“El motoarrebatador” ganó por unanimidad la última edición del Festival Latinoamericano Tucumán Cine

La película filmada en Tucumán, escrita y dirigida por Agustín Toscano, ganó el premio de doscientos mil pesos del evento que amalgama propuestas cinematográficas de toda Latinoamérica desde el año 2005, bajo el nombre de Gerardo Vallejo. La industria del cine se instaló en la provincia con la promesa de afirmarse y crecer.

El domingo pasado, en el Teatro San Martín, la destaca actriz argentina, Graciela Borges, anunció el nombre de la película ganadora en compañía del presidente del Ente Cultural, el profesor Mauricio Guzmán y del director de Medios Audiovisuales, Rafael Vazquez. “Creo que se van a poner contentos”, dijo prelúdicamente la actriz que, antes de la ceremonia de premiación, brindó un espectáculo de lectura y música llamado Entre nosotros. También se proyectaron tres películas protagonizadas por Borges a lo largo del festival y en carácter de homenaje a su trayectoria.

Agustín Toscano muestra el certificado de premiación al final de la ceremonia en el Teatro San Martín

Territorio latinoamericano

De ciento ochenta películas quedaron seleccionadas sólo diez (procedentes de Perú, Chile, Colombia, México, Puerto Rico y Argentina), y “El moto” hizo la diferencia para el jurado que, en esta edición, estuvo integrado por la mexicana Estrella Araiza, el argentino Mauricio Asial  y la uruguaya Priscila Andrade. “La película tiene un trabajo de producción y dirección que hace que el film sea muy pulido, estaba cabeza a cabeza con otra película pero desempató la respuesta del público ante esta historia que tiene una impronta de universalidad”, sostuvo Mauricio Asial.

Sergio Prina interpreta a Miguel, el protagonista de El motoarrebatador.

Las diez películas que compitieron en el certamen fueron Los corroboradores (Argentina), de Luis Bernárdez; Wiñaypaya (Perú) de Óscar Catacora; Robar a Rodin (Chile) de Cristóbal Valenzuela Berríos; La mentirita blanca (Chile) de Tomás Alzamora Muñoz; Bingo (Brasil) de Daniel Rezende; El chata (Puerto Rico) de Gustavo Ramos Perales; Amalia secretaria (Colombia) de Andrés Burgos; Regreso al origen (México) de María José Glender; Sapo (Chile) de Juan Pablo Ternicier y la ganadora, El motoarrebatador, de Agustín Toscano.

“El moto”

La película, escrita y dirigida por Toscano, representa el máximo alcance internacional del cine tucumano hasta el momento. Fue filmada íntegramente en Tucumán y producida por las compañías Rizoma y Murillo cine, en co-producción con Oriental Features (Uruguay). También contó con el apoyo de INCAAICAUPrograma Ibermedia y el Gobierno de la provincia de Tucumán. El elenco local está encabezado por Sergio Prina, conocido como el Negro, y Liliana Juárez quienes fueron elogiados por distintas críticas por sus actuaciones. Cabe destacar que recientemente Prina ganó la distinción a mejor actuación en el Festival de cine de Lima, Perú.

 

“El motoarrebatador o la balada del error especular” Reseña de Aldo Ternavasio en La Nota.

Su paso por la Quincena de realizadores en Cannes durante el mes de abril, su excelente aceptación y repercusión, marcaron un poderoso antecedente que repercutió en distintos sectores de la emergente industria cinematográfica de la provincia y que, seguramente, será aprovechado por las próximas producciones. En este sentido, el gobierno de Tucumán -en articulación con el Ente Cultural- tuvo suficiente agudeza para visualizar el potente negocio que involucra la industria del cine a partir de El motoarrebatador. Sin embargo, cabe destacar que parte del mérito alcanzado es también producto de un recorrido anterior que otras producciones de la provincia fueron sembrando y en las que Toscano participó en dos de ellas; como actor en una y director de otra. Por otro lado, la creciente producción del sector movilizó a los trabajadores y trabajadoras a organizarse con el fin de regular y moderar el ejercicio de sus oficios, en materia de derechos y obligaciones en territorio tucumano. Uno de los resultados contemplados hasta el momento es la emergencia de una nueva asociación civil de productores y productoras de cine, impulsada por el antecedente de Tucumán Audiovisual – Asociación Civil de Trabajadores Audiovisuales de Tucumán.

“Tucumán se está transformando en foco de referencia en materia de cine a nivel nacional”, entrevista a Cecilia Salim en La Nota.

Tucumán Audiovisual

El festival contó con la participación de la asociación civil de trabajadores y trabajadoras audiovisuales de Tucumán que entregó el premio A la mirada y voz de Latinoamérica a la película Wiñaypacha. Además, otorgaron menciones especiales a diferentes producciones tucumanas que formaron parte de una muestra de cortos organizada en el marco del festival. “Tucumán Cine es uno de los pocos festivales que comprometen un marco latinoamericano de competencia y es el único que ofrece un premio en efectivo. Creo que ambos aspectos le confieren relevancia porque a pesar del contexto de crisis que atraviesa el país en general -y el ámbito audiovisual en particular-, el festival resiste”, destacó Martín Falci, miembro de la Tucumás Audiovisual. “En los últimos dos años disminuyeron notablemente las producciones de películas, los espacios de exhibición y de fomento, entonces, celebramos que continúe en pie. Desde nuestra asociación es la primera vez que participamos en el marco de este festival”, agregó.

 

Comentar

San Martin 1066 1º piso San Miguel de Tucumán Copyright © 2020 lanotatucuman.com todos los derechos reservados

Salir de la versión móvil