La Nota

Un nuevo medio para tus ideas

Salud

Aumentaron los casos de Hantavirus y preocupa el recorte en políticas de salud

Se registraron una veintena de casos confirmados y nueve fallecidos por el virus. Alerta por la degradación, de parte de Cambiemos, del Ministerio de Salud a Secretaría.



Desde mediados de diciembre rige la alerta epidemiológica por la veintena de casos de hantavirus que se registraron en Chubut y por las nueve muertes que provocó el virus. El nuevo brote epidemiológico encendió las alarmas ya que existe la sospecha de que el virus haya mutado y esta situación se agrava por el recorte que llevó a cabo Cambiemos en el área de salud pública, sobre todo en el sector de epidemiología.

Es habitual que surjan brotes de Hantavirus, pero lo que llama la atención, esta vez, es la cantidad de víctimas fatales y la sospecha de la mutación del virus. Como así también que, en varios casos, el contagio se haya producido de persona a persona y no por contacto directo con el roedor.

El Hantavirus es una enfermedad que se transmite por vía inhalatoria,respirando el aire contaminado con secreciones de roedores (orina, saliva, excretas), por el contacto directo con roedores o sus secreciones, o por ingesta de alimentos o agua contaminada. Se ha detectado también la forma de transmisión interhumana a través de un genotipo especial del virus llamado Andes, aunque esta se da con menor frecuencia.

En la Argentina, los transmisores del virus son los roedores silvestres de la familia Muridae que presentan una infección crónica oculta sin síntomas, mientras eliminan al virus a través de la orina, saliva o excretas.

Al respecto, el vicepresidente de Soberanía Sanitaria, Federico Kaski, advirtió en diálogo conEl Destape que “el brote es una situación grave y preocupante porque el último brote grande que hubo fue en la década del ’90 por lo cual se requiere extremar las medidas por parte del ex Ministerio de Salud”. Además, apuntó sobra “la sospecha que todavía no fue desmentida ni confirmada por la Secretaría de Salud de que podría haber algunos casos de los que están confirmados que no fueron trasmitidos por el roedor sino por otra persona infectada”.

Subrayó, en ese punto, que de confirmarse esta sospecha “sería aún más grave la situación porque sería una variación de la forma habitual en la que se trasmite el virus” y apuntó que “sería fundamental saber en qué grado de alarma se está respecto a esto pero todavía el ex Ministerio de Salud lo ha informado”.

Asimismo, el médico sanitarista reparó en que “el ex Ministerio de Salud tuvo importantes recortes en áreas de epidemiología que se ocupaban de la prevención y abordaje de diferentes virus”. Y puntualizó que “se retiraron equipos territoriales que trabajaban en muchas provincias en la prevención de los vectores en general”.

“En estos momentos, se nota la ausencia de la Secretaría de Salud que no pone en alerta la situación, no brinda la información necesaria y estamos en el peor de los escenarios porque circula mucha información y no sabemos cuánta es real y cuanta no”, criticó Kaski y reclamó que “el ex Ministerio se ponga a la cabeza de esta situación”.

Además, cuestionó que “no hay una autoridad del ex Ministerio que se haya presentado en la zona en donde está el brote” y sostuvo que “se ve la ausencia de políticas de Estado para tratar de disminuir lo máximo posible”.

Frente a esta situación que se cobró la vida de 9 personas, el integrante de Soberanía Sanitaria explicó que “el virus suele aparecer en lugares donde está la presencia del roedor y la persona tiene que estar en contacto con el animal. No obstante, los motivos por los que empiezan el brote son variados, son múltiples” y analizó que “el riesgo de que el brote se extienda a otras provincias, existe en la medida de que no haya una política pública para detener y disminuir al máximo la expansión del brote”.

Y conjeturó en que “si se confirma la situación de que una persona se contagió por trasmisión de otra persona, eso aumenta el riesgo” por la cantidad de turistas que visitan la zona y podrían haber contraído el virus.

En tanto, para prevenir el médico sanitarias aconsejó: “Tratar de evitar que los roedores ingresen a los hogares donde desenvuelven su vida cotidiana, no dormir en contacto directo con el piso, cerrar todos los agujeros mallas de alambre, de acero para evitar que ingresen en los hogares, erradicar el cúmulo de basura y de todas las cosas que atraen a los roedores como paja, madera, leña, esas cosas que son donde habitualmente arman sus nidos”.

Hasta el momento, la Secretaría de Salud solo ha publicado un comunicado con la alerta epidemiológica y confirmando el aumento de casos hasta el 16 de diciembre de 2018 pero nada más.

Síntomas

Los síntomas se parecen a un estado gripal: fiebre, dolores musculares, escalofríos, cefaleas (dolores de cabeza) náuseas, vómitos, y a veces dolor abdominal y diarrea. Después de algunos días puede haber dificultad respiratoria que puede agravarse produciendo lo que se conoce como “síndrome cardiopulmonar por hantavirus”, que si bien es poco frecuente puede llevar a la muerte si no ser tratado a tiempo. No existe tratamiento específico. (Fuente: El destape)

Autor/a
www.lanotatucuman.com
Chateá Con La Nota