La Nota

Un nuevo medio para tus ideas

CulturaEn la Nota

“En Tucumán la gente tiene mucho para decir”

En una entrevista exclusiva con La Nota, el actor reflexionó sobre diversos temas, entre ellos su trayectoria, el 2017 y la repercusión del programa radial Manyines en la tarde.

En un intento de dar cuenta sobre quién es Guido Guerrero, los primeros adjetivos que se me ocurrieron fueron: carismático, versátil y camaleónico. Guido es un personaje público en los tiempos contemporáneos de Tucumán y, según él mismo se debe a su trabajo en el programa Manyines en la tarde, el cual se emite de lunes a viernes por radio Fish. “Manyines cumplió recientemente su 5º aniversario. Disfruto todos los días de este trabajo, sobre todo cuando voy por la calle y la gente me saluda o me dicen cosas como “eh loco, tescucho todas las tardes”, esas anécdotas me vuelan la cabeza”, comentó Guido.

Teatro, cine, televisión, radio…

“Recientemente me presentaron en una entrevista como periodista y locutor, pero nada más lejano para mí que esos roles. Soy actor y todo lo demás es un juego”. Y sí, la actuación es el terreno en el que Guido se siente fuerte, cómodo y es la herramienta que nutre -y de la que se desprende- todo lo demás que estamos acostumbrados a ver que haga; conducir radio, televisión, eventos culturales, sociales e institucionales. Dentro de la actuación, su mayor recorrido fue en el ámbito del teatro, pero también lo hizo en cine y televisión.

Guerrero como anfitrión de la tercera edición del Pulsudo, festival de arte emergente. Foto Valentina Becker/Pulsudo 

“Actúo desde los 12 años, por lo que serían ya 23 años de experiencia. Actualmente creo que hacer lo que a uno le gusta -y destacarse en ello-, implica estudio, dedicación y diversificación; abrir el abanico. Mi formación estuvo vinculada fundamentalmente “al hacer”, a la práctica. Hice cientos de cursos y estudié la carrera de Intérprete Dramático, pero nada me enseñó tanto como la práctica teatral en sí misma. Hubo años en los que trabajé en 5 o 6 obras, ¡algo que no volvería a hacer ni loco! Al pensar en mi formación me siento algo mediocre; la actuación -como cualquier otra profesión- necesita entrenamiento, estudio, práctica y actualización constante, además, la vasta oferta laboral nos obliga a competir y destacarnos cada vez más.

La Vane

Manyines comenzó como un programa de televisión, luego pasó por el teatro hasta culminar como programa radial. “Los días que más oyentes tenemos son cuando hacemos “Miércoles travieso”, donde me transformo en la Vane y comparto la conducción con la Muda (Juampi Sánchez), otra travesti y la Torta Couch (Ana Hynes). Hacer Miércoles travieso es para mí un gesto de visibilización de la comunidad LGBTIQ pero abordada desde el humor. A los entrevistados invitados, los interpelamos desde ese lugar. El humor es un puente y en Tucumán suceden muchísimas cosas al unísono, la gente tiene mucho para decir y expresar y me gusta que sea a través del humor”, agregó Guerrero.

Compromiso e información

Hablando de puentes, la radio, es otro por el que Guido difunde todas las actividades y movimientos relacionados a la comunidad LGBTIQ y muchos de sus invitados son miembros de la misma. “Creo que las personas trans son la evolución, porque se hacen cargo de lo esencial, de lo primero que es ser verdaderamente lo que querés ser y no lo que los demás quieren que vos seas. Los traumas y las patologías de mucha gente tienen que ver con una represión desde lo sexual”.

El 2017 y el 18

“Este año hicimos la segunda parte de la miniserie Muñecos del destino con Patricio García y no mucho más además de la radio. Fue un año bastante duro para mí desde lo personal, duro y triste. He sufrido grandes pérdidas afectivas y aparentemente la vida me acomodó para disponer de un tiempo que, en otro momento no habría sido posible transitarlos con la misma calma. Creo que trabajar en los medios va a ser una tarea difícil para el año que viene -lo está siendo ultimamente-, por momentos se vuelve difícil transmitir buena onda con el tenebroso escenario que estamos viviendo. La situación política me apena muchísimo; me duele la panza, el corazón, la cabeza, los pies, las manos, todo. Muy triste y devastador. En lo personal, para el año que viene ya he confirmado mi participación en 2 obras en las que arrancaremos con los ensayos en febrero. Por otro lado, todo indica que seguiré con la radio y también hay una posibilidad de hacer un programa de televisión”.

Guerrero innato

Catorce años separan al Guido que actuó en “El amor” -obra en la que lo conocí y la cual fue dirigida por Daniel Cabot- con el que hoy conocemos muchos de los tucumanos. En ese lapso Guido cree haber muerto y renacido simbólicamente -desde varios aspectos- y el crecimiento no sólo fue interno sino también a nivel profesional. “Gran parte de lo que soy se lo debo a mi entorno, a mis amigos que hoy son mi familia. Los artistas queremos el reconocimiento de la gente porque necesitamos mucho amor. Soy una persona popular y es algo que sostengo naturalmente desde pequeño”.

Su apellido paterno (como ya sabemos) es Guerrero y el materno Salvatierra; Guido Guerrero Salvatierra tiene una herencia de lucha desde la cuna y le hace honor a este legado con la mejor arma de todas; el buen humor. 

Fotografías: Milagro Mariona y Valentina Becker (gentileza Pulsudo)

Autor/a
¡Lo siento! El autor aun no tiene un perfil para mostrar.
WhatsApp chat Chateá Con La Nota