La Nota

Un nuevo medio para tus ideas

Nacionales

Por la corrida y la bicicleta, en 2018 los bancos ganaron un 121% más que el año anterior

Acumularon ganancias por $172 mil millones. Alto contraste con otras áreas de la economía argentina.



Los salarios, en un año, perdieron 22 puntos con relación a la inflación que escaló a 47,6%. En noviembre de 2018 el Estimador Mensual de la Actividad Económica mostró un retroceso con relación al año anterior del 7,5% consagrando una caída del PBI acumulado con relación a 2018 del 2,2%. La industria, en diciembre, según el Índice de Producción Industrial Manufacturera (IPIm) del INDEC retrocedió un 14,7% y acumuló una caída del 5% para todo el año.

Sin embargo, para el sector bancario, 2018 ha sido un año para celebrar. Es que, según el informe publicado el miércoles por el Banco Central de la República Argentina, las ganancias de las entidades financieras escalaron hasta $172.106 millones. Se trata una suba de 121% con relación a los balances de 2017. De este modo, en términos reales, los bancos mejoraron su performance en un 50%.

Sólo en diciembre las utilidades de los bancos llegaron a los $23.199 millones cuando en 2017 habían sido de $391 millones.

Los efectos de la corrida cambiaria, que se desarrolló durante el período que va desde abril a septiembre, generaron una fuerte mejora en los balances de las entidades como resultado del cómputo de sus activos nominados en dólares.

Según el informe elaborado por la entidad comandada por Guido Sandleris, “el sistema financiero mantuvo altos niveles de liquidez y solvencia”. Además, “la exposición al riesgo sigue siendo acotada”.

Por otra parte el informe destaca que se ha registrado en diciembre un incremento de los depósitos del sector privado del 5,7% en términos reales aunque no se verificó una contrapartida a nivel del crédito al sector privado que retrocedió un 2,3% en términos reales.

Es que la suba de los depósitos, en particular los plazos fijo, no se destinó a la producción sino que ha servido a las entidades para financiar sus operaciones con Leliq con el propósito de usufructuar las tasas de interés extraordinarias que establece el propio BCRA para esos títulos. Las nueva bicicleta financiera generada por un dólar relativamente planchado combinado con tasas de interés en pesos a niveles todavía exhorbitantes, mediante la cual el gobierno buscó poner fin a la corrida cambiaria, tuvo a los bancos como principales beneficiarios. De hecho, el balance imputa ganancias por $326 mil millones a los ingresos por “títulos valores”, un 203% más que lo registrado durante 2017. Los resultados están a la vista.Es que la suba de los depósitos, en particular los plazos fijo, no se destinó a la producción sino que ha servido a las entidades para financiar sus operaciones con Leliq con el propósito de usufructuar las tasas de interés extraordinarias que establece el propio BCRA para esos títulos. Las nueva bicicleta financiera generada por un dólar relativamente planchado combinado con tasas de interés en pesos a niveles todavía exhorbitantes, mediante la cual el gobierno buscó poner fin a la corrida cambiaria, tuvo a los bancos como principales beneficiarios. De hecho, el balance imputa ganancias por $326 mil millones a los ingresos por “títulos valores”, un 203% más que lo registrado durante 2017. Los resultados están a la vista.

Por Alfonso de Villalobos, para Tiempo Argentino

Autor/a
www.lanotatucuman.com
Chateá Con La Nota