Salud

¿Cuáles son los tratamientos para la disfunción eréctil y andropausia en Tucumán?

La vida sexual masculina puede ir aparejada de distintas problemáticas que acompañan a los varones en distintas etapas de sus vida. Desde La Nota conversamos al respecto con el médico urólogo y andrólogo, Alejo Rasguido. “Chips sexuales”, aparatología, medicamentos orales, entre otros.

La disfunción eréctil no hace distinciones de edad ni de orientación sexual en los varones, y la andropausia (en adultos mayores), tampoco. “Dos de cada tres varones pueden desarrollar andropausia, es decir una baja de testosterona (hipogonadismo), a partir de los 40-45 años en Argentina”, señaló el médico Alejo Rasguido, único urólogo andrólogo certificado del NOA y miembro del staff médico del Centro Urologico Dr. Ricardo Rasguido en San Miguel de Tucumán.

“La andrología es una rama que surge desde la urología y la endocrinología y que se encarga de todos los trastornos hormonales vinculados a la reproducción y deseo sexual masculino, por ejemplo, el hipogonadismo en los adultos mayores de 40 años (andropausia). Esta área de conocimiento también se ocupa de la vasectomía, el varicocele, de los trastornos de disfunciones sexuales eréctiles (impotencia sexual) y eyaculación precoz”, explicó Rasguido.

Te puede interesar: “Anticoncepción masculina: aumentó la demanda y consulta de vasectomías”

“En los últimos años, las consultas de pacientes jóvenes por disfunción eréctil aumentó mucho. Actualmente el 20% de los pacientes que consultan a diario, por problemas de erección, son menores de 40 años”, manifestó Rasguido. “Creo que la presión social y cultural que ejerce Internet asociado al uso constante de dispositivos tecnológicos, generan ansiedad y miedo al escrache en redes sociales y WhatsApp entre los jóvenes, generando un aumento de adrenalina, la cual repercute en el fracaso de la erección”, indicó.

“Por otro lado, en el caso de los pacientes mayores de 40-45 años, se presenta cada vez más la andropausia. Los síntomas que suelen presentar son: cansancio, irritabilidad y falta de deseo sexual. No tener deseo sexual implica muchas cosas, se trata de pacientes con niveles bajos de testosterona, lo cual repercute negativamente en la salud y bienestar general del paciente, porque aumenta el riesgo de colesterol malo, de diabetes y osteporosis, entre otras”, argumentó.

Andrología en Tucumán

“Dentro del Centro Urológico Rasguido decidimos crear el Departamento de medicina sexual y reproductiva, integrado por el cardiólogo Juan Manuel Díaz, la sexóloga Lic. Claudia Alonso, la ginecóloga María Mohedano, la endocrinóloga Sílvia Porto y yo desde la parte de urología y andrología”, describió Rasguido. “Somos un equipo interdisciplinario complemente novedoso para la región, puesto que es el primero”, agregó.

“El año pasado hice una especialización en Chile para realizar reasignaciones de sexo. Hasta el momento no realicé ninguna porque las obras sociales aun no llegaron a autorizarle a las pacientes. Para esta práctica trabajaré articuladamente con Fabiana Reina, médica tocoginecóloga, especialista en endocrinología ginecológica y referente médica de la provincia para la atención integral de las personas que forman parte del colectivo de diversidad sexual”.

Diagnósticos

“El diagnóstico es lo más importante de todo, porque dentro de los tratamientos posibles, las opciones no son muchas, pero si no se llega a un diagnóstico correcto, se vuelve muy difícil hacer un buen tratamiento. Nosotros contamos con un laboratorio bioquímico hormonal para evaluar esterilidad con espermograma en casos de infertilidad y para la disfunción eréctil, disponemos de un test de Rigiscan, en el que se interna a los pacientes con una serie de anillos a nivel peneano, para determinar la o las causas de disfunción sexual. Es un equipo muy novedoso, existen sólo cuatro en todo el país”, informó.

Tratamientos

“En estos días llegará un equipo especial de ondas de choque para tratar disfunciones eréctiles, un aparato similar al transductor de un ecógrafo, el cual se coloca en la base del pene y transmite ondas para revasculizar, es decir crear nuevas arterias y venas, que mejoran el tejido elástico del pene. Es un tratamiento especial para pacientes que no responden bien a tratamientos orales, conocido como viagra o para quienes directamente no quieren tomar medicación. Se hacen alrededor de 10 sesiones de 300 a 500 ondas emitidas. Este equipo será el primero en usarse en el NOA”, detalló Rasguido.

Chips sexuales masculinos

“Recientemente se pusieron de moda unos dispositivos llamados Pellets, conocidos como “chips sexuales”. Éstos cuestan entre 400 y 500 dólares y hasta el momento no hay ninguna obra social que los reconozca en Tucumán”, explicó el médico. Los chips son unos diminutos artefactos intradérmicos que emiten hormonas bioidénticas, es decir similares a la testosterona, para evitar el uso de hormonas exógenas (como el undecanoato, cipionato y el enantato) que suelen producir una baja a nivel del estímulo testicular.

Esta hormona bioidéntica actúa en paralelo y mejora los síntomas que produce la andropausia. Los síntomas son: cansancio, irritabilidad, falta de deseo sexual, disminución de dureza eréctil, pérdida de masa muscular y conduce al famoso síndrome metabólico conocido como si fuera una prediabetes, mal llamado así, pero se comporta como tal.

“Para colocar estos chips, los varones deben realizarse una serie de estudios, sobre todo a nivel prostático para descartar cáncer de próstata y asegurarse que los niveles de testosterona son bajos, porque en el caso de quienes dispongan de un perfil hormonal normal y quieran incrementar su deseo sexual, el tratamiento no hará una mejoría. En este sentido, es muy importante que los profesionales sean idóneos y hagan los estudios y controles pertinentes para su colocación. En quienes efectivamente tienen bajos niveles de testosterona, los pellets mejoran la vida cotidiana en general, y la sexual en particular, de los varones. También existen los pellets para mujeres y pronto se sumará a nuestro staff una ginecóloga especialista en este tema”, adelantó Rasguido.

Existen otros tratamientos para el hipogonadismo que sí son reconocidos por la mayoría de las obras sociales: geles y medicamentos orales que estimulan la producción de testosterona y que también son indicados por el doctor Rasguido.

Centro Urologico Dr. Ricardo Rasguido – teléfonos para turnos y consultas: 4221696 – 4977137 (RECIBEN SUBSIDIO DE SALUD)

Autor/a
www.lanotatucuman.com