El Pozo de Vargas, una herida abierta hacia la memoria

Se cumplen 19 años desde que se inició la investigación que abrió camino para identificar -hasta ahora- a 113 hombres y mujeres desaparecidxs durante la dictadura militar y el Operativo Independencia.

Desde 2002, el Colectivo de Arqueología, Memoria e Identidad de Tucumán Camit Tucumán e integrantes del Instituto Superior de Estudios Sociales (ISES, CONICET-UNT) realizan trabajos de arqueología y antropología forense que permiten el rescate de restos humanos que luego identifica el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF).

Por el Espacio para la Memoria y Promoción de los Derechos Humanos La Escuelita de Famaillá

El terrorismo de Estado eligió ese predio, entre Villa Muñecas y Tafí Viejo, para encubrir sus asesinatos y ocultar el destino de lxs detenidxs-desaparecidxs. A este antiguo pozo de agua fueron arrojadxs, a veces vestidxs, con objetos personales, pero también con elementos de tortura (vendas, esposas, sogas), personas secuestradas por las Fuerzas Armadas y de Seguridad. Es, junto con el Arsenal Miguel de Azcuénaga, el mayor lugar de enterramiento de desaparecidxs durante la dictadura y el Operativo Independencia.

Según testimonios obrantes en el Archivo Nacional de la Memoria y en causas judiciales, la mayoría de las víctimas estuvieron previamente cautivas en los centros clandestinos de detención “La Escuelita de Famaillá”, Jefatura de Policía de Tucumán y el propio Arsenal Miguel de Azcuénaga, entre otros.

Desde 2002, el Colectivo de Arqueología, Memoria e Identidad de Tucumán Camit Tucumán e integrantes del Instituto Superior de Estudios Sociales (ISES, CONICET-UNT) realizan trabajos de arqueología y antropología forense que permiten el rescate de restos humanos que luego identifica el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF).

En 2015 el lugar fue señalizado en el marco de la Ley de Sitios de Memoria, en un acto organizado por la Dirección Nacional de Sitios de Memoria, la Secretaría de Estado de Derechos Humanos provincial, y la presencia de familiares, ex detenidos y organismos de derechos humanos.

El 24 de abril de 2002 se inició la investigación que abrió camino para identificar -hasta ahora- a 113 hombres y mujeres.

Este es el relato de cómo empezó ese proceso, que hace en primera persona Josefina Molina, militante de Derechos Humanos, hija de quien fuera senador y vicegobernador de Tucumán, Dardo Molina, y querellante en la causa por el secuestro de su padre, en diciembre de 1976, y cuyos restos fueron hallados en el Pozo de Vargas, en 2014:

na04fo01 7
 Imagen: Atilio Orellano/Zur

“Fue un 28 de febrero de 2002. En el programa radial de (Omar) Nóblega, estando en mi trabajo, escucho una entrevista a un periodista de Buenos Aires, que relataba que -en Tucumán- existía un pozo de agua que fue usado por los genocidas para arrojar los cuerpos de sus víctimas. Lo describió tal cual es, pero dijo tiene 70 metros de profundidad y que allí arrojaron casi 210 cuerpos, entre ellos los de Molina, Luis Falú y José Chebaia, y que ese mismo día, ingresaría la denuncia en el juzgado Federal, de mano de Enrique Romero“.

“Al término de dicha entrevista, llame a Nóblega y me paso el contacto. Al dirigirme al periodista porteño, le pregunte que cómo podía asegurar que el cuerpo de mi padre fue arrojado en ese pozo. Su respuesta fue: tomé tres nombres de militantes reconocidos, para sumarle importancia. Con la abogada Laura Figueroa pude corroborar que la denuncia había sido presentada.

Luego de algunas gestiones, fuimos siete personas las que pudimos presentarnos como querellantes.
Y así fue que, el 24 de abril de 2002, ingresamos. Peritos, juez, secretario, policia. Gracias a mi pedido al juez Raul Ménder me permitieron ingresar.

Lo histórico de ese día fue la cantidad de familiares (de víctimas del terrorismo de Estado) que esperaban afuera, con sus fotos y sus rostros como envueltos en una aureola de luz de esperanza.

Fueron años de apoyar esta investigación, hasta que -a finales de 2004- lograron extraer pequeños fragmentos óseos. Al ser analizados, resultaron ser humanos. También recuerdo un botón, una etiqueta de talle 42.

Cuatro o cinco años pasaron, hasta que lograron descender a la profundidad en que estaban los cuerpos.

Desde un principio, sentí una conexión con ese lugar. Tanto, que ya en 2002 plastifiqué la foto de mi papá y la colgué en el alambrado (que rodea el predio).

Recuerdo, que -cuando se extraían los restos óseos y todavía no se había construido el laboratorio- se exponían a un costado, en el borde del pozo, sobre el piso. Allí controlaba el médico forense, el secretario del Juzgado y las querellas con las explicaciones de los peritos. Son imágenes que me quedarán de por vida.

Era la prueba del horror. Podíamos ver como tomaban una camiseta, de esas blancas, que usaban los varones como musculosas, pegada al tórax.

En 2014, sucedió.

El 20 de febrero, estando en la calle, sonó mi celular. Eran las 9.30. Era un perito del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF: ‘Debe pasar por el despacho del juez Daniel Bejas a las 11′. Me senté en un café y creo que fue el mas largo de mi vida. Siempre piden que no vayamos solos. Me acompañaron mis hijos Leila y Andrés, y Patricio, mi sobrino.

Al entrar a ese despacho, me explicaban: ‘hemos identificado a su padre. Se efectuó los estudios a un fragmento de cubito, sobre un canino y un molar’.

¿Me alegré? No.
¿Me emocione? No.
Me enojé.
Les dije ‘¿cómo pueden analizar piezas dentales? Dientes sueltos son dientes muertos. Además, cómo pueden referirse a que ‘identificaron’?

Ante mi reacción, me amplían diciéndome que habían encontrado su mandíbula y los dientes estaban adheridos.
Les dije que, cuando tenga el esqueleto completo, recién digan que fue identificado. Pueden usar el término ‘por tales restos óseos se determino que Dardo Molina fue arrojado al Pozo’. Nunca, como querellante, acepte esta metodología de notificaciones esporádicas. No se sabe cuándo se hace el duelo o cuándo se lo podrá enterrar.

Recibí notificaciones -después de la primera en 2014- de avances de reasociación intraesqueletal en 2015, en 2016 y 2017. Y aún no recibí todos sus restos.

En estos 19 años, en los que he presenciado todas las medidas de extracciones, tuve una sola duda: Después de saber que a mi papá lo arrojaron ahí ¿podre seguir mirando, observando?
Y sí. Respiré hondo y seguí.

Sacaba fotos a todo. Y un día, casi no podía creer lo que veía: Una prenda, llena de tierra, que envolvía sus óseos y que los peritos separaban con cuidado.

Un año después, controlando lo que me me informaban del EAAF, comprobé que era el pantalon de mi papa.
Esta investigación debe quedar para la historia. Ese Pozo al final fue el generador de las aureolas de esperanzas en los familiares el 24 de abril de 2002, hace 19 años.

Memoria Verdad y Justicia. Y mi eterno agradecimiento a los peritos del CAMIT

POZO DE VARGAS 2002- 2021- 19 AÑOS DE INVESTIGACION
Estos son los nombres de las 113 personas identificadas – recuperadas por el Camit Tucumán

  1. ABAD, ROUMALDO RICARDO
  2. ARAYA, RAMÓN BENITO
  3. ARCHETTI, ARMANDO
  4. ARIAS, DARDO EXEQUIEL
  5. ARIAS, SEGUNDO BONIFACIO
  6. BARRIONUEVO, MARÍA DEL TRANSITO
  7. BARRIONUEVO, MARIO
  8. BERMEJO GARCIA, RICARDA AZUCENA
  9. BIANCHI, RAMÓN OSCAR
  10. BRIZUELA, ROQUE MARCELINO
  11. BULACIO, EDUARDO OSCAR
  12. CAMPOPIANO, JULIO CÉSAR
  13. CASTELLANO, RENÉ ARMANDO
  14. CARABAJAL, HÉCTOR RUBÉN
  15. CARRIZO, JUSTINA ANDREA
  16. CARRERAS, JUAN FRANCISCO
  17. CASTILLO, MARTA AZUCENA
  18. CASTRO, HUGO DEMETRIO
  19. CENADOR DE RONDOLETTO, MARÍA
  20. CERROTA, ALICIA DORA
  21. COLOMBETTI, LILIANA TERESA
  22. CORBALÁN, FELIX VICTERBO
  23. CORREA, ARNOLDO CESAR
  24. COSENTINO, ALBA LUZ
  25. COSTILLA, GABRIEL FERNANDO
  26. DANUN, JUAN ANGEL
  27. DANUN, RAÚL ROQUE
  28. DÍAZ, DOMINGO CÉSAR
  29. DÍAZ, ENRIQUE LISAURO
  30. DÍAZ, FRANCISCO EDUARDO
  31. DÍAZ, ENRIQUE GONZALO
  32. DÍAZ, MANUEL JULIO
  33. DÍAZ SARAVIA, JOSÉ HORACIO
  34. DI LORENZO, JUAN CARLOS
  35. ESPECHE, RAFAEL CARLOS
  36. FALÚ, LUIS EDUARDO
  37. FIGUEROA, GLORIA SUSANA
  38. FIGUEROA, MIGUEL ÁNGEL
  39. FERREYRA, MOISÉS ANTONIO
  40. FOCHI, GUSTAVO ADOLFO
  41. FURTH, FEDERICO ADOLFO
  42. GIMÉNEZ, ARMANDO RICARDO
  43. GIMÉNEZ, EDUARDO NICANOR
  44. GIRIBALDI, OSVALDO JOSÉ GREGORIO,
  45. GONZÁLEZ, HERNÁN EUGENIO
  46. GONZÁLEZ, MANUEL ÁNGEL
  47. GONZÁLEZ, MARÍA CELESTINA
  48. GUERRERO, TERESA MERCEDES
  49. HERRERA, LUIS MAGIN
  50. HERRERA, NESTOR UBALDO
  51. IRAMAIN, MARÍA TRINIDAD
  52. JARAMILLO GALINDO, MARÍA DEL CARMEN DEL VALLE
  53. LAZARTE, JUAN RENÉ
  54. LESCANO, LUIS ALEJANDRO
  55. LIZARRAGA, HUMBERTO ADOLFO
  56. LÓPEZ, JOSÉ ENRIQUE
  57. LÓPEZ, FELIX DANIEL
  58. MANFREDI, ÁNGEL VICENTE
  59. MARTÍN, JULIO ANTONIO
  60. MARTINEZ, ALBERTO EUGENIO
  61. MEDINA, ÁNGEL ALFONSO
  62. MÉNDEZ, ÁNGEL ADOLFO
  63. MOLINA, DARDO FRANCISCO
  64. MORALES, REYES HUMBERTO
  65. MORETTI, ESTHER VICTORIA
  66. MUÑOZ, OSVALDO
  67. NAVARRO, LEOPOLDO REYNALDO
  68. OCHOA SANTOS, ALCIRA
  69. OLIVERA, JUAN MANUEL
  70. ORTIZ, RAMÓN ANTONIO
  71. OSORES, CARLOS RAÚL
  72. PALAVECINO, DOMINGO VALENTÍN
  73. PAZ, ANTONIO DOMINGO
  74. PÉREZ, MARCOS ANTONIO
  75. PISCULICHI, RICARDO ALBERTO o
    PISCULICHI, ROLANDO DE JESÚS ,
    (siendo indistinguibles desde el punto de vista genético).
  76. PONCE, HUMBERTO RUBÉN
  77. RACEDO, JOSÉ INOCENCIO
  78. RAMOS, JOSÉ EDUARDO
  79. REYES, MANUEL ZOILO
  80. ROJAS, MANUEL ARTURO
  81. ROMANO, ANTONIA ESILDA
  82. ROMERO, ROBERTO JULIO
    -ROMERO, JORGE LUIS
    hermanos y no se determinó cuál de los dos está identificado.-
  83. ROMERO, SAMUEL GERÓNIMO
  84. RONDOLETTO, JORGE OSVALDO
  85. RONDOLETTO, PEDRO
  86. RONDOLETTO, SILVIA MARGARITA
  87. SAFAROV, VICTOR HUGO
  88. SALAZAR, ANTONIO ERNESTO
  89. SÁNCHEZ, ENRIQUE ALBERTO
  90. SÁNCHEZ, MARÍA TERESA
  91. SOSA de REYNAGA ANA MARÍA
  92. SOSA MIGUEL ÁNGEL
  93. SOSA, VICTOR HUGO
  94. TOLOSA, JOSÉ FRANCISCO
  95. TREJO, JUAN CARLOS
  96. VARGAS AIGNASSE, GUILLERMO
  97. VAZQUEZ, HÉCTOR RAÚL
  98. VEGA, HUGO ARNALDO
  99. VEGA, ROBERTO RAYMUNDO
  100. VICENTE, SANTIAGO OMAR
  101. YBARRA, EMILIO ANTONIO
  102. URUEÑA, JOSÉ SERAFIN o
    URUEÑA, MANUEL IGNACIO ,
    hermanos gemelos, ambos
  103. ZARATE, RAMÓN ALFREDO
  104. ZELARAYAN, NILDA LUCRECIA
  105. ZURITA, JULIO OSCAR
  106. GALLO JUAN CARLOS
  107. POLI JOSE FERNANDO
  108. ROMANO DARDO HUGO
  109. DEL CASTILLO JULIO ARNALDO
  110. GIANFRANCISCO MANUEL ANTONIO
  111. LOPEZ MIGUEL ANTONIO
  112. SEGUNDO RICARDO CORRALES
  113. ROSA RINA ALARCON
Total
15
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

catorce + trece =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anterior

Caminando hacia Andalgalá: marcharán desde distintos puntos del Valle en defensa del Aconquija

Artículo siguiente

Camino‌ ‌a‌ ‌los‌ ‌Oscars‌ ‌2021:‌ ‌Mank, otra carta de amor al cine

Artículos Relacionados
Total
15
Share