La Nota

Un nuevo medio para tus ideas

Nacionales

SALTA| La comunidad wichi de una localidad exige una directora originaria para su escuela

Hace seis días se encuentran acampando en el microcentro salteño esperando una respuesta por parte del Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología.  Hoy publicaron una carta abierta al gobernador Juan Manuel Urtubey para denunciar la situación que están viviendo.

Misión Chaqueña es una localidad que se encuentra ubicada a más de 300 kilómetros de la capital salteña. La mayoría de la población pertenece a la comunidad wichí.

Desde noviembre, la comunidad reclama por una directora wichi para la escuela nº 4.528, en donde la mayoría de los y las estudiantes pertenecen a esa etnia, y propusieron a la maestra wichí Anadelia Villafuerte. También demandan calidad educativa para sus hijos e hijas, que se contemple la interculturalidad de hecho y no solo de palabra, que respete su lenguaje, su cosmovisión y su tradición cultural, tal como lo establece la Ley Nacional de Educación 26.206.

Artículo 52
La Educación Intercultural Bilingüe es la modalidad del sistema educativo de los niveles de Educación Inicial, Primaria y Secundaria que garantiza el derecho constitucional de los pueblos indígenas, conforme al art. 75 inc. 17 de la Constitución Nacional, a recibir una educación que contribuya a preservar y fortalecer sus pautas culturales, su lengua, su cosmovisión e identidad étnica; a desempeñarse activamente en un mundo multicultural y a mejorar su calidad de vida. Asimismo, la Educación Intercultural Bilingüe promueve un diálogo mutuamente enriquecedor de conocimientos y valores entre los pueblos indígenas y poblaciones étnica, lingüística y culturalmente diferentes, y propicia el reconocimiento y el respeto hacia tales diferencias. 

Desde el pasado viernes 4 de enero se encuentran acampando en la Plazoleta IV Siglos, frente al Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología, a la espera de una respuesta por parte de la ministra Analía Berruezo.

En estos días, periodistas, militantes, vecinos y vecinas se han solidarizado colaborando con la comida y juntando donaciones para ayudar a la comunidad a sobrevivir allí mientras sostienen la protesta, ya que ni desde Educación, ni desde el Ministerio de Asuntos Indígenas recibieron intercedieron.

Organizaciones sociales junto a comunidades originarias de Salta dirigieron una carta abierta al gobernador Juan Manuel Urtubey para denunciar la situación que están viviendo.

La escuela primaria se encuentra tomada por esta situación desde noviembre, y hasta ahora no han recibido respuestas favorables a sus reclamos. Desde el Ministerio, esgrimieron que por cuestiones de reglamento no es posible que Villafuerte ocupe dicho cargo, esperan que acepte el cargo de coordinadora de Lenguas Indígenas ofrecido.

Desde la comunidad, denunciaron que en estos 5 días de acampe, ningún funcionario se les acercó y que la situación se agrava. En el acampe participan más de 70 personas, entre ellas hay un par de gemelas de 6 meses, niñas y niños pequeños, mujeres y adultos mayores.

La comunidad también aprovechó la carta para denunciar el abandono por parte del Estado que sufren en la localidad, desde una mala y escasa alimentación, hasta falta de medicamentos en la Sala de Salud y falta de ambulancia para trasladar casos de emergencias a hospitales como el de Tartagal u Orán.

Dos personas de este contingente se encontrarían hospitalizadas en el Hospital San Bernardo de Salta por la exposición a las altas temperaturas que estos días tuvieron que tolerar en el acampe, esperando la respuesta de la ministra.

Hasta el momento, ningún directivo de la escuela perteneció a la comunidad. Todos fueron criollos, más allá de la existencia de facilitadores o auxiliares bilingües. “Según lo declarado por los propios integrantes de la comunidad, las directoras de origen criollo, sólo permanecen un año o dos en sus cargos y luego se jubilan con haberes que se engrosan por haber estado en zonas desfavorables”, esgrimieron en la carta.

“Las leyes, los programas y currícula escolar, la visión que se impone en las escuelas de comunidades originarias, se estructuran con la mirada hegemónica de la religión, y la cultura de lxs blancxs, lxs criollxs, del mundo occidental”, denunciaron.

“Es revolucionario que un contingente de personas originarias, permanezcan padeciendo las inclemencias del tiempo, durmiendo a la intemperie, agravando sus condiciones de salud, con la angustia de haber dejado algunxs de sus hijxs con familiares, sólo porque exigen ser escuchadxs en la demanda de una mejor calidad educativa para sus hijxs, que contemple la interculturalidad, que respete su lenguaje, su cosmovisión y su tradición cultural”, concluyeron en la misiva.

Chateá Con La Nota