Actualidad

Realizarán un encuentro hispanoamericano de tartamudez

El Consultorio Público de Tartamudez, el Hospital Avellaneda y la Asociación Argentina de Tartamudez, organizan el encuentro, que tendrá lugar el 16 y 17 de mayo. El mismo contará con disertantes de distintas provincias y países.

Tucumán es la única provincia del país que cuenta con un consultorio público que atiende a las personas con tartamudez. “Es un orgullo para nosotros que la Sociedad Argentina de Tartamudez nos haya elegido como centro”, declaró su referente, la licenciada Lina Almazán. El objetivo principal del Encuentro Hispanoamericano de Tartamudez es que profesionales, pacientes, madres y padres puedan exponer sus experiencias y conocimientos.

“La tartamudez no es una enfermedad, no se contagia, no es una discapacidad ni un obstáculo para luchar por cualquier objetivo personal e para integrarse al resto de la sociedad”, remarcó Almazán.

La tartamudez es una dificultad que afecta la fluidez normal del lenguaje, provocando “saltos” involuntarios al hablar. Comienza generalmente entre los 2 y 6 años de edad, de forma gradual, aunque su aparición puede ser repentina. Este primer encuentro que se realizará en nuestra provincia pretende mostrar la realidad vista desde diferentes perspectivas, en cuya oportunidad expondrán personas tartamudas que han logrado superar las barreras sociales y convertirse en profesionales, empresarios, etc. Y, por otro lado, niños y niñas que están aún lidiando con los prejuicios sociales, mostrándoles de esta manera que la integración y una vida social y exitosa es posible.

La provincia cuenta con un espacio público para la atención de las personas con tartamudez que funciona en el hospital Avellaneda de lunes a viernes, de 13 a 19 hs.

Desde septiembre de 2016 a diciembre de 2018, fueron 355 las personas que recibieron tratamiento, participando de capacitaciones y talleres, para pacientes y familiares. Realizando además un trabajo articulado entre el Ministerio de Salud Pública y el Ministerio de Educación. “Esa coordinación ministerial nos ha sido de gran ayuda porque una de las luchas más importantes que tenemos es que los chicos puedan seguir estudiando, hay mucha deserción debido a las barreras que encuentran en las escuelas, trabajando también con docentes que desconocen sobre este trastorno y no tienen las herramientas necesarias para abordarlo”, puntualizó Almazán.

Fuente: Secretaría de Estado de Comunicación Pública Gobierno de Tucumán

Autor/a
www.lanotatucuman.com