La Nota

Un nuevo medio para tus ideas

Arte

Curaduría de una urgencia en el Museo “Timoteo Navarro”

Este viernes 8 de marzo, el Museo Provincial de Bellas Artes inaugura la exposición “La gota que abre la piedra”, a partir de una pequeña y valiosa parte de su patrimonio artístico, en el marco del Día Internacional de la Mujer.

El Museo Provincial de Bellas Artes “Timoteo Navarro” abre sus puertas hoy con la exposición La gota que abre la piedra, mediante una pequeña colección de artistas mujeres de principio de siglo XX, que permanecerá habilitada a lo largo del mes dedicado a las luchas feministas y disidentes.

“Esta propuesta tiene como objetivo hacer visible la presencia de las mujeres artistas en un recorte del patrimonio artístico provincial (desde 1918 hasta 1954), quienes a través de sus producciones y trayectorias, fueron abriéndose paso, poco a poco, en un sistema de arte hegemónicamente masculino”, explicó la directora del museo, licenciada Cecilia Quinteros Macció.

“La muestra, a su vez, habilitará información sobre las distintas mujeres que formaron parte del museo, desde la primera que ganó el salón hasta la primera mujer jurado. Creo que es importante -como responsable de un patrimonio artístico- revisarlo, hacernos preguntas y buscar respuestas en las obras de estas artistas que estuvieron mucho tiempo en silencio”, agregó.

“Su nombre, La gota que abre la piedra, es una referencia metafórica de las pequeñas acciones que, inicialmente, dejaron una marca que funcionó como puntapié de un proceso que sigue vigente en la actualidad y que ha cobrado en los últimos años fuerza masiva y colectiva”.

La licenciada Quinteros Macció coordinó el armado del proyecto, cuya curaduría se corre de una posible instancia técnica, semiológica, o de mímesis narrativa y moderna -a los ojos de Danto- para dar lugar a una memoria y necesidad de visibilizar las obras de artistas mujeres que fueron recientemente desempolvadas del acerbo patrimonial del museo a su cargo.

Principios de siglo XX

“Se trata de un pequeño proyecto institucional que comenzó a gestarse el año pasado, con el fin de visibilizar a un grupo de artistas de las que casi no hay información”, señaló. “Queremos brindar un espacio de reconocimiento, porque se trata de las primeras mujeres artistas locales del patrimonio artístico del museo, que sin dudas dejaron huellas y marcaron el rumbo de parte de las reivindicaciones actuales”, reflexionó.

Entre las artistas que forman parte de “La gota” se encuentran Emilia de Felipe de Ortega, autora de la primera obra de artista mujer que ingresó al patrimonio y María Julia Sal de Aráoz, mentora de la obra más antigua que posee el museo en manos de una mujer. “Un dato curioso es que todos los premios del Salón de 1954 de la sección Dibujo-Grabado fueron adquiridos por mujeres: María Estela Mejías, Mercedes Romero y María Eugenia Aybar“, relató Quinteros Macció.

El conocimiento sobre algunas de las obras y las artistas es reducido, y desde el Departamento de Patrimonio artístico del museo reconocen que es muy poca la información disponible sobre las artistas, lo cual se puede interpretar como una consecuencia de lo mismo que motiva e impulsa a las trabajadoras y trabajadores del museo a montar esta muestra. “Conocer las trayectorias de estas mujeres en el ejercicio de su arte cuando no tuvieron el reconocimiento que merecían es una tarea pendiente de investigación para el museo”, continuó.

Perspectiva diversa

La directora del “Timoteo Navarro” destaca que, a diferencia de la mayoría de las mujeres y disidencias que padecen el peso del patriarcado a través de violencias, desigualdades de oportunidades y ejercicios de derechos, “la presencia femenina entre los trabajadores y trabajadoras del museo es mayoría. Además, quienes trabajan aquí, lo dejan todo. Hay mucha pasión y amor por lo que hacemos y como mujeres nos sentimos orgullosas de poder expresarnos en este contexto”, destacó.

Quinteros Macció señaló también que distintas muestras sobre mujeres en el marco del Día Internacional de la Mujer se realizaron desde hace más de 4 años, “porque es real que varias mujeres hemos ocupado distintos cargos y responsabilidades en este museo”, agregó. Sin embargo, aún es materia pendiente para cientos de mujeres artistas en la provincia, que las entidades culturales reguladoras de los circuitos institucionales de las artes, garanticen en todas sus actividades (salones, concursos, muestras, patrimonio artístico, etc) igualdad de oportunidades en materia de género.

María Julia Sal de Aráoz , “Caperucita y el lobo” (1918) óleo sobre tela, 80 x 120 cm.

Algo de luz

La gota que abre la piedra es una referencia metafórica de las pequeñas acciones que, inicialmente, dejaron una marca que funcionó como puntapié de un proceso que sigue vigente en la actualidad y que ha cobrado en los últimos años fuerza masiva y colectiva”, reflexionó la directora.

“Creo que al poner a estas artistas de manifiesto, invitamos a la reflexión sobre la institución del arte en sí mismo, cuestionando, las ideas preestablecidas sobre el feminismo y sus reivindicaciones en el tiempo. Igualmente, desde el museo entendemos que un reconocimiento como este no es suficiente; debemos generar cambios más sustanciales en todas las propuestas del ámbito cultural. Recién empezamos”, concluyó Cecilia Quinteros Macció para La Nota.

Además, en la exposición del 46° Salón de Tucumán para el ámbito nacional de Artes Visuales y en consonancia con “La gota”, se habilitarán imágenes con códigos QR con información de diferentes premios y menciones obtenidos por mujeres en la historia de los salones organizados en la institución.

La gota que abre la piedra podrá ser visitada de martes a viernes de 09.00 a 12.30 hs y de 16.30 a 20.30 hs; sábados y domingos de 16.30 a 20.30 hs y feriados de 17.30 a 20.30hs. Entrada libre y gratuita.


Fotografías: María Mines

Chateá Con La Nota