La Nota

Un nuevo medio para tus ideas

Actualidad

Arte contemporáneo: el verbo “historizar” desconoce fronteras

Este fin de semana, desde el proyecto Linde contemporánea realizaron una “Jornada abierta de investigadores”. El eje de discusión fue el acceso crítico al estudio sobre artes visuales y cómo reconstruir, desde las ciencias sociales, los problemas percibidos en el medio artístico local.

“Entendiendo una Bienal como dispositivo de articulación de capitales, que asume un posicionamiento ideológico a través de su discursividad, buscaré detectar la estructura de las negociaciones involucradas, y el grado de incidencia de sus políticas dentro del campo de las artes visuales, en el territorio en que sucede”, fue la hipótesis planteada por Evi Tártari para su investigación sobre la Bienal del Mercosur, expuesta recientemente en Überbau house de São Paulo, Brasil, en el marco de la residencia Sistemática y seductora, coordinada por Jorge Sepúlveda y Guillermina Bustos y que días atrás fue citada en la Jornada abierta de investigadores, organizada por Linde contemporánea en El pasaje. En la jornada también participó como disertante invitada, la Dra. Isabel Aráoz.

Evi Tártari en la residencia de investigación de arte “Sistemática y Seductora”, realizada en Überbau_house, São Paulo, Brasil

Muchos artistas, gestores, curadores y académicos de historia del arte coinciden en que Tucumán contiene una fuerte escena alrededor del arte, pero fundamentalmente desde la producción. “En la jornada compartí parte de mi experiencia y establecí algunos paralelos para comparar la escena tucumana con algunas particularidades de la brasilera, en relación a algunas dinámicas y respectivas tensiones”, explicó Tártari.

“Investigar un contexto desconocido para mí, como Brasil, me llevó a estudiar agentes y negociaciones desde una perspectiva foránea de esa escena. Entendí que las escenas son susceptibles de ser analizadas, pero que no siempre implican una subordinación a otra más jerárquica. Si bien la lógica que mueve al mundo del arte es la del mercantilismo capitalista, no siempre se trata de una subordinada a esta, si no de acciones y alianzas estratégicas según intereses singulares y eventuales”, continuó la investigadora, agregando que el proyecto de Linde es muy valioso para Tucumán porque motoriza e incentiva la rama de la investigación.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Jornada abierta de investigadores, septiembre de 2018

Confín y partida

Linde contemporánea es un programa autónomo de investigación en arte en el marco de Borde galería, en la ciudad de San Miguel de Tucumán y es coordinado por el Lic. en Filosofía, Luis María Rojas (director) y la artista e investigadora, Romina Rosciano Fantino (co-directora). Es una propuesta abierta para toda persona interesada en construir colaborativamente la escena contemporánea y socializar los resultados alcanzados. Asimismo, ofrece a través de sus pasantías de formación, la posibilidad de comenzar o profundizar tareas de investigación bajo la dirección y guía grupal del equipo.

“Nuestro Programa de investigación, al plantearse como autónomo en relación a instituciones universitarias, alienta la diversificación de enfoques epistemológicos y metodológicos, lo que nos permite gran flexibilidad a la hora de construir nuestros objetos de investigación y diseños metodológicos”, explicó Luis María.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Encuentro de Jóvenes Investigadores en Artes Visuales Linde, abril de 2018.

Investigación “no formal”

“Linde surgió como un espacio de reflexión crítica y curatorial en el año 2015 en el marco de Borde galería, pero con el paso del tiempo fue redefiniendo su perfil hasta configurarse en uno de investigación científica en artes visuales y orienta su trabajo hacia el sistema del arte local y su relación con otras escenas regionales y latinoamericanas, desde el enfoque de las ciencias sociales”, continuó Rojas. “Entre los objetivos más generales que planteamos se destaca el de reconstruir críticamente la escena del arte contemporáneo local durante el primer cuarto del siglo XXI, indagando, por un lado, en las producciones artísticas y discursivas y, por otro, en el trabajo de las instituciones oficiales y de las gestiones autónomas en Tucumán”, agregó.

“El proyecto Linde existe, y funciona de manera autónoma, principalmente por la falta de incentivo por parte de instituciones formadoras (como la universidad), para fomentar y desarrollar la investigación científica en el ámbito del arte. Los jóvenes interesados, no son seducidos por la institución y -en muchos casos- son rechazados o frustrados por un sistema obsoleto y poco comprometido con la construcción de pensamiento crítico sobre nuestra realidad artística, cultural y política”, reflexionó.

Acciones y propuestas

“En abril de este año -como antecedente de la actividad de este sábado-, Linde realizó el Primer Encuentro de Jóvenes Investigadores en Artes Visuales que tuvo una gran demanda por parte del público y al que asistieron investigadores de Salta, Córdoba y Santa Fé, se hicieron videoconferencias con investigadores de Buenos Aires y Brasil y se convocó a doctores en Letras, Historia y Artes que trabajan en el medio local.

Durante el mes de octubre varios miembros participarán del Encuentro del CAIA (Centro Argentino de Investigadores en Artes) donde expondrán avances de sus proyectos de investigación además de realizar otras actividades con la comunidad de artistas tucumanos residentes en Buenos Aires. Y en el mes de noviembre, Linde organizará junto al CEPAC (Centro de Estudios y Prácticas artísticas Contemporáneas) un encuentro por el 50 aniversario del “Tucumán Arde”, considerado como uno de los fenómenos artístico/político de la vanguardia argentina más relevantes y de proyección latinoamericana”, continuó.

Redes y comunidades latinoamericanas

“El proyecto está emparentado y se enmarca en un conjunto de iniciativas latinoamericanas que intentan articular el trabajo de diferentes espacios de producción crítica en artes, a través de la idea de generar una comunidad colaborativa alrededor del conocimiento sobre el arte contemporáneo del continente. En este sentido el proyecto trabaja colaborativamente con la comunidad VADB (Visual Art Data Base) que tiene la idea de reconstruir las escenas locales en Latinoamérica y encontrar espacios de convergencia entre diferentes grupos de investigación en artes.

Otro frente del proyecto es el de convergencia interna entre gestiones autónomas locales, como el citado CEPAC, Borde, El Pasaje, Charco y otras instituciones como la Fundación Fase o la Diplomatura en Gestión cultural como un modo de circulación de conocimientos, experiencias y recursos humanos”, anticipó.

Federalizar y expandir la “Historia”

“El proyecto está enfocado en construir conocimiento de una manera contextual, planteando la especificidad de las problemáticas locales, intentando comprender el derrotero de nuestros procesos y no como un simple reflejo de lo que ocurre en Buenos Aires o a nivel global. Desde Linde intentamos incorporar la producción artística y discursiva, de las escenas locales y regionales, a la historiografía del arte latinoamericano y profundizar la concepción de que no se puede construir una verdadera historia latinoamericana del arte sólo a partir de lo que producen los grandes centros como Sao Paulo o Buenos Aires. En este sentido, problematizamos las fronteras, los circuitos tradicionales y se ponen en valor las construcciones de sentido local y procesos contextuados de los que Tucumán es uno de los casos más interesantes en el marco latinoamericano”, finalizó Luis María Rojas.

 

Chateá Con La Nota