Innoves: taller de cocina regional para el colectivo trans

La propuesta articulada entre Divas, LOTO y el Ministerio de Desarrollo Social comenzó a funcionar esta semana.

Esta semana comenzó el curso “Innoves”, un taller de cocina regional orientada al turismo y destinado principalmente a personas trans. La propuesta llegó de la organización santiagueña “Divas”, y se concretó por la articulación de LOTO con el Ministerio de Desarrollo de la Provincia.

El proyecto ya se está desarrollando en La Rioja, Santiago del Estero, Catamarca, Salta y Jujuy. Y ahora se suma Tucumán. “Decidimos junto a las chicas armar una propuesta interesante, generado desde la comunidad trans del NOA. La idea es, a través de la cultura y la gastronomía, que las diversas regiones del norte de nuestro país se conozcan. Las compañeras trans de cada provincia, que algunas pertenecen al programa Ellas Hacen Tucumán, ahora Hacemos Futuro, estamos nucleadas en esta propuesta diferente que apunta a conservar la cultura regional”, sostuvo Luisa Paz, referente de Divas y una de las impulsoras del proyecto.

  • Todavía está abiertas las inscripciones. Comisión 1: miércoles de 8.30 a 13.30 // Comisión 2: viernes de 8.30 a 13.30. // El taller forma parte de la oferta de capacitaciones del programa Hacemos Futuro y Ellas Hacen Tucumán. En el Andén, Ingenio Cultural, Charcas 21.

A través de la gastronomía con raíz cultural y recuperando las historias detrás de cada receta, abrir una puerta para que el colectivo trans logre obtener herramientas de empleabilidad. “Nuestra idea es que no termine solo en capacitaciones. En Santiago del Estero hay muchas fiesta populares y se realizan en predios grandes donde hay muchos puestos de comida regional, pero no hay uno representativo del colectivo LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y trans), y así en todas las provincias del norte. ¿Viste alguna vez un puesto LGBT con compañeras trans que estén repulgando la empanada y vendiéndole a la gente? ¿Por qué no generar esos espacios también?”, se pregunta Paz. “Que no solo termine en aprender a hacer la empanada, sino que también se traslade la responsabilidad de quienes organizan las fiestas populares, que le permitan a grupos de la diversidad que puedan tener su puesto de venta de comida en todas las fiestas populares que hace Tucumán, por ejemplo”, reforzó.

La propuesta de capacitación para el colectivo trans se fundamenta principalmente en la vulnerabilidad social del colectivo. Debido a la exclusión histórica, la discriminación y a la violencia, el promedio de vida particularmente de las mujeres trans no supera los 35 años.

“Tiene muchas aristas este proyecto, el principal es que las compañeras empiecen a circular y a pensarse en los ámbitos de la comida, de lo que es la cultura culinaria del Norte, y que puedan a partir de allí reforzar esos conocimientos y tener una pequeña salida laboral”, agregó Luisa.

En Tucumán las responsables del proyecto son Claudina Leguizamos y Gabriela de la Rosa, quienes forman parte de la organización LOTO (Lucha y Orgullo, Trans Organizades). Esta impronta, que los talleres sean pensados desde las personas trans es parte del proyecto. “Nosotras consideramos que en la construcción no podemos esperar desde afuera, sino subirnos a la construcción, pensar cómo construir una sociedad y esto de pensar es ser parte de la responsabilidad que implica”.

“Tucumán tienen determinadas particularidades”, sostiene Luisa. “Es una de las provincias en la que más violencia reciben las compañeras trans y donde el Estado no está presente. En Santiago no es que las compañeras no reciban violencia, si la reciben pero en menor grado y no es tan fuerte como aquí. También tiene que ver en como se ha construido la discriminación y el estigma relacionados a la población trans” afirma.

“Las compañeras trans necesitan ya, urgente que se implementen políticas públicas de inclusión y participación para ellas. Y la sociedad va con un proceso lento, a lo mejor pasan años y años hasta que la sociedad tucumana se de cuenta que estaba discriminando, que no era la forma de tratar. Hasta que pase todo eso, en el mientras tanto, muchas compañeras se siguen muriendo y seguimos sosteniendo ese promedio de vida de 35, 40 años lamentablemente. Hay que pensar cómo hacemos para que este proceso se acelere y que no se nos vaya la vida también, por que somos personas, nos atraviesan cosas, necesidades y muchas situaciones que hace que las propias compañeras militantes les cuente tal vez el triple llegar a encontrar ese equilibrio”, reflexionó Paz sobre la militancia trans en Tucumán y la violencia a la que se encuentran expuestas.

Por último, la referente señaló la importancia de que el ministro de Desarrollo Social de la Provincia, Gabriel Yedlin, haya participado de la presentación del proyecto. “Tiene un significado muy importante, que el Estado va a estar presente seguramente y va a ser el nexo probablemente para que dentro de un tiempo las compañeras puedan estar en las fiestas populares”, finalizó.

Total
0
Shares
Artículo anterior

¿Cómo será la grilla del Tafí Viejo Limón Rock 2019?

Artículo siguiente

Nacho Levy de La Poderosa: "Nosotros queremos que la pobreza hable"

Artículos Relacionados
Total
0
Share