La Nota

Un nuevo medio para tus ideas

Actualidad

Preocupa el desfinanciamiento de la “Escuelita de Famaillá”

La Mesa de Consenso del Espacio para la Memoria “La Escuelita de Famaillá” denuncia la falta de voluntad política de parte del gobierno nacional y del gobierno provincial de mantener el funcionamiento del único espacio para la Memoria en Tucumán.

Desde la Mesa de Consenso, integrada por Organismos de Derechos Humanos, sobrevivientes del terrorismo de estado, familiares y organizaciones sociales y políticas expresaron su preocupación ante la situación crítica que atraviesa el Espacio para la Memoria “La Escuelita de Famaillá”.

La mesa de Consenso funciona hace más de 10 años. Se conformó ante la necesidad de poner en valor el ex centro clandestino, como un lugar para narrar la historia y recuperar la memoria de los años oscuros que atravesó Argentina. “Los lugares de memoria son espacios simbólicos que contribuyen a elaborar situaciones traumáticas individuales y colectivas, aportando así a la construcción y transmisión de memorias, como así también tienen un valor reparatorio para las víctimas y sus familiares”, expresaron en un comunicado.

La Escuelita de Famaillá es el primer espacio para la Memoria de la provincia y el único en Tucumán. Actualmente, se ve gravemente afectado por la crisis económica, y ante posibles despidos y desfinanciamiento del área que maneja Claudio Avruj, desde la Mesa de Consenso denunciaron la falta de voluntad política de parte del gobierno nacional y del gobierno provincial de mantener el funcionamiento del espacio.

En el año 2013 se firmó un acta acuerdo entre el Estado Nacional y la Provincia de Tucumán, asumiendo en la misma la participación y colaboración permanente del Ministerio de Educación y el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, la Secretaría de Derechos Humanos y el Ministerio de Educación de la provincia de Tucumán. “Vemos con honda preocupación que tal acuerdo lleva años sin cumplirse en su totalidad”, denunciaron en el comunicado. El espacio cuenta con sólo una persona a cargo, no cuenta con presupuesto propio para cubrir las necesidades básicas de mantenimiento, salvo por una ayuda de la Secretaría de Derecho Humanos y del Intendente de Tafi Viejo, Javier Noguera; y el aporte del “Club de Amigos de la Escuelita de Famaillá” y de “Padrinos y Madrinas del Espacio para la Memoria”.

Ante este panorama, desde la Mesa de Consenso solicitan al gobierno de la Provincia de Tucumán “a que se realicen las medidas necesarias a fin de que se destine el presupuesto correspondiente, para el mantenimiento y funcionamiento del mismo, teniendo en cuenta que todo lo que se ha hecho hasta aquí desde que se inauguró “La Escuelita de Famaillá” como ESPACIO para la MEMORIA, en diciembre de 2015, es gracias a la voluntad de toda esta gente comprometida”.

Comunicado completo

La MESA DE CONSENSO del Espacio para la Memoria “La Escuelita de Famaillá” expresa su más profunda preocupación y convoca a Organismos de DDHH, victimas, familiares, militantes, organizaciones políticas y sociales a sumarse a nuestro reclamo y estado de alerta. La situación por la que atraviesa el único y primer ESPACIO para la MEMORIA del Norte del país es crítica.

La Mesa de Consenso, integrada por Organismos de DDHH, destacando la Comisión por la Memoria del Sur de Tucumán, sobrevivientes del terrorismo de estado, familiares y organizaciones sociales y políticas, se conformó hace más de 10 años a partir de la necesidad de poner en valor el ex CCD “La Escuelita de Famaillá” como un lugar significativo para narrar su historia, nuestra historia. A partir del trabajo realizado se convirtió en un espacio material donde los procesos y actores sociales lo han transformado en un “lugar de memoria”, con significados particulares, cargados de sentidos para los sujetos que lo transitan. Los lugares de memoria son espacios simbólicos que contribuyen a elaborar situaciones traumáticas individuales y colectivas, aportando así a la construcción y transmisión de memorias, como así también tienen un valor reparatorio para las víctimas y sus familiares. Desde una dimensión colectiva ayudan a restituir los acontecimientos que han sido importantes en la vida de cada comunidad y así revitalizar lazos de solidaridad y pertenencia que la violencia sistemática y planificada del Estado buscó eliminar.

A pesar de haberse firmado en junio del año 2013 un acta acuerdo entre el Estado Nacional y la Provincia de Tucumán, asumiendo en la misma la participación y colaboración permanente del Ministerio de Educación y el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, la Secretaría de Derechos Humanos y el Ministerio de Educación de la provincia de Tucumán, vemos con honda preocupación que tal acuerdo lleva años sin cumplirse en su totalidad.

Como es de público conocimiento el ESPACIO sólo cuenta con una persona a cargo del mismo, María Coronel, quien cumple la función de Coordinadora, cuyo trabajo también está en serio peligro ya que el gobierno nacional busca transferir los Entes de Cooperación Técnica hacia el Ministerio de Economía, lo que pone en riesgo la continuidad de los contratos de más de 10.000 trabajadores del Ministerio de Justicia quienes cobran su salario a través de la recaudación de esos organismos. A esto se le suma la amenaza de Claudio Avruj sobre achicar la planta de trabajadores.

Si bien existieron a lo largo de estos (muchos) meses diversos compromisos sobre la posibilidad de ampliar el personal dentro de “La Escuelita”, esto no se cumplió.

Tampoco cuenta el ESPACIO con presupuesto propio, ni nacional ni provincial, ni siquiera para cubrir las necesidades básicas del espacio, salvo un aporte de la Secretaria de DDHH de la Provincia a cargo de la Dra. Erica Brunotto, que ayuda a la compra de material de limpieza y librería. Ésta situación nos ha llevado a buscar la solidaridad y compromiso de diferentes compañerxs a partir de un “Club de Amigos de la Escuelita de Famaillá” y posteriormente de “Padrinos y Madrinas del Espacio para la Memoria” quienes mes a mes, y a pesar la crisis económica por la que atraviesa nuestro país, hacen un aporte solidario económico lo que permite sustentar y sostener algunas de las actividades y mantención mínima del espacio. Vaya nuestro agradecimiento para cada unx de ellxs.

El ESPACIO cuenta con dos equipos de trabajo permanente: COMUNICACIÓN y EDUCACIÓN. En este punto cabe destacar que el Ministerio de Educación de la Provincia de Tucumán a cargo del Dr. Juan Pablo Lichmajer mantuvo su compromiso con el ESPACIO DE MEMORIA destinando el Equipo del área educativa del espacio para la Memoria. Quienes integran el mismo lo hacen de manera responsable, comprometida y colectiva levantando día a día las banderas de la Memoria, la Verdad y la Justicia reivindicando la lucha de nuestrxs 30.000 compañerxs detenidxs desaparecidxs.

En cuanto al trabajo del Equipo de Comunicación, el mismo es realizado por un grupo de valiosxs voluntarixs, entre las que se encuentra una de las compañeras despedidas recientemente de Telam, quien a pesar de su situación mantiene su labor dentro del aérea. Nos es necesario aclarar que ninguna de las personas que integran dicho equipo cobra por su trabajo ni reciben ningún tipo de viatico para traslado desde San Miguel de Tucumán hasta el ESPACIO en la localidad de Famaillá o comida cuando la jornada es extendida, lo que significa un esfuerzo mayor que se sostiene a partir del compromiso indeclinable con la lucha de los Organismos de DDHH, sobrevivientes y familiares.

Por otro lado, quisiéramos aprovechar para agradecer públicamente al Intendente de Tafi Viejo, Javier Noguera, quien de manera desinteresada se comprometió a cubrir uno de los gastos mensuales del ESPACIO que es el corte de pasto en toda el área, tarea que se lleva a cabo desde hace algunos meses.

Por todo lo expuesto es que desde esta Mesa de Consenso denunciamos la falta de voluntad política de parte del gobierno nacional y del gobierno provincial de mantener el funcionamiento del ÚNICO ESPACIO PARA MEMORIA DE TUCUMAN, que además es el primer centro clandestino del país. Solicitamos expresamente al gobierno de la Provincia de Tucumán a que se realicen las medidas necesarias a fin de que se destine el presupuesto correspondiente, para el mantenimiento y funcionamiento del mismo, teniendo en cuenta que todo lo que se ha hecho hasta aquí desde que se inauguró “La Escuelita de Famaillá” como ESPACIO para la MEMORIA, en diciembre de 2015, es gracias a la voluntad de toda esta gente comprometida.

Sin esa voluntad, responsabilidad y compromiso no hubieran sido posibles:

-Talleres permanentes de folclore, murga y teatro popular.

-Visitas guiadas al sitio y talleres con temáticas de derechos humanos a escuelas primarias, secundarias y a facultades.

-Capacitaciones de derechos humanos a docentes del sur tucumano.

-Capacitaciones en temáticas de género, muralismo.

-Muestras de fotografía.

-Muestras de música.

-Espacio de práctica comunitaria de alumnxs de carreras de la Facultad de Filosofía y Letras.

-Armado de archivo oral de historias de detenidos desaparecidos y de sobrevivientes del ccd.

 

Chateá Con La Nota