Estas Leyendo:
“Queremos cultura para toda la comunidad”
Nota Completa 13 minutos para leer

A casi un mes de terminar el año, La Nota conversó con el Prof. Mauricio Guzmán, actual Presidente del Ente Cultural de Tucumán y que mantiene su cargo desde hace 16 años.

Entre los temas relevantes que lo interpelaron se encuentran su relación con la gestión presidencial de la Nación, la provincia y la región.

La agenda del Prof. Mauricio Guzmán es ciertamente apretada y conseguir una entrevista para La Nota llevó más tiempo del que imaginé. Seguimos el protocolo de expedientes de la institución hasta dar con el hueco pertinente de su tiempo. El CV del Prof. deja a la vista una larga trayectoria dedicada a la música, con más precisión al piano y, entre varios premios y menciones ha sido designado Académico Correspondiente de la Academia Argentina de la Música y Miembro Invitado del Consejo Argentino de la Música (CAMU-UNESCO).

Para realizar la entrevista, Mauricio Guzmán nos recibió en su oficina del Ente Cultural. En la misma se pueden apreciar pinturas, dibujos y fotografías de diversos artistas y un retrato de Eva Perón.

Guzman

¿Cuál es su vinculación con la música en estos momentos?

Lamentablemente debo asumir que desde hace varios años he bajado la cantidad de presentaciones anuales y reduje considerablemente la dedicación que requiere la ejecución profesional de cualquier instrumento. Esto se debe a la gran demanda que implica mi desempeño dentro de la gestión cultural, la cual año a año consume cada vez más mi tiempo.

Los que trabajamos en el ámbito cultural, a diferencia de otras reparticiones del Estado, -que cuando bajan sus persianas, nosotros abrimos museos y teatros- no disponemos de fines de semana ni feriados para descansar completamente; todos los días se ofrecen actividades relacionadas al arte y la cultura.

Además del tiempo que me consume la gestión considero acertado brindarles la posibilidad de destacarse en la escena musical, a otros músicos y concertistas de nuestra escena. Cuando me invitan a tocar en otras provincias -y si la agenda me lo permite- lo hago encantado.

También ejerzo la docencia (otras de mis pasiones) en la Escuela de Música de la Universidad Nacional de Tucumán. Ese es mi cable a tierra en estos momentos y mi relación con la música a la vez, aunque estar de este lado del escritorio me vincula no sólo a la música sino también a las artes visuales, teatro, danza etc.

¿Cómo describiría la transición de la Secretaría de Cultura al Ente Cultural que conocemos hoy?

Desde que comencé en la gestión cultural y pública hasta hoy, el escenario ha cambiado mucho. Cuando empezamos en el año 2004 se trataba de la Secretaría de Cultura, siendo esta mucho más reducida y sin la diversa cantidad de departamentos que el organismo de Cultura dispone hoy, como ser el caso de Patrimonio Cultural. A partir de nuestra gestión (acompañada con la Ley de Patrimonio) reorganizamos los espacios y capacitamos al personal necesario para aquella nueva y sensible tarea. Lo mismo pasó en el área audiovisual; ésta creció considerablemente a través de talleres, festivales y otras actividades afines.

En el año 2006 se sancionó la ley de creación del Ente Cultural y a partir de allí cambió la relación económica con las instituciones y organismos del Gobierno y del Estado. Tratamos de interpelarlos (hasta el día de hoy) para que el área cultural termine de ganar el lugar que merece, porque el organismo de Cultura es tan importante como cualquier otro del Estado y aún no cuenta con la inversión que necesita, además, Tucumán en sí mismo posee una vibración cultural muy fuerte, sobre todo a nivel regional. Haciendo un repaso en el tiempo hemos legitimado esta idea lentamente para que el Estado empiece a reconocer la importancia de este sector y nos brinde mayor independencia.

¿En qué consistió estructurar la figura de “ente autárquico”?

Consistió en que dejamos de depender estrictamente de Nación y del Gobierno de Tucumán, al igual que la ex Secretaría de Turismo. La mayor parte de nuestros recursos económicos continúan siendo provistos por ellos, sólo que contamos con más libertad de acción. Esta particularidad nos condujo a una suerte de círculo virtuoso y vicioso a la vez, porque en la medida que fuimos logrando todas nuestras metas, tuvimos cada vez más reconocimiento del Estado, lo cual contagió nuestro entusiasmo y dedicación.

El incremento de actividades y sectores cubiertos demanda un mayor apoyo del Estado y adaptarnos a la nueva estructura se trata de un proceso que aún no terminó; todavía quedan resabios del espíritu de Secretaría y seguimos aprendiendo a administrar y dirigir los recursos, pero fundamentalmente queremos terminar de descentralizar la actividad cultural y para ello necesitamos modificar nuestro organigrama: algunos departamento necesitan ser reorganizados para optimizar su dinamismo acorde a la experiencia recogida en estos diez años.

¿Cómo es la relación del Ente Cultural con la provincia en general?

Es uno de nuestros objetivos ganar más presencia, de la que tenemos, como ente descentralizado en toda la provincia. Estamos en contacto con las intendencias, municipios y comunas pero queremos afianzar esa relación. Para ello es necesario crear la figura de referentes culturales en cada sector. Algunos municipios lo tienen, pero la mayoría de ellos no. Cuando convocamos al Consejo Provincial de Cultura, integrado por los representantes de las 93 comunas y 19 municipios, notamos que faltan muchos referentes de los mismos. En varios casos contamos con la gentileza y buena voluntad de algunxs vecinxs.

¿Considera pertinentes las leyes culturales de Tucumán?

Tucumán tiene un corpus de leyes culturales muy importante, pero considero que muchas de ellas necesitan ser repensadas. La Ley Provincial N° 7858 apoya y promociona el teatro independiente a través de una comisión provincial (CPTI), integrada por distintos referentes del teatro. Lxs mismxs sesionan y tienen su espacio aquí (en el Ente Cultural) y nos comunicamos constantemente con ellxs. Cada año hacemos un llamado para que todxs lxs teatristas independientes presenten proyectos de distinta índole, los cuales son evaluados por la Comisión Provincial, que los evalúa y asigna un monto específico para cada proyecto.

Hay una partida que se sanciona año a año dentro de la Ley de Presupuesto que es dirigida directamente para esa actividad. Implementar esto no ha sido sencillo, sobre todo a nivel administrativo, tanto para nosotros como para lxs teatristas. Todos los años recibimos un aumento en el presupuesto anual de esta partida y para el 2018 pedimos una importante ampliación porque este año, con el aumento de precios, el mismo resultó insuficiente.

El día de la música -el 22 de noviembre- fui a un acto que hubo en la Legislatura y me invitaron a participar de un proyecto para sancionar la Ley Provincial de Músicos Independientes. Estamos trabajando también en la Ley de Promoción Audiovisual. Hace algunos años existe una Ley de Mecenazgo, pero por el modo en que está planteada considero que no sirve, por lo tanto estamos evaluando si será reformulada (a partir del cambio de algunos artículos) o le damos de baja para proponer otra. Igualmente pasaría con la Ley de Luthería, del Sello Editorial y Discográfico. Muchas de estas leyes no disponen aún de una partida asignada.

¿A qué cree Ud. que se debe la emergencia constante de grupos independientes en todos los ámbitos del arte?

Tucumán tiene una actividad cultural impresionante. Es responsabilidad del Estado acompañar todo tipo de gestión y facilitar recursos. Considero que los procesos independientes tendrían que aprender a gestionar subsidios para que nosotrxs podamos acompañarlxs. Esto implicaría, por ejemplo, la inscripción en AFIP y Rentas para que puedan facturar. Debemos rendir cada peso invertido y para ello es indispensable que cada grupo pueda emitir factura.

Por otro lado, muchos artistas independientes creen que trabajar para el Estado -de algún modo- implicaría el sometimiento a un trabajo estructurado (de acción fundamentalmente) y eso no es así. Para nosotros el arte necesita indefectiblemente ser acompañado de libertad, entonces, de ningún modo permitiría que el mismo esté condicionado por el Estado. Estamos abiertos a todas las propuestas, el límite radica en que no tenemos el techo económico suficiente para albergar a todos los proyectos que se generan. En otras provincias encontraron formas de co-gestión con buenos resultados. Creo que si queremos profesionalizarnos en la producción artística debemos investigar y capacitarnos para lanzarnos a ese tipo de experiencias. Tucumán es un germinador de artistas de excelente nivel y considero que faltan espacios para albergarlos y agentes vinculados a la investigación en artes. Desde la Dirección de Artes Visuales ofrecemos cursos, talleres y workshops, con recursos propios y del Consejo Federal de Inversiones.

¿Cómo es la relación del Ente Cultural con la región del NOA?

Hace ya nueve años formamos -en esta sala- el Consejo Regional Norte Cultura, compuesto por Tucumán, Jujuy, Salta, Catamarca, La Rioja y Santiago del Estero. Fui el que impulsó este bloque y me siento un buen referente del mismo. Junto a la región del NEA fuimos los primeros bloques del país. Los Mercados Culturales, el MICA y el concurso “El NOA en Síntesis”, entre otros. Por ejemplo en estos momentos está itinerando la muestra “En frecuencia”, una exposición de 60 obras de artistas visuales de toda la región, la cual se generó en Tucumán y contó un exquisito jurado para la selección de obras. En las inauguraciones de la exposición, lxs artistas explican al público cómo trabajaron y de qué dan cuenta sus obras. La exposición se inauguró en Jujuy, está actualmente en Salta, esta semana estará en Santiago del Estero y continuará viajando en 2018. Éstos son algunos ejemplos de los logros de este año y tenemos varios proyectos más como región para el año próximo. Esperamos contar con el apoyo de Nación.

El país en general carece aún de ciertas políticas que acompañen la gestión cultural de parte del Estado, ¿qué podría decir sobre el apoyo del Estado en los 16 años que lleva en la presidencia de la institución cultural de nuestra provincia?

Me ha tocado transitar la transformación de la Secretaría de Cultura de la Nación a Ministerio de Cultura de la Nación. Desde el año pasado, Nación maneja una política poco clara en relación a lo cultural y ha vaciado de contenido muchos programas nacionales que fueron creados en la gestión presidencial anterior. Los tratos también han cambiado; hay funcionarixs con lxs que manejo contacto directo y otrxs que son más inaccesibles, pero considero que estamos conociéndonos aún. Esta semana participaré de la Asamblea Federal. Actualmente soy Secretario del Consejo Federal de Cultura porque en esta oportunidad no quise aceptar la presidencia y, me comprometo a llevar la voz crítica de la región por el cercenamiento presupuestario y de contenido de diversos programas que ya estaban instituidos.

Distinto es el caso del Gobierno de Tucumán que no sólo nos apoya, sino que además proponen actividades y recursos. Tal es el caso de las dos últimas ediciones del Mega Concierto del Septiembre Musical, que fueron impulsados por el gobernador Dr. Juan Manzur, en el sentido de que fue él quien propuso invitar a las orquestas de todo el país en 2016 y a las orquestas juveniles en 2017. En esta oportunidad vinieron 800 jóvenes de todo el país y estuvieron una semana alojadxs en la provincia para tocar, con previas capacitaciones de maestrxs chilenos y venezolanos. En ambas oportunidades, los conciertos fueron en la Plaza Alberdi debido a que no pudimos conseguir las instalaciones de la Estación del Ferrocarril Mitre, en la cual se realizó durante 10 años consecutivos. Esto fue así por decisión del Ministerio de Transporte de la Nación sin explicaciones consistentes, otro de los temas que planeo plantear en la Asamblea Federal.

¿Cuáles serían los objetivos para el año próximo?

Estamos cerrando el 2017 y viendo cómo nos organizamremos para el año próximo con más actividades inclusivas. Deseamos profundizar esa línea. Muchas de nuestras actividades las manejamos a puertas cerradas porque trabajamos con sectores vulnerables; jóvenes que padecen algún tipo de adicción y en las unidades penales. La pobreza ha ido en aumento y desde el ámbito cultural queremos estar, más que nunca, a lado de los sectores más vulnerables para redoblar esfuerzos y así combatir adicciones y generar herramientas de trabajo vinculadas a la música, el teatro, la producción audiovisual, etc. Además permanentemente firmamos convenios con ONGs, universidades y distintos sectores sociales. Por ejemplo, días atrás se acercaron integrantes del Colegio Médico, porque desean firmar un convenio para que brindemos actividades destinadas a sus afiliadxs y familiares. Recientemente firmamos un convenio con la Ministra de Salud, la Dra. Rossana Chala para originar un programa llamado “Lazos entre Cultura y Salud” el cual ya viene trabajando en la producción de murales en hospitales y caps, con el objetivo de convocar a lxs pacientes, familias y todo el personal de trabajo. La cultura transversaliza todo tipo de actividades y no damos abasto con las mismas. Queremos cultura para toda la comunidad, no sólo para los nueve cuerpos estables que integran el Ente Cultural, por esta razón redoblaremos esfuerzos y lucharemos contra el abandono que sufrimos desde Nación en estos últimos años. La cultura y las artes son necesarias para crecer como sociedad y tienen la misma importancia que cualquier otra rama del conocimiento y el saber.

 

Comentar

Comentarios

Escribí tu busqueda y presiona enter.