Conectate con nostros
https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({ google_ad_client: "ca-pub-3498233345172395", enable_page_level_ads: true }); https://www.googletagmanager.com/gtag/js?id=AW-795390094 window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'AW-795390094'); function gtag_report_conversion(url) { var callback = function () { if (typeof(url) != 'undefined') { window.location = url; } }; gtag('event', 'conversion', { 'send_to': 'AW-795390094/jLK3CJ-2tbEBEI7hovsC', 'event_callback': callback }); return false; }

Actualidad

Tortazo 2020: encuentro lésbico nacional a 10 años del asesinato de la Pepa Gaitán

El 21 y 22 de marzo, el movimiento lésbico de Córdoba organiza el Tortazo, un encuentro para conspirar, bailar, reflexionar y seguir pensando las identidades lésbicas. El contexto marca la urgencia de juntarnos: 10 años del fusilamiento de la Pepa Gaitán, el juicio por la absolución de Higui y seguimos contando.

El próximo 7 de marzo se cumplen 10 años del fusilamiento de la Pepa Gaitán, la lesbiana chonga cordobesa que fue fusilada de un escopetazo en la espalda, por Daniel Torres, el padrastro de su novia. El asesinato de la Pepa fue, en ese momento, un cimbronazo para el movimiento lésbico de argentina. Nos obligó a correr el eje de la militancia por el matrimonio igualitario, para pensar en todas las violencias estructurales hacia las lesbianas, principalmente a las identidades lésbicas masculinas, chongas.

Diez años después, estas violencias siguen siendo una urgencia para el colectivo. Ese fue el eje del primer encuentro de “Alerta Torta”, una asamblea permanente de lesbianas e identidades lésbicas de Córdoba. “El desencadenante que nos llevó a hacer un parate y armar una asamblea de lesbianas fue el caso de Marian Gomez. A partir de ahí empezamos a encontrarnos, a reflexionar sobre las violencias que recibíamos como lesbianas, a reflexionar sobre nuestro rol como artistas, comunicadoras, deportistas, profesionales; nuestro rol en el activismo, nuestro rol en las organizaciones de militancia” cuenta Valentina Morales, integrante de Alerta Torta. 

En los últimos años se visibilizaron muchos casos de violencia hacia lesbianas, identidades lésbicas, personas trans, no binarias, en un contexto de impunidad y odio, en los que la justicia ha demostrado en reiteradas oportunidades un velo machista, desactualizado en cuanto identidad de género y ampliación e igualdad de derechos para el colectivo LGBTIQ.

“El contexto en el que se crea la Asamblea y en el que también decidimos hacer el Tortazo 2020 es porque ya veníamos observando cómo aumentaban las violencias hacia nuestra comunidad e identidades y entendimos que tenía mucho que ver con un gobierno neoliberal, antiderechos, que en cierta manera legitimaba las violencias hacia otros sectores, legitimaba discursos de odio, y eso en cierta forma generó que la sociedad tenga vía libre para atacarnos, tomando acciones sobre personas del colectivo, no respetando derechos conquistados. Esto nos lleva a pensar que necesitábamos hacer un parate y tejer redes que nos lleven a elaborar estrategias para parar estas violencias. Entendemos que necesitamos políticas públicas serias que colaboren en parar la discriminación y la violencia. Entendemos que tenemos que volvernos a sentar con la clase política para hablar de aquellos derechos que fueron ganados y no están siendo respetados, y básicamente entendemos que tiene que haber un movimiento de los medios y cultura en general”, explica Cecilia Quinteros, integrante de Alerta Torta. 

Tortazo 2020

“La propuesta del encuentro nace en una de las asambleas que realizamos. En marzo de 2020 se cumplen 10 años del fusilamiento de la Pepa y nos pareció una buena oportunidad para reunirnos lesbianas de todo el país, e incluso de países vecinos. La propuesta se presentó en el Encuentro Plurinacional de Mujeres, en el taller de activismo lésbico, y tuvo una buena respuesta de les compañeres de los talleres”, cuenta Valentina. 

El tortazo se realizará en Córdoba el próximo 21 y 22 de marzo y la dinámica del encuentro girará en torno a talleres vivenciales, conversatorios, talleres sobre oficio, espacios de ocio, música, ferias y una marcha. “Queremos ocupar la plaza de la Intendencia que es históricamente el  espacio donde nos encontrábamos las identidades lésbicas”, explica Cecilia.

Al momento, la repercusión que ha tenido la propuesta del encuentro ha sido muy buena en las redes. Al respecto, Valentina señala “hemos recibido propuestas para participar dando talleres, realizar intervenciones, principalmente para participar y asumir compromisos de compartir desde sus experiencias”.

Históricamente para el movimiento lésbico de Argentina, encontrarnos y generar espacios de reflexión y acción en torno a nuestras existencias ha sido un desafío. Córdoba ha sabido cobijar la Celebración de las Amantes, un espacio para la circulación, debate y producción de saberes, experiencias y posiciones disidentes, contrahegemónicas o minoritarias del activismo lésbico que se realizó en 2012. En 2014 se volvió a repetir, pero ya en Rosario. El antecedente más próximo es el Encuentro Nacional de Lesbianas y Bisexuales, que se desarrolló en 2015, en esta última ciudad. Las temáticas planteadas en aquel encuentro variaban desde los vacíos legales en torno a la fertilización asistida hasta pensar la compulsiva heteronormalización en la educación, un reflejo, también, de lo amplio y heterogéneo que es el movimiento de lesbianas organizadas. 

Justicia para Higui

Foto de Laki Pérez

Este año, además de cumplirse 10 años del fusilamiento de la Pepa Gaitán, también se realizará el juicio por la absolución de Higui, quien en 2016 se defendió de una violación en patota e hirió de muerte a uno de los hombres que la atacaron por ser lesbiana. 

La historia de Higui es la historia de miles que sufren cotidianamente la violencia por tener una identidad de género, orientación sexual o expresión de género que no pertenece a lo normativamente cis-heterosexual.

En 2017 el movimiento de lesbianas, travestis y trans consiguió la libertad de Higui, quien cumplía prisión preventiva desde el mismo día de su ataque. Ahora se espera conseguir la absolución en el juicio que fue pospuesto hasta agosto de este año.

Periodista

Las Más Leídas

Conectate