La Nota

Un nuevo medio para tus ideas

Reconocer es reparar, una demanda del colectvio trans

Esta mañana se presentó en el Congreso de la Nación un proyecto de ley para la reparación histórica para personas travestis y trans víctimas de violencia institucional.

Foto Ariel Gutraich

En la mañana de hoy se realizó en el Salón Auditorio de la Cámara de Senadores del Congreso Nacional la presentación del proyecto de reparación histórica para personas travestis y trans víctimas de violencia institucional.

El proyecto, conocido por  el lema de la campaña  #ReconocerEsReparar, fue presentado por la senadora por Frente para la Victoria de Entre Ríos Sigrid Kunath, acompañado de las firmas de las senadoras Marina Riofrío de San Juan y Nancy Gonzales de Chubut. La presentación del mismo forma parte de la demandas de la comunidad LGBTI de Argentina, es apoyado por organizaciones sociales de género y diversidad, activistas por derechos humanos y catedráticos del derecho.

El proyecto de reparación histórica para personas travestis y trans se presentó por primera vez en el año 2014, impulsado por las referentes travestis Lohana Berkins y Marlene Wayar. Tomando la posta de esta demanda histórica,  Abogadxs por los derechos sexuales (ABOSEX), junto a organizaciones y activistas redactaron el proyecto que pide una remuneración para personas que han sido privadas de su libertad en democracia debido a su identidad de género.

Una historia de Violencia

Alba Rueda, de Mujeres Trans Argentina expresó que “el proyecto está vinculado a la plataforma de DD.HH, y es necesario para dar cuenta de una historia negada e invisibilizada”. En relación con la historia de discriminación y violencia policial de la comunidad travesti/trans Alba expresó un profundo rechazo al protocolo de detención para para personas LGBT recientemente implementado por la Ministra de Seguridad Patricia Bullrich: “Reconocer es reparar pone en contexto a este protocolo, estamos en estado de alerta desde que se aprobó. Nuestro sistema democrático ha sido muy tibio y silencioso con la violencia que se ejerció con nuestra comunidad”.

Otra de las oradoras de la presentación, Flavia Elisabeth Flores, parte del Bachillerato Popular Trans Mocha Celis dio testimonio de la violencia sufrida en democracia “nosotras no teníamos derechos a ir a comprar un kilo de pan cuando éramos jóvenes. Con mis 52 años todavía recuerdo al comisario de moralidad. Nos hacían la vida imposible, nos hacían hacer el patio manguereandonos”.

Norma Girardi, de 64 años, miembro de A.L.I.T.T, sentenció “soy una sobreviviente, se han muerto varias amigas en mis brazos. Desde los nueve años, que me echaron de casa por ser travesti, sufrí mucho. Cuando vivíamos en un hotel y trabajamos limpiando baños, la policía entradb siempre a nuestra casa. Moralidad, toxicomanía, robos y hurtos, siempre estaba presente en el maltrato policial, nos rompían todo y nos encarcelaban”.

El activista de Justicia Intersex, Mauro Cabral recordó la importancia y cambio histórico a nivel institucional que significó para nuestro país la Ley de Identidad de Género aprobada en el 2012. Afirmó también que la mirada del activismo internacional está puesta sobre el proyecto #ReconocerEsReparar “debido a que este proyecto viene a cumplir con el señalamiento nº 28 de los principios de Yogyakarta”. Remarcó también que en el contexto político actual “estamos frente a la reproducción desatada de la injusticia” y pidió el inmediato tratamiento y aprobación, debido a que “la reparación es siempre un derecho que llega tarde, y en este caso, se transforma en un nuevo modo de violencia”.

La Dra. Paula Viturro, docente de Filosofía del Derecho (UBA) expresó que el debate sobre la reparación histórica debe también darse en las facultades de derecho y en especial en la escuela de criminología crítica. La historia de la comunidad trans esta vinculada con el haber “forjado su subjetividad en democracia a partir de la violencia institucional. Esto no es dato menor. Para la reparación es necesario una política identitaria que reconozca y repare en términos materiales la violencia institucional”.

Todas las oradoras remarcaron la necesidad de un tratamiento urgente del proyecto, la discriminación sistemática hacia la comunidad travesti/trans dejó a la sobrevivientes en situación de vulnerabilidad y sin acceso a trabajo en blanco, ni con aportes jubilatorios. Teniendo un promedio de vida de entre 35 a 40 años, la reparación material para esta comunidad resulta indispensable.

¿Que dice el proyecto?

  • “Se otorgará una pensión graciable para aquellas personas que hayan sido privadas de su libertad por causas relacionadas con su identidad de género como consecuencia del accionar de las Fuerzas de Seguridad Federales o por disposición de autoridad policial o del Ministerio Público de jurisdicción nacional o federal”.
  • Serán beneficiadas especialmente las personas a las que les haya sido aplicados los incisos “F”, “H” e “I” del Art.2 del derogado reglamento de Procedimientos contravencionales del Edicto de Policía”.
  • El beneficio será incrementado en un 30% si la persona sufrió violencia sexual.
  • El beneficio será igual a la remuneración mensual asignada a la categoría D, Nivel 0, Agrupamiento General del SINEP.
  • El órgano de aplicación será la Secretaría de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación.

Bruno Bazan 

Chateá Con La Nota