La Nota

Un nuevo medio para tus ideas

Actualidad

Se levantó la sesión por la reforma previsional

Tras la represión y el escándalo en Diputados, se levantó la sesión por falta de quórum y no se vota la reforma previsional.

Pablo Piovano

En un clima de fuerte tensión, con manifestaciones sociales y sindicales, y con el Congreso blindado por las Fuerzas de Seguridad, la Cámara de Diputados comenzó a tratar desde las 14 la reforma previsional.

Con diputados heridos y hospitalizados, la alianza Cambiemos llegó al quórum para habilitar la sesión especial en la que se trataría la reforma jubilatoria, pero poco después, en medio de acaloradas intervenciones, a instancias de la diputada Elisa Carrió, el titular de la Cámara de Diputados levantó la sesión. El bloque del FIT denunció la presencia de “diputados truchos”.

Pasadas las 14:30, el diputado Agustín Rossi exigió que se levantara la sesión “respetando el reglamento”, que estipula media hora de espera hasta alcanzar el número para comenzar con el tratamiento. Hasta ese momento, había 117 diputados sentados. La diputada Elisa Carrió tomó el micrófono y pidió que los diputados tuvieran “cuidado de no atropellar a las fuerzas del orden”. “Yo los vi desde el balcón”, dijo.

En ese momento, diputados del kirchnerismo y de la izquierda habían ingresado al recinto con cartuchos de balas que habían recolectado en la calle y pidiendo que se levantara la sesión. En el ingreso al Salón de Pasos Perdidos, la seguridad del Congreso había realizado un tapón que impedía el ingreso de los legisladores.

Antes de las 15, la diputada del Frente Renovador, Graciela Camaño, señaló: “hace 59 minutos tenía empezar esta sesión. No tienen el número y no lo busquen en el reglamento. No lo tienen porque mayoritariamente los representantes del pueblo, más allá de los aprietes a intendentes, gobernadores, dirigentes sindicales, lo que ocurrió en la calle, más allá de eso, no tenemos la disposición en esta casa de que este proyecto salga”.

Minutos después, volvió a tomar la palabra Carrió. Esta vez, para anunciar que el interbloque Cambiemos iba a pedir que se levante la sesión. “Nosotros ganamos en las urnas, señores. Lo peor que puede hacer una Cámara es sesionar en este ambiente de violencia, que no ha sido generado por el interbloque de Cambiemos. La violencia se opone a la Constitución y la paz”.

Pasadas las 15.10, el presidente de la Cámara, Emilio Monzó, debió levantarla.

Gases y balas de goma en el Congreso

Alrededor de las 14 comenzaron a registrarse incidentes sobre la avenida Rivadavia, cuando agentes de Gendarmería y de la Policía comenzaron a arrojar gases lacrimógenos y balas de goma contra un grupo de manifestantes.

Los incidentes se extendieron a los alrededores del Congreso, con avances y retrocesos de los uniformados, que luego saltearon las vallas en motos, desde las que continuaron disparando contra los manifestantes y arrojando gas pimienta, que ya habían comenzado a retroceder sobre la avenida Rivadavia. También sumaron a un camión hidrante.

Entre los afectados por la brutal represión de la Policía Federal y la Gendarmería contra un grupo de manifestantes que intentó superar las vallas de seguridad que rodean al Congreso se encuentran los diputados del Frente para la Victoria Mayra Mendoza y Matías Rodríguez. La oposición pidió que el Gobierno Nacional retire el proyecto de reforma previsional que contempla un severo ajuste contra los jubilados.

 

 

Autor/a
www.lanotatucuman.com
Chateá Con La Nota