La Nota

El Medio para tus ideas

Cine

¿Por qué sacaron de cartelera la exitosa “Bazán Frías” del Espacio INCAA?

Un clima de absoluto desconcierto se instaló en Tucumán ante la retirada de cartelera de la película ficción-documental “Bazán Frías. Elogio del Crimen” ante la decisión del organismo que nuclea la industria del cine nacional; llenaron sala en cada proyección y el público reclama por ella. Desde Tucumán Audiovisual emitieron un comunicado en repudio a la medida que “menosprecia a las producciones independientes”.

Interpretada por internos del penal de Villa Urquiza, la película documental Bazán Frías. Elogio del crimen fue un éxito de taquilla en Tucumán, sin embargo, desde el INCAA (Instituto Nacional de Cine y Arte Audiovisual) le dieron de baja.

Bajo la realización colectiva del grupo Cine Bandido, la película tucumana se estrenó un mes atrás en diferentes salas del país, cosechando numerosas críticas favorables en su haber. Además, el Espacio INCAA de la Sala Caviglia de Tucumán devino en éxito de audiencia, llenando sala en cada oportunidad, un hecho, por cierto, bastante atípico en las salas de cine reguladas por el INCAA en la provincia.

Te puede interesar:

El argumento en el que suelen basar la decisión de dejar en cartel, o no, cualquier película es la demanda del público, pero, en este caso, los compromisos adquiridos de proyección en la agenda del INCAA tienen más peso que el deseo de la audiencia tucumana que aun no vio el éxito tucumano del año que, además, formará parte de la competencia nacional del Festival Latinoamericano Tucumán Cine “Gerardo Vallejo”.

Por su parte, y en representación de los trabajadores y trabajadoras audiovisuales de la provincia, la asociación civil Tucumán Audiovisual publicó este miércoles un comunicado en el que manifestó una profunda preocupación ante lo sucedido:

En el día de la fecha, miércoles 19 de junio de 2019, desde Tucumán Audiovisual queremos manifestar nuestra profunda preocupación ante lo ocurrido con la exhibición de la película Bazán Frías: Elogio del Crimen.

El largometraje documental realizado por el colectivo Cine Bandido, fue producido con apoyo del INCAA – Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales a través de la llamada ‘Via Digital’, la más baja de financiación de cine nacional. Pese a que el film no cuenta con el presupuesto de las grandes producciones para ser proyectado en salas comerciales, la película filmada en el Penal de Villa Urquiza constituyó de igual manera un fenómeno de exhibición cuando se estrenó en la provincia de Tucumán. 

Desde que fue programada en el Espacio INCAA – Orestes Caviglia la película llenó la sala en todas las funciones programadas durante la primera semana. Superó la ‘media de continuidad’, es decir, la cantidad de espectadores que fija la norma para ese período de tiempo, que asegura seguir en cartelera; por lo tanto fue reprogramada una semana más, brindando los mismos resultados: agotó todas las localidades. Aún sí, la semana siguiente el documental independiente fue trasladado al Espacio INCAA – Hynes O’Connor, sala de menor capacidad.

A pesar de volver a llenar todas sus funciones, y del compromiso y predisposición de la Dirección de Medios Audiovisuales y todos los trabajadores de la sala Espacio INCAA Tucumán de que la película siga en cartel, el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales, a través de la “Subgerencia de Desarrollo Federal” y su “Coordinación de Salas Espacios INCAA” eligieron levantar la película aunque haya superado la media de continuidad, sin siquiera hacer foco que se trata de una realización local que el público desea ver, sin defender eso que llaman ‘federal’. ¿La razón? Que el INCAA ya tiene compromisos establecidos con otras casas distribuidoras. Una vez más, menospreciando a los productores independientes que incluso superan la norma impuesta por el mismo instituto.

Desde Tucumán Audiovisual queremos llamar la atención a toda la comunidad audiovisual sobre este hecho, ya que, a pesar de la predisposición y voluntad de los trabajadores de Espacio INCAA de Tucumán, las políticas del Instituto primaron a la hora de levantar el film de nuestros socios. Este hecho constituye algo llamativo si se contrasta con el discurso que desde las autoridades de INCAA se esgrime en pos de un supuesto federalismo que en los actos no se cumple; lo cual se ve aún mas agravado en tanto que los justificativos en muchos casos para levantar de cartel películas documentales o independientes corresponde siempre a asuntos de taquilla lo cual no se aplica bajo ningún punto de vista en el caso que exponemos.

Desde Tucuman Audiovisual reclamamos una real política de exhibición que incluya criterios federales y garantice la pluralidad de miradas y diversidad de contenidos en las salas, y sobre todo, especialmente en las que dependen del Instituto Tucumán Audiovisual.

Autor/a
Chateá Con La Nota