En cuero y rockeando

Marilina Bertoldi es ,sin dudas, la rockera del momento: Ganó el “Gardel de oro” por su disco Prender un fuego y está nominada a los Grammys Latinos como mejor artista alternativa. Su última presentación en el Festival Futurock causó polémica en redes sociales porque censuraron las fotos de la cantante por mostrar sus pezones.

Marilina Bertoldi es, sin dudas, la rockera del momento: Ganó el “Gardel de oro” por su disco Prender un fuego y está nominada a los Grammys Latinos como mejor artista alternativa. Su última presentación en el Festival Futurock causó polémica en redes sociales porque censuraron las fotos de la cantante por mostrar sus pezones.

Vestida con un traje blanco, Marilina se presentó en el escenario del Malvina Argentina sin corpiño, sólo con un saco blanco y dió un show que fue transmitido por múltiples plataformas.

Los fans empezaron a subir a sus cuentas personales de instagram, fotos de la rockera y por tener contenido inapropiado fueron censuradas por la red social.

5082ad55 e519 485a aec1 031461e32bf2 rw 1920

Según detalla instagram, la censura “se aplican a fotos, vídeos y determinado contenido digital que muestren actos sexuales, genitales, primeros planos de nalgas totalmente al descubierto (…) y algunas fotos de pezones femeninos“.

Pero ¿por qué al pecho masculino se le deja subir fotos libremente y se censura uno femenino?

“En las civilizaciones clásicas era común sugerir el cuerpo a través de las túnicas, debido a ese afán del helenismo de exaltar la figura humana como ejemplo de belleza. Tanto en Grecia como en Roma la mujer puede insinuar su silueta, algo que comienza a variar desde finales del Imperio Romano y a lo largo de la Edad Media, cuando ya la oculta, al generalizarse el uso de dos o más túnicas superpuestas. La influencia del traje bárbaro en el mundo Occidental hizo que durante la Edad Media se protegiera el pecho femenino por existir, en los pueblos que ocuparon las zonas romanizadas, un concepto del desnudo que evitaba que ellas mostraran las partes relacionadas con la reproducción y nutrición” comentó la historiadora española Diana Fernández, docente de historia de la moda y experta en vestuario escénico, a Vogue.

Muchos cantantes se presentan en “cuero” en los escenarios, ya sea por calor o valor estético. Antes Mick Jagger, Iggy Pop y Resisdente; hoy en la escena nacional el trapero Ca7riel hace suspirar a sus fans. ¿Por qué esos pezones que incitan a la sexualidad no son censurados?

En el sexo juegan los pechos, pero también, otras zonas erógenas toman un papel activo, sin embargo no son censurados. Son un componente más de la anatomía, con derecho a gozar de la misma neutralidad, al menos, que sus homólogos masculinos. 

En cuanto a Marilina ¿es una fanática de los pezones? ¿una transgresora nata? ¿un objeto de deseo o una artista?. La respuesta es sí a todo. En 2016 en el vídeo de “Y deshacer”, la remera Bertoldi deja transparentar sus pezones y fue muy criticada por eso. “Muchos me recriminaron que nada de lo que hiciera a partir de ese momento iba a ser creíble –dice–. Me llevaron a pensar ‘Realmente, no debería haberlo hecho’. Pero pude recapitular. Mi mensaje no había cambiado, pero mis ideas estaban siendo condenadas porque mostré mi cuerpo, y lo que es más ridículo, mi pezón. Es estúpido. Es como que no se puede ser sensual y pensante a la vez, cuando es a la inversa: la inteligencia es sensual” dijo la artista a la revista Billiboard.

ihqJvl

Pero antes de Bertoldi, hay la artista estadounidense Lina Esco logró imponer #FreetheNipple. Esta campaña no aboga exclusivamente para que las mujeres puedan desnudarse el torso en cualquier momento, sino que busca eliminar las tendencias de la sociedad de sexualizar la parte superior del cuerpo de las mujeres, llamando la atención a hipocresías e inconsistencias en la cultura norteamericana y su sistema legal que refuerza tabús. 

Hace dos años nació en Barcelona Nipple Magazine, un perfil de Instagram que recoge cientos de pezones censurados bajo el hashtag #STOPnipplecensorhip. Una de sus creadoras Patricia Luján, hasta logró hacer una muestra con las historias de instagram que las usuarias difundían con el hashtag.

Captura de pantalla 2018 06 19 a las 11.29.06

En Argentina, más precisamente en la cobertura mediática del Encuentro Nacional de Mujeres, el cónclave feminista más importante del país, sólo trasciende las protestas de las manifestantes en “en tetas”, no sus consignas, no sus discusiones, sino la presentación de esos cuerpos sin corpiño en la escena pública.

Las redes no son más que un medio de comunicación, un panfleto de nuestra vida, de nuestros trabajos y de nuestros consumos culturales. ¿Cómo es posible que una plataforma que la construyen los usuarios tengan lógicas tan patriarcales de censura?

La información, incluso la modificación de los valores, permiten que los movimientos crucen las frontera gracias a las redes. Es momento que las argentinas nos sumemos colectivamente al #freethenipple cuestionando los mandatos de cuerpos hegemónicos al servicio del consumo y más al servicio de nuestro deseo.

Foto de portada: collage con foto de “Observandonos.com”

Total
0
Shares
Artículo anterior

¿Cuándo inician las inscripciones para la Junta de Clasificación Docente?

Artículo siguiente

El 40% de las personas que viven en el Gran San Miguel son pobres

Artículos Relacionados
Total
0
Share