La Nota

El Medio para tus ideas

Tucumán

Transporte público: un conflicto múltiple que requiere solución integral

Este mediodía se confirma si habrá paro nacional de transporte o no; hoy se cumple el plazo dispuesto por los trabajadores de UTA para cobrar el 30% adeudados; los empresarios de AETAT piden aumento del boleto; el Gobierno de Tucumán acusa al Ministerio de Transporte de la nación de adeudar subsidios y éste a los empresarios del sector de no efectuar las rendiciones. Mientras tanto, mañana y pasado la provincia podría quedar, nuevamente, en tiempo suspendido. ¿Aumentará el boleto?

Según César González, secretario general de la Unión Tranviarios Automotor, el paro de transporte público propuesto por trabajadores del gremio, que detuvo a la provincia durante cinco días consecutivos, persigue como objetivo el pago del 30% de los sueldos adeudados por los empresarios del sector para este miércoles. El 70% restante fue abonado la semana pasada, lo que sirvió para que los choferes levantaran el paro.

Sin embargo, el conflicto salarial va más allá de las fronteras provinciales y, este lunes, desde el Consejo Directivo Nacional de la Unión Tranviarios Automotor anunciaron un posible paro de colectivos de 48 horas para el jueves 18 y viernes 19 de julio. Éste se daría en caso de que no se resuelvan en el día de hoy los reclamos del sector. Al respecto, González, advirtió que “si hoy no hay acuerdo en la reunión del Ministerio de Producción, se llevará a cabo la medida de fuerza que comenzaría el jueves a las 00.00 hs.”.

En este sentido, UTA-Central exige que, en línea con las paritarias en Ciudad y Provincia de Buenos Aires, los trabajadores de todo el país reciban una recomposición salarial del 20% y una suma fija de $ 16.000 en tres partes, debido a que los choferes bonaerenses y porteños convinieron con los empleadores un salario básico de $ 41.000, retroactivo a junio último, y una suma fija no remunerativa de $ 11.000 en tres tramos. A su vez, según González, los empresarios de la Federación Argentina del Transporte Automotor de Pasajeros aseguraron que no tienen fondos para igualar lo que se dio en Buenos Aires. “La situación es complicada, porque hay provincias que aún no pagaron el aguinaldo y otras que recién abonaron los sueldos de junio. Jujuy y La Pampa están muy comprometidos”, agregó.

Además, cuando Jorge Barreta, dirigente de la AETAT (Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán), expresó este martes que pedirán un anticipo del subsidio al gobierno provincial, González señaló en diálogo con el medio LV12 que se necesitan medidas con un tratamiento mucho más profundo. “A esta altura debemos preguntarnos qué transporte público queremos. Eso sólo se podrá conseguir en una mesa de dialogo y consenso entre todas las partes, porque como trabajadores del sector, también somos rehenes de la situación”, agregó.

Según integrantes de la Asociación de Empresas del Transporte Automotor de Tucumán, la acreditación del 30% restante de los sueldos está sujeta a la recepción de subsidios nacionales. Pero, según la Nación, los envíos están trabados por la falta de rendiciones de cuentas de parte de los empresarios.

Este martes, Roberto Berretta visitó la Casa de Gobierno y desmintió la postura de la Rosada sobre el conflicto. “Llevamos 198 subsidios rendidos a la Nación en tiempo y forma. En enero, cuando se inició el nuevo mecanismo de aportes, hicimos la rendición en tiempo y forma, como lo venimos haciendo desde hace 16 años”, señaló al medio LV12. A su vez, aseguró que no hubo errores por parte de las firmas beneficiadas con esos recursos. “Es una injusticia que no nos hayan pagado”, consignó. A la vez, rechazó las acusaciones -formuladas sobre todo desde la gestión municipal- sobre la supuesta responsabilidad de los empresarios en la crisis del transporte. “Somos rehenes, igual que el usuario, de los poderes políticos y la coyuntura a nivel nacional”, concluyó Berretta.

Al margen de que AETAT pueda cumplir con los trabajadores del sector, en Buenos Aires hoy se lleva a cabo una reunión clave, indicada anteriormente por González, en el Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación. “Los reclamos se irán incrementando progresivamente de no acordarse una pauta salarial”, señaló el secretario del Interior de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Jorge Kiener, en diálogo con el medio La Gaceta.

¿Aumenta el boleto en Tucumán?

Mientras los empresarios de AETAT sostienen que para no quebrar necesitan un aumento de $37,85 del boleto, los concejales de San Miguel de Tucumán podrían sesionar la semana que viene, pero no para subir el boleto sino para declararlo por ordenanza un servicio esencial.

Al respecto, el presidente del Concejo Deliberante, el peronista Armando Cortalezzi, manifestó que el pedido de aumento del boleto solicitado por los empresarios no significa que haya que otorgarlo. “Sí tenemos la obligación de tratarlo, y por eso se pidieron informes a la Municipalidad”, declaró en diálogo con el medio La Gaceta. Y agregó: “se debe buscar una solución integral al conflicto, porque no podemos estar hablando de ajuste tarifario cada tres meses. Cada incremento debería durar como mínimo 12 meses”.

La iniciativa del ‘servicio esencial’ (propuesta inicialmente por el intendente Germán Alfaro) modifica la ordenanza vigente de Transporte e implicaría que, pese a las medidas de fuerza, no podría dejar de prestarse.

Aumentos desde 2015

Desde octubre de 2015 hasta el presente, el boleto de transporte en la provincia aumentó un 300%: desde $ 4,83 hasta $ 19,30. Los concejales dispusieron el aumento de la tarifa hasta $ 6,95 en 2016; a $ 9,35 en 2017; a $ 12,50 a comienzos del 2018 y en el mismo año se la elevó a $ 15,50. En marzo de este año se aprobó el ajuste para elevar el boleto hasta $ 19,30. A pesar de los incrementos, los empresarios sostienen que sus insumos están dolarizados, por lo que la ecuación es inviable.

Información: LV12 – La Gaceta

Autor/a
www.lanotatucuman.com
Chateá Con La Nota