Conectate con nostros
http://'://p390223.clksite.com/adServe/banners?tid=390223_781606_0&tagid=2'

Coronavirus

Tucumán Solidario: confeccionan barbijos, cofias y batas desde sus casas

La Lola Mora, trabajadorxs de las artes de Tucumán, en conjunto con el Gabinete de Diseño de Indumentaria y Textil (GDIT) de la FAU-UNT, diseñaron y compartieron los moldes del equipo descartable básico con el que debe contar cualquier trabajador de la salud y los respectivos instructivos de armado y desinfección. Hasta ahora hay 1.741 costureros y costureras voluntarias.

Las acciones solidarias ante la emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus se multiplican en la provincia. Entre ellas, La Lola Mora, trabajadorxs de las artes Tucumán, en conjunto con el Gabinete de Diseño de Indumentaria y Textil (GDIT) de la FAU-UNT, diseñaron y compartieron los moldes del equipo descartable básico (batas, cofias, botas, barbijos y capuchas) con el que debe contar cualquier trabajador de la salud y los respectivos instructivos de armado y desinfección.

El propósito de generar este archivo virtual es que los moldes, materiales y las formas de realizar las prendas lleguen a todos los rincones del planeta. De esta manera, cualquier persona que cuente con una máquina de coser, pueda colaborar desde su casa con los y las trabajadoras de la salud. Hasta ahora hay 1.741 costureros y costureras voluntarios.

Desde La Nota, conversamos con Alejandra Mizrahi, Barbara Tarcic y Carmen Ulivarri, integrantes de La Lola Mora sobre este proyecto y el alcance que ha tenido.

¿Qué acciones están llevando a cabo desde La Lola Mora para colaborar en esta crisis sanitaria? ¿Cómo surgió la propuesta?

La Lola Mora, trabajadoras de las artes, realizó una acción puntual con el objetivo de expandir y multiplicar las posibilidades de ayuda entre lxs ciudadanxs, no solo en nuestra provincia sino en el país. Creemos fundamental ayudar a todxs los trabajadorxs de la salud en este momento de Emergencia Sanitaria, ya que conocemos la fragilidad del sistema de salud en esta situación, la posibilidad de su colapso ante un pico de contagio y sus escasos recursos instrumentales.  Es por eso que en esta ocasión hemos replicado una estrategia que fue una de las acciones fundantes de nuestro colectivx: la liberación de un molde de delantal a toda la comunidad, delantal que todas las Lolas llevamos como símbolo y bandera del feminismo en nuestros cuerpos.

De esta misma manera, hemos reaccionado a la Emergencia Sanitaria repitiendo esta acción, pero en este caso hemos liberado los moldes de barbijo, cofia, bata, bota y capucha, todas tipologías propias de la indumentaria de protección en el ambiente sanitario.

El Gabinete de Diseño de Indumentaria y Textil (GDIT) de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Nacional de Tucumán ha diseñado y compartido los instructivos de armado del equipo descartable básico (barbijo, cofia, bata, bota y capucha) con el que debe contar cualquier trabajador/a de la salud. A partir de estas instrucciones hemos llevado los moldes a escala real para ser impresos y armados desde cualquier impresora doméstica.

El propósito de generar este archivo virtual es que los moldes, materiales y las formas de realizar las prendas lleguen a cualquier rincón del planeta. Pusimos todos los moldes en un pdf descargable con el fin de que cualquier persona que lo necesite para confeccionar estas piezas, pueda tener acceso. De esta manera, nuestro aporte ante esta emergencia, es agilizar una parte de la producción de la indumentaria de protección para el ámbito sanitario, sabiendo de primera mano que se genera mucha confección doméstica debido a la altísima escasez de este material en los hospitales y en otros sitios que también se necesitan.

¿Recibieron alguna colaboración del gobierno o están articulando con el Ministerio de Salud?

La articulación, por ahora, se está dando desde el Gabinete de Diseño de Indumentaria y Textil (GDIT) de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la UNT, junto con el Ministerio de Salud y empresas de confección textil privadas, pertenecientes a la provincia.

La tarea del GDIT fue lanzar una convocatoria de Costurerxs Voluntarixs a la que respondieron 1.741 personas para colaborar en la confección de las prendas. También se realizó, paralelamente, otra convocatoria de donación de materiales a la que la gente está respondiendo muy generosamente. Muchas de las integrantes del Gabinete de diseño somos parte de la Lola Mora y es por eso que extendimos este proyecto hacia la Lola Mora y de esta manera acompañamos la difusión de los moldes realizados, compartiéndolos y mostrando en nuestras redes los múltiples mensajes que recibimos de la gente que nos escribe desde distintos lugares, no sólo desde Tucumán, cortando ya las prendas a partir de estos moldes.

Toda esta movida comenzó el sábado pasado, recién se empezaron a confeccionar las prendas ayer. En breve saldrán las primeras donaciones. Desde el GDIT han armado un sistema de producción muy eficaz, si pensamos que todas nos encontramos en cuarentena. Las donaciones parten desde comercios textiles, que han recibido previamente el pago por parte de donantes a través de homebanking, Guardia Civil colabora en el traslado de las piezas de tela a las casas de lxs Costurerxs Voluntarxs.

3 – Desde su rol de artistas ¿qué lugar ocupa el arte en todo este lío?

Estamos acostumbradas a la acción constante. Marchamos, realizamos intervenciones artísticas (de hecho, el 19 de marzo pasado se inauguraba una muestra que preparamos y montamos en el MUNT en el marco del mes de la mujer y debido a esta situación quedará postergada hasta que podamos salir), hacemos comunicados apoyando o denunciando situaciones de violencia machista o de injusticias, dictamos charlas, tenemos proyectos en marcha para poder ayudar a todas las mujeres y disidencias que necesiten trabajo o estén en situación de vulnerabilidad. En definitiva, no podemos quedarnos en nuestras casas tranquilas sabiendo que tenemos muchas capacidades útiles y que podemos aportar nuestro granito de arena. Sentimos la necesidad de ponernos en acción, tal como venimos haciendo desde nuestra formación, hace un poco más de un año atrás.

En ese sentido, nuestro rol como artistas en distintas disciplinas, se convierte en una especie de refugio, un espacio de distensión donde la creatividad surge y está, en este caso al servicio de la comunidad. Nuestro rol de artistas es también dejar atrás esa idea de que les artistas son personas lejanas, seres inalcanzables, talentosxs que se encuentran creando en lugares por ahí más elitistas, y bajar a tierra, a necesidades concretas. En este caso, diseñando, organizando, capacitando, cosiendo y haciendo de nexo entre distintos actores para que el servicio sanitario tenga al menos, su instrumental de protección personal.

De alguna manera nuestras herramientas se vuelcan a una necesidad social, que es nuestra y de todxs. La creatividad es una de esas herramientas y es de y para todxs. Este momento nos precisa con lucidez.  Es muy importante corrernos del lugar de visibilidad, para brindar un hacer vinculado al diseño textil, gráfico y gestión de redes en un trabajo coordinado con otres.

Trabajar con el GDIT, empresarios textiles, donantes de dinero y recursos, personas que distribuyen, personas voluntarias que cosen en sus casas y quienes colaboran compartiendo la información en redes sociales, medios de comunicación, etc. es lo que nos permite que finalmente las herramientas lleguen a donde son necesarias. Son muchas tareas simultáneas que precisan mucha atención y detalle. (Tanto como una pintura realista o un bordado minucioso). Ver la repercusión que tiene esta movida es muy gratificante, aunque sabemos que aún tenemos mucho trabajo por delante.

Escrito por

-

Las Más Leídas

Conectate

× Dejanos tu mensaje