Aborto 2020

Qué opinan las mujeres de Yerba Buena sobre el duelo que decretó Campero por el aborto

El intendente de Yerba Buena, Mariano Campero (Juntos por el Cambio), decretó “duelo por cuatro días” luego que el Congreso de la Nación sancionara la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo.

Las banderas de las instituciones públicas del municipio bajaron a media asta “por los bebés que no van a nacer”, según confirmó Javier Jantus, secretario de Relaciones Institucionales de Yerba Buena.

La medida tomada en Yerba Buena el 1 de enero tomó a todos por sorpresa. La decisión no salió publicada en ningún medio oficial del municipio. Algunos se enteraron al ver las banderas a media asta, y no saber por qué. Otros por los medios de comunicación que reprodujeron las palabras de Jantus.

El rechazo se manifestó en redes sociales y a través de comunicados de organizaciones sociales. El desconocimiento de la conquista de un derecho generó malestar principalmente en mujeres vecinas de Yerba Buena.

“Es la negación a una ley”, expresó María Elena Segura, psicóloga. El símbolo de la bandera a media asta es cuando algún ciudadano representante de la cultura, de lo político, lo social, muere. Acá hay un evidente desvío de poder utilizando un emblema nacional. El intendente Campero, como abogado sabe que las leyes se discuten y se acatan. Está apropiándose de los símbolos nacionales a su antojo. El señor Campero debiera tener una causa por usar el símbolo patrio a su antojo”, expresó.

“Que la bandera está a media asta en Yerba Buena sólo significa que estamos de duelo porque en este municipio se perdió la democracia”, expresó Dorkas Andina, ing agrónoma, docente universitaria y vocal de ADIUNT. “Un intendente no puede tomar esa atribución por una ley. Muestra su total desconocimiento ante los procesos democráticos para generar leyes, es una acción desestabilizadora”, sostuvo.

Además, mencionó que, no solo es una ley que tuvo el apoyo de la mayoría en el Congreso, “no se puede dejar de mencionar que es una ley que se viene pidiendo desde la lucha feminista desde hace muchos años y se la ha ganado en las calles. Es una necesidad social, socioeconómica que por supuesto este intendente desconoce. Desconoce porque no sale a las calles, porque no ve las villas que existen en Yerba Buena, sólo gobierna para un sector económico del municipio”, apuntó.

Por otro lado, también señaló que “bebería ocuparse más en poner de pie el mal llamado Hospital Carrillo que funciona más como un CAPS que como un hospital. Las familias más vulnerables no cuentan con un sistema de salud. Debería trabajar para disminuir la brecha socioeconómica existente en el municipio. Yerba buena debería bajar el asta de la bandera por aquellos sectores más vulnerables donde no tienen acceso a servicios públicos básicos, donde hay hacinamiento y violencia intrafamiliar”, denunció.

El resultado fue una ley que salió con una votación e indiscutible resultado

Ana Dantur, de la agrupación Yunque, recordó que “Argentina ha vivido los últimos meses del 2020 una discusión muy importante sobre la interrupción voluntaria del embarazo. Se lo ha discutido en las dos cámaras del Congreso. En cada comisión de esas cámaras y en el recinto. Esa discusión fue con mucha responsabilidad, con muchas argumentaciones y con participación de expertos, exponiendo la postura desde los dos lados. El debate también se dio en los grupos de WhatsApp, en los grupos familiares y en las redes sociales, en Facebook, en la calle, con la participación responsable de los ciudadanos en la calle“.

El resultado fue una ley que salió con una votación e indiscutible resultado“, sostiene. Para ella, “quedan un montón de desafíos para interiorizar a las mujeres sobre la educación sexual integral y a los hombres también, y a los muchachos y a las muchachas en cada escuela. Justamente para que no lleguen a abortar”.

En ese sentido, llamó la atención al municipio de Yerba Buena a comenzar con esa campaña “a través de la educación sexual integral”. “El resultado ya es ley. Los ciudadanos, pero sobre todas las instituciones de los gobiernos provincial y gobiernos locales, tienen que respetar ese resultado. Yo invito a la Municipalidad de Yerba Buena a respetar ese resultado. Hacer levantar la bandera a completa. Y que asuma el amplio sentido democrático que significa esa discusión en el Congreso y que se sume al nuevo desafío, que es cómo no llegar al aborto”.

“Les interesan sus creencias personales y la de sus amigos”

“Estoy totalmente en desacuerdo”, expresó Victoria Navarro, consultada por este medio. “En primer lugar, está faltando a la democracia. Claramente tenemos libre expresión. Somos personas que podemos expresarnos y respetamos la decisión de otros y la diferencia de pensamientos. Cosa que él no está haciendo. Es también una falta de respeto hacia las mujeres, porque lo primero que se pide acá es un derecho más que necesitábamos las mujeres, que es defender la vida de las mujeres que están en riesgo ante un embarazo no deseado y deben recurrir a un aborto clandestino. Nos muestra claramente que no le importan los derechos de la ciudadanía, sino sus creencias personales y la de sus amigos”, sostuvo.

“Tenía mucha indignación y realicé un comentario en una noticia que salió en La Gaceta”, cuenta Mariana Bustos, otra vecina de la localidad. “Fue tan grande el nivel de violencia que recibí, que me asusté. Hasta me amenazaron que sabían donde vivía y que me tenía que cuidar”. Mariana solo había puesto “Es Ley”. “Cometí ese error, pero eso nos muestra que no son pro vida, como se dicen, son violentos”.

Margarita Espeche vive en Yerba Buena. Es integrante del Comité de América Latian y el Caribe por al Defensa de los Derechos de la Mujer. Ella no se siente representada por Campero. “Pone sus creencias personalisimas por encima de una ley que fue votada por representantes elegidos, como él ,democráticamente. Estas actitudes van en línea con sus públicos alineamientos y acuerdos políticos con el hijo de genocida, Ricardo Bussi“, denunció.

“Como feminista siempre digo que no son pro vida, son pro aborto clandestino, no les interesa ninguna vida, sólo son hipócritas que no se hacen cargo y no expresan lo que realmente son, la expresión de un patriarcado genocida que quiere seguir decidiendo sobre los cuerpos gestantes, que llevan a la muerte a miles de mujeres, ocultando violaciones abusos y situaciones de pedofilia graves que suceden en  nuestra provincia a las que parece desconocer este señor”, denunció.

Derecho conquistado

Leonela Arias es de Pan y Rosas. Ella se refirió a la conquista de “un derecho por el que venimos luchando hace años”. Al igual que Espeche, mencionó las alianzas de Campero con Bussi, hijo del genocida Antonio Domingo Bussi y recordó que Juntos por el cambio declaró a la ciudad pro vida, al mismo tiempo que Manzur también lo hizo en 2018. “Claramente vimos que no es una provincia provida. El 10 de diciembre, por ejemplo, llenamos la Casa Histórica. El 29 de diciembre llenamos la Plaza San Martín. Y por otro lado, todas las luchas que venimos dando en la calle las mujeres”, mencionó.

Por otro lado, Agustina del Plenario de Trabajadoras, también mencionó el lugar polémico que ocupa Ana Valoy, frente a la secretaría de Familia y Mujer de Yerba Buena. Mientras Campero se dice defensor de las dos vidas, deja a las mujeres tucumanas totalmente a la deriva”, manifestó.

Sobre Valoy, la joven expresó: “las tucumanas la conocemos como una ferviente anti derecho, opositora a todos derechos de las mujeres y las diversidades de género. Una mujer de la iglesia evangélica que claramente ha sido una una opositora y una luchadora en contra de todas las reivindicaciones nuestras”.

Aline, militante de la Casa De Las Mujeres y de la Asamblea de Organizaciones Sociales y Políticas de Yerba Buena, también señaló la designación de Valoy. “Es manifiestamente antiderecho, se opuso a la Ley Micaela y a la Educación Sexual Integral. Campero con su actitud atenta contra el ejercicio de la democracia además de negar y no aceptar  nuestros derechos ya establecidos”, sañaló.

Por último, María Elena Segura se pregunta “hay que ver por qué enoja tanto el tema del aborto. La interrupción voluntaria al embarazo atañe y ataca fundamentalmente al patriarcado, porque a la mujer le da el poder de la decisión y de la dignidad. La maternidad será deseada o no será. Eso es lo que ataca al patriarcado y que todos estos grupos anti derecho no soporta“.

“El aborto es un gran avance, simbólico por ahora. Tendremos que batallar con personajes bastante siniestros para que se implemente como corresponde”, finalizó.

San Martin 1066 1º piso San Miguel de Tucumán Copyright © 2020 lanotatucuman.com todos los derechos reservados

Salir de la versión móvil