La Nota

Un nuevo medio para tus ideas

Actualidad

Represión a los trabajadores de Pepsico cuando llegaban a la Cámara de Diputados

Los trabajadores despedidos continúan reclamando la reapertura y su reincorporación. Junto a organizaciones sociales y dirigentes políticos marcharon desde el Obelisco hasta el Congreso donde intentaban presentar un proyecto que plantea la expropiación.

A un mes de ser despedidos, los trabajadores de una de las plantas de la multinacional PepsiCo salieron nuevamente a la calle en una protesta para exigir su reincorporación. El recorrido comenzaba en elvisto la presentación Obelisco y finalizaba en el Congreso.

Una vez en el Congreso, la diputada por el PTS Nathalia González Seligra planea presentar un proyecto de ley para expropiar la planta de la multinacional y “preservar” los puestos de trabajo de los 600 trabajadores despedidos de PepsiCo. También presentará un pedido de interpelación al ministro de Trabajo, Jorge Triaca.

Policías de la Ciudad bloquearon el paso a los trabajadores despedidos de PepsiCo que marchaban desde el Obelisco en reclamo por la reapertura de la planta que la multinacional cerró en Florida, Vicente López, y la reincorporación de los trabajadores. Los efectivos se enfrentaron a los manifestantes a los empujones y con gases lacrimógenos para evitar que los trabajadores puedan llegar hasta el Congreso, donde tenía planeado entregar un proyecto de ley que plantea la expropiación de la planta.

“Gobierno escucha, Pepsico sigue en Lucha”

El 20 de junio pasado, la multinacional anunció el cierre de su planta de Florida y el despido de los 600 operarios que allí cumplían funciones. Lo hizo de una manera particular: con un cartel en la puerta de entrada con el que se encontraron los trabajadores al día siguiente cuando fueron a cumplir su horario laboral. Desde ese momento, los trabajadores denunciaron que la empresa incurrió en un lockout patronal y montaron una vigilia en la planta, para evitar que se llevaran las máquinas.

En paralelo, el Ministerio de Trabajo aceptó el procedimiento de crisis presentado por la empresa, que los trabajadores denunciaron como ilegal, y un fallo judicial ordenó la reincorporación de un grupo de trabajadores por considerar que dicho procedimiento no se hizo de acuerdo a lo establecido por ley. El 13 de julio, la policía bonaerense avanzó violentamente sobre los trabajadores que mantenían tomada la planta y reprimió a manifestantes que se encontraban en la puerta.

DyN

 

Autor/a
¡Lo siento! El autor aun no tiene un perfil para mostrar.
WhatsApp chat Chateá Con La Nota