánea, espacio en el que se desarrolló Ebullición durante el año 2016.

thumbnail IMG 5112

Jessica Morillo también es Ansiosa Hormona, nombre con el que se introdujo en el mundo de la joyería de autor: un espacio en el que desafió a la joyería femenina tradicional con recursos, puntadas y estilos de tejido que interpelan -e incluso incomodan- a muchas personas. “El pelo, mi propio pelo es uno de los recursos con el que comencé a producir joyas. Se trata de un trabajo lento con el que logré un importante cuerpo de producción desde 2012. Pero recién este año desarrollaré un proyecto con el cual anclar -de algún modo- tantos años dedicados a la construcción de estas piezas”, contó Jessica en la redacción de La Nota.

Anticonfort y militancia feminista

Las piezas de Jessica incomodan porque irrumpen y cuestionan los estereotipos de joyas a los que estamos acostumbradas. Proyecto corpiño -a diferencia de las piezas de pelo-, es un proceso y un camino trazado que no sólo tiene años de anclaje, sino que es el espacio en el Jessica pudo combinar militancia feminista y construcción de sentido en contra del patriarcado, “es mi espacio de lucha”, expresó.

Proyecto corpiño funciona como una intervención en la vía pública construido a través de cientos de corpiños donados por distintas mujeres. El corpiño es una prenda que da cuenta de un cuerpo femenino intervenido y que responde al ámbito de lo privado. Sacar los corpiños de miles de mujeres a la vía pública, a las plazas, a las marchas y movilizaciones por la igualdad de las mujeres, genera controversias y complejiza el significado de esa prenda que se supone que es íntima. Es un proyecto mío pero colectivo a la vez y, en ese sentido, la acumulación de corpiños responde a la participación de cada una de las mujeres que se sumaron. Con este proyecto interpelo a la gente en la calle, fuera de las instituciones que regulan o legitiman el mundo del arte. He recibido y procesado todo tipo de reacciones y respuestas de la gente en estos espacios; pasé de recibir insultos y agresiones a que se me acerque una chica a decirme que era víctima de violencia dentro de su casa. Desde el principio busqué que mi producción artística sea atravesada por un discurso político orientado a la lucha de las mujeres y, a través de “Proyecto corpiño”, lo he logrado”, explicó Morillo.

Las reacciones de la gente en la vía pública, a partir de una intervención como Proyecto Corpiño, las irascibles, hostiles y violentas, son síntomas sociales que reflejan características ligadas a la educación, a la crisis económica y a la falta de contención política con que vivimos. Síntomas que nos llevan a reflexionar sobre algunas carencias que padecemos pero sin frenar el acto de visibilizar y denunciar otras problemáticas como la violencia de género. “Ebullición es mi homenaje, es el resultado de la lucha de la mujeres por nuestros derechos, lucha encarnizada en las calles, en las casas, en el laburo, en cada pedacito de espacio que habitamos, para transformar este mundo heteronormativo, clerical, patriacal y capitalista”.

Ebullición

“Es cada mujer que se anima a saltar el cerco y que apuesta a la lucha en estado de agitación. Cuando las mujeres nos organizamos, entramos en estado de ebullición. He visto mujeres que se transforman de víctimas a luchadoras. En la Comisión de Familiares de Víctimas de la Impunidad, te encontrás con mujeres que vienen demolidas, destruidas y, al salir a la calle, denunciar, organizarse y entender que lo que les sucedió singularmente a cada una no se trata de un caso aislado sino que es producto de una problemática social, al tiempo, luego de ese proceso, ves a esas mismas mujeres sumamente empoderadas, denunciado al Estado y luchando en busca de justicia.
Ebullición es una herramienta más de visibilización y denuncia contra los atropellos que aún padecemos las mujeres, lesbianas, travestis y transexuales”, finalizó Ansiosa Hormona.

29216569 1671242716303989 6004896383306301440 n

El evento en Facebook 

Total
0
Shares
Artículo anterior

Los niños y las niñas no mienten

Artículo siguiente

A 26 años del ataque a la Embajada de Israel, harán un acto en la ex Esma

Artículos Relacionados
Total
0
Share
Absolvieron al imputado por el transfemicidio de Cynthia Moreira