Conectate con nosotros
https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({ google_ad_client: "ca-pub-3498233345172395", enable_page_level_ads: true }); https://www.googletagmanager.com/gtag/js?id=AW-795390094 window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'AW-795390094'); function gtag_report_conversion(url) { var callback = function () { if (typeof(url) != 'undefined') { window.location = url; } }; gtag('event', 'conversion', { 'send_to': 'AW-795390094/jLK3CJ-2tbEBEI7hovsC', 'event_callback': callback }); return false; }

Actualidad

“La calle es la expresión de las vivencias del pueblo, y vamos a tener que estar ahí gane quien gane”

Norita Cortiñas visitó Tucumán para participar de una mesa panel sobre Derechos Humanos y Violencia Policial organizado por La Poderosa. Desde La Nota conversamos con la referente de Madres de Plaza de Mayo. Definiciones de una militante con más de 40 años de lucha.

Al grito de “Madres de la Plaza el pueblo las abraza”, el anfiteatro Central de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Tucumán recibió con aplausos a Norita Cortiñas, referente indiscutible de los Derechos Humanos y presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo.

Cortiñas llegó a Tucumán de la mano de La Poderosa para visitar los barrios y compartir una mesa panel sobre violencia policial junto a familiares de víctimas del gatilla fácil. A su lado se sentó Mercedes Ferreira, abuela de Facundo asesinado por la policía de Tucumán, y a su otro costado estuvo Isabel de la Cruz, cuñada de Ismael Lucena, también víctima de gatillo fácil. En representación de La Poderosa, estuvo el referente nacional Nacho Levy. Historias de luchas que se entrelazan en el dolor y el pedido de justicia, verdad y memoria.

“Necesitamos que entre nosotros haya diálogo para poder intercambiar los sueños que todos tenemos”. Minutos antes de comenzar la mesa panel, desde La Nota accedimos a una entrevista con la referente. Sus palabras claras marcan un norte que seguir. “El año que viene vamos a tener que estar todos en la calle nuevamente. La calle es la expresión de las vivencias del pueblo, y vamos a tener que estar ahí gane quien gane. Hay que reconstruir el país, porque fue desastroso todo lo que hizo este gobierno. Y entre todos vamos a tener que pelearla. Tiene que haber un Estado que gobierne con y para el pueblo”.

Con casi 90 años, Norita ya lleva más de 40 años de lucha. Está en todas partes. Marcha en Plaza de Mayo, acompaña a la familia Maldonado en Esquel, recuerda a Marielle Franco en el Obelisco. Juega al fútbol por la absolución de Higui, acompaña a la activista kurda Leyla Güven en huelga de hambre en Turquía. Se pone de pie junto a las comunidades originarias y en defensa de la Pachamama. A su pañuelo blanco que cubre su pelo cano lleno de sabiduría, se suma el pañuelo verde en su muñeca, y cada vez que levanta en alto su puño, reivindica la lucha por el aborto legal, seguro y gratuito.

Para el próximo gobierno ella tiene preparadas sus consignas. “No al pago de la deuda externa”, es la primera que dice. Aunque sostiene que el gobierno actual fue un gobierno elegido por el pueblo, afirma que Macri y su gabinete tomaron todas las determinaciones sin el pueblo. “Todo lo que se hizo por detrás del pueblo no hay que aceptar lo que él firmó. No queremos más que le saquen a la tierra nuestra el fruto para regalarsela a los extranjeros. No queremos más que Vaca Muerta sea un lugar de contaminación donde echen a los pobladores genuinos para hacerse un negocio y para molestar a la Pachamama. No queremos los agrotóxicos para que nos envenenen todos los días y no queremos que se persiga a las comunidades aborígenes, somos todos hermanos. Basta de hacer usura con el pueblo. Queremos que se respete a la vejez y a la niñez, que no haya niños que tengan que salir a pedir a la calle para comer”. Como una suerte de declaración de principios, las consignas de Nora se sustentan en las luchas colectivas de las que aprendió y supo hacer carne.

Tengo un compromiso con la vida. Las madres fuimos un movimiento colectivo. El compromiso es con la historia, los ideales de los 30.000 detenidos desaparecidos, de los más de 10.000 hombres y mujeres que estuvieron presos, todos torturados, para los que se tuvieron que ir al exilio, no querido y no dorado, también necesitamos recoger esas banderas de lucha. Y entonces no es una obligación, es un compromiso que tenemos. Salir a la calle, pero por un compromiso visceral. Las madres salimos a la calle desde adentro de las vísceras, no lo pensamos, no nos reunimos alrededor de una mesa. Cuando nos llevaron el hijo o la hija, fue como si te mutilaran, te sacaran un pedazo de tu cuerpo. Ese pedazo que te sacaron, quedó ahí, y ese vacío sangra. Entonces la sangre transformada en lucha, y la sangre en gloria para los que no están. Lo mejor es reivindicarlos todos los días. Las madres de los militares genocidas, no pueden salir a la calle a reivindicar a sus hijos”.

Cortiñas afirma ante la multitud que es apartidaria, que sería una contradicción responder a un partido político y defender los derechos humanos. Su responsabilidad es con el pueblo y no con un gobierno. Y sabe que la calle va a seguir siendo un escenario que ocupar gane quien gane el 27 de octubre. “Este país hay que recomponerlo. Cada gobierno le dio su saque, y lo principal es poder decir cuando el gobierno está actuando mal. Gane quien gane no hay que abandonar la calle”.

“No importa el partido político que gobierne, tampoco importa que nos digan que evitemos salir a las calles, nosotros debemos salir mientras haya un caso de gatillo fácil sin justicia”, dijo. “Ante la falta de justicia y la criminalización del pobre, lo único que tenemos es la lucha y la debemos dar en las calles. Tenemos que exigir a los gobernantes de turno que cumplan con lo que nos prometieron y la defensa de los derechos humanos no tiene banderías políticas, es la lucha del pueblo. Todos juntos y unidos“.

Durante la entrevista Norita afirmó que el gobierno macrista es fascista, siendo uno de los períodos donde más muertes en manos de las fuerzas represivas del Estado se registraron desde el regreso de la democracia, según CORREPI. Pero también recordó que, durante el gobierno de Néstor Kirchner, en 2006, desapareció Julio López. “Fue en otro gobierno, donde también tuvimos logros. Juicios especialmente, donde tenemos testigos de lujo, abogados y abogadas que siguen la ética de los testigos, fiscales y fiscalas, y algunos jueces y juezas que tienen mucho valor para lograr justicia. Ese es un logro que tuvimos del otro gobierno, pero cuando desapareció López silenciaron y negaron. Como este gobierno niega que Santiago Maldonado fue víctima de desaparición forzada seguida de muerte, que es el máximo delito. Se siguen cometiendo porque todavía no está la verdadera justicia y a tiempo, llega tarde. Algún día vamos a poder caminar por las calles sin miedo”.

Si las Madres no hubieran salido a la calle a gritar su dolor, el mundo no se hubiera enterado que en Argentina los militares torturaban, que se apropiaban de bebés, que se torturaba a mujeres embarazadas con su bebé en el vientre, que cuando nacían y en complicidad con una parte de la iglesia católica, le borraban su identidad. “Todo lo que hicieron lo copiaron de los nazis y todavía hay cosas que no salieron a la luz del todo. Lo que vivimos es para no olvidar y no perdonar. Acá tienen que ir a la cárcel los genocidas, los torturadores, los que robaron a los bebés, los que destrozaron el país, tienen que ir a la cárcel”.

El 10 de octubre en Tucumán comienza un nuevo juicio por delitos de lesa humanidad, donde César Milani, ex jefe del Ejército durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, será juzgado por la desaparición del soldado riojano Alberto Agapito Ledo. “Milani es un genocida, y está tapado por el gobierno de antes y el de ahora. Tienen un pacto para que salga libre y parezca que es un inocente. No es un inocente. Algún día se van a descubrir estas cosas. Él cometió delitos de lesa humanidad, y no puede ser que además intervenga gente para salvarlo. Eso nos duele, que quieran instalar esta complicidad para que el quede libre”, sostuvo Norita.

Norita es símbolo de lucha intergeneracional. La juventud la admira, y ella está orgullosa de la juventud que hoy copa las calles para reclamar por sus derechos, por una vida digna y libre de violencias. “Yo estoy orgullosa de la juventud que tenemos, me muevo entre mucha juventud, en distintos lugares, es una belleza porque todos están con planes para ayudar, cuando el Estado debería brindarles todo. Sin embargo, los jóvenes recogen el guante y salen a la calle a pelear. Todavía nos falta mucho, y vuelvo a repetir, que, a este gobierno, y al que va a venir, yo le digo estaremos en la calle todo lo necesario para que en este país el pueblo tenga una vida digna”.

Para cerrar, sus palabras de aliento es que no tengamos miedo. “Porque este gobierno nos tiene miedo. El pueblo tiene que demostrar que no les tiene miedo, es la única manera de caminar a mejorar algo: no tener miedo”.

Foto de portada Alejandra López

Escrita por

-

La Nota más leída

Este fin de semana se disputa el campeonato de rugby Veco Villegas

Deportes

“El caso de Belén no fue una injusticia aislada”

Actualidad

Comenzó el juicio por la tragedia de las militantes de H.I.J.O.S

Tucumán

Se realizarán las Primeras Jornadas Internacionales de Cannabis Medicinal y Científico en Tucumán

Tucumán

Agarrate Catalina: la murga como bastión de libertad y esperanza

Música

Ante el negacionismo, más memoria

Destacada

Suscribite a La Nota

Las más leídas

Advertisement
Conectate
Newsletter Signup

Suscribite a La Nota