La Nota

Un nuevo medio para tus ideas

Tucumán

Tamara, una nueva víctima de femicidio en Tucumán

Tamara Salas tenía 23 años y una hija de 6. Su expareja y padre de su hija, Mario Rodríguez, le disparó y mintió dos veces sobre lo que había sucedido. Estuvo internada en grave estado en el Hospital Padilla, donde falleció ayer. Rodríguez se encuentra detenido.

Tamara Salas tenía 23 años y una hija de 6. Su exnovio y padre de su hija, Mario Rodríguez, le disparó y mintió que los habían asaltado. Después cambió la versión declarando que ella sola se había disparado al jugar a la “ruleta rusa”. Tamara murió luego de estar un día internada en grave estado en el Hospital Padilla.

Su familia declaró que ya lo había denunciado en varias ocasiones por violencia de género. “No la dejaba salir, si salía la perseguía, a su trabajo la iba a amenazar con un arma, le quitaba la bebé y se la llevaba. Ella venía sufriendo hace bastante tiempo”, expresó Yanina, hermana de Tamara.

Los hechos

Mario Rodríguez, de 26 años, vivía al frente de la casa de Tamara. A los 19 años quedó embarazada y tuvo a su única hija con Rodríguez. Hacía un tiempo que estaban separados por los continuos episodios de violencia. Su padre le había pedido que no lo vea más y que no le pida nada. “Iba a mi casa y la amenazaba”, contó en una entrevista. “Hace más de seis meses que no le pasaba nada para su hija. Y como estaban viviendo en mi casa yo le dije a ella que no lo molestara, que el haga lo que quiera, pero que a ellas no les iba a faltar nada por que para eso estaba yo”.

Aún es incierto lo que pasó el lunes y cuál fue el recorrido que hizo Rodríguez desde que salió del hotel alojamiento con el cuerpo de Tamara desvanecido hasta que ingresó al Hospital Padilla. En el transcurso tuvo tiempo de inventar dos coartadas, mientras la vida de Tamara pendía de un hilo.

“Ella no fue por su propia voluntad”, expresó la hermana Yanina. Hace una semana estaba junto a Tamara porque sus padres estaban de viaje. Ya había pasado en ocasiones previas que su ex pareja esperaba a que estuviera sola y la iba a buscar.

Yanina también contó que vecinos vieron cuando él se la llevaba a la fuerza de los pelos en una plaza. “El aprovechó un momento en el que no había nadie para hacer esto”, lamentó.

Fue el encargado del hotel alojamiento que realizó la denuncia en la comisaría y desbarató la primer versión del supuesto asalto. El hombre vio cuando Rodríguez se retiraba en moto del hotel con Tamara desvanecida. Además, habría escuchado un ruido como de un disparo en la habitación que ocupaban. Al ingresar encontró ropa con sangre.

Actualmente, la causa se encuentra en la fiscalía especializada en Homicidios a cargo de Adriana Giannoni, quien ordenó la autopsia y la detención de Rodríguez.

En las redes sociales, familiares y amigos expresaron su dolor ante la noticia del fallecimiento, apuntando contra la ex pareja.

En Tucumán, el femicidio de Tamara es el octavo ocurrido en 2019. En el país, ya suman más de 130 mujeres. 105 niños, niñas y adolescentes que quedaron huérfanos. Hoy, se suma la hija de Tamara.

Chateá Con La Nota