La Nota

Un nuevo medio para tus ideas

Música

Por qué la Unesco declaró al reggae como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad

El ritmo que comenzó como una manera de expresarse ante atropellos políticos de una época en Jamaica, ha logrado trascender fronteras y sonar a lo largo y ancho del mundo. Bob Marley, su máximo referente.

A fines de 2018, la UNESCO declaró al popular ritmo jamaiquino como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, mismo estatus asignado al tango. Así lo dio a conocer la propia organización a través de un comunicado emitido desde Port Louis, en la República de Mauricio, lugar donde se encuentra evaluando una larga lista de candidaturas para recibir tal distinción.

“Su aporte a la reflexión internacional sobre cuestiones como injusticias, atropello a los Derechos Humanos, resistencia y amor, pone en relieve la fuerza intelectual, sociopolítica, espiritual y sensual de este elemento como patrimonio cultural”, se lee en un comunicado emitido por el organismo.

Orígenes

El reggae es una amalgama de antiguos ritmos musicales jamaicanos y de otros de orígenes muy diversos –caribeños, latinoamericanos y norteamericanos– y surgió a comienzos de 1960 en un medio cultural de grupos marginados que vivían principalmente en la parte occidental de la ciudad de Kingston, capital de Jamaica.

A lo largo del tiempo se fueron incorporando estilos musicales neoafricanos, la música soul y el rhythm and blues, transformando paulatinamente el ska primigenio en rock steady, primero, y luego en “reggae”. Aunque en sus inicios el fue una expresión musical –vocal e instrumental– de comunidades marginadas, actualmente ha sido abrazado por amplios sectores de la sociedad sin distinción de sexo, etnia o religión.

El máximo referente que tuvo el reggae fue el mítico “Bob” Robert Nesta Marley, que con su vasta discografía, y mítica historia de vida, sigue vigente a través de las nuevas generaciones que lo escuchan y reproducen.

Autor/a
www.lanotatucuman.com
Chateá Con La Nota