Género y Diversidad

Tiene un botón antipánico, una perimetral y su ex la sigue amenazando desde prisión domiciliaria

Lourdes tiene 18 años y ya realizó cuatro denuncias contra su ex. Consiguió una restricción perimetral y un botón antipánico, y a pesar de que está cumpliendo prisión domiciliaria la sigue amenazando de muerte. Denuncia que no cumple con las medidas judiciales.

“Por más que te andes escondiendo te juro que te voy a encontrar”. Lourdes tiene 18 años y el 29 de abril recibió ese mensaje de su ex pareja, a quien ya denunció en cuatro oportunidades y fue condenado a 6 meses de prisión domiciliaria. La amenazó de muerte, pero no era la primera vez. El 21 de marzo, 10 días después de la primera denuncia y de que la Justicia le otorgara una medida de restricción perimetral, también la amenazó. “Nadie ni nada te va a salvar”, le escribió desde su cuenta personal de Instagram.

Este fin de semana, expuso nuevamente la situación que está atravesando. Publicó los mensajes con las amenazas que recibió en Twitter, red social que en los últimos años se transformó en una sucursal de las denuncias judiciales, ante la falta de respuestas efectivas y concretas para víctimas de violencia de género. Rápidamente, su tweet se volvió viral en todo el país y se compartió más de 25mil veces.

“Estuve ocho meses en pareja con él durante el 2020. Era una persona totalmente celosa, posesiva, no me dejaba hacer absolutamente nada y recibí maltrato verbal y físico. Desde el día que decidí cortar la relación me amenaza con hacerme lo peor, que me iba a arruinar la vida y no me iba a salvar”, cuenta Lourdes.

“No es justo que yo esté encerrada en mi casa, que no pueda salir, ir a mi lugar de estudio y no me deje vivir. Lo que yo paso no es vida”, dijo Lourdes. Tras una audiencia, la jueza dictó 6 meses de prisión domiciliaria.

“Reconoció todo lo que hizo. Aceptó lo que se dijo en el juicio y dijo que lo hizo por problemas familiares, que quería volver a jugar al rugby y estudiar. Le dieron prisión domiciliaria y a mí un botón antipánico pero nunca cumplió. El lunes intenté volver a la facultad después de mucho tiempo y mi botón antipánico empieza a sonar indicando que tenía a mi agresor cerca. Recibo una llamada del 911 diciendo que estaba a menos de 50 metros y que me tenía que ir porque estaba en riesgo. Yo vengo a estudiar, tienen que alejarlo a él no a mí”.

“Al final la condenada parezco yo. Estoy angustiada, no como, no puedo salir de mi casa. El sale a todos lados, a pesar de que tiene prisión domiciliaria. No es justo que esto sea asi. Tengo que vivir una vida normal de cualquier chica de 18 años, sin embargo estoy muerta de miedo encerrada en casa”. La situación de Lourdes no es la única que Tucumán. El trágico femicidio de Paola Tacacho, quien había realizado más de 13 denuncias contra Mauricio Parada Parejas durante cinco años, y contra quien pesaba una medida de restricción perimetral, alerta sobre la ineficacia de medidas aisladas para frenar la violencia de género.

Lourdes aún aguarda una respuesta de la Justicia sobre como continuará su vida.

San Martin 1066 1º piso San Miguel de Tucumán Copyright © 2020 lanotatucuman.com todos los derechos reservados

Salir de la versión móvil