La Nota

Un nuevo medio para tus ideas

Tucumán

“Nuestros pañuelos verdes siguen en alto”

A pocas horas de que se realice la marcha por el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, desde Ni Una Menos Tucumán compartieron el documento que se leerá en el acto de cierre.

La convocatoria de Ni Una Menos será a las 18hs en el SIPROSA y se marchará hasta Plaza Independencia.

Por su parte, desde la Multisectorial de Mujeres concentrarán en las 18hs en la Plaza Urquiza.

Documento completo Ni Una Menos

Este 8M estamos protagonizando el 3° Paro Internacional de mujeres, lesbianas, travestis y trans contra el ajuste, los femicidios, transfemicidios y travesticios, contra la maternidad forzada y por el aborto legal, seguro y gratuito.

Paramos contra las violencias y sus responsables: el sistema capitalista y patriarcal, los gobiernos y las Iglesias.

Paramos hermanadas con las mujeres de Brasil que enfrentan la avanzada reaccionaria de los Bolsonaro, con las haitianas que junto al pueblo protagonizan una rebelión popular contra la opresión colonial y contra la injerencia imperialista yanqui en Venezuela.

Por el Aborto legal, seguro y gratuito ya!! la maternidad forzada es tortura; paramos por la separación de la Iglesia del Estado.

Venimos de protagonizar la movilización histórica por el aborto legal que logró abrirse paso frente al Estado y la Iglesia y dejar en claro las consecuencias del aborto clandestino y sus responsables. La negativa del Senado, pero también toda la campaña que desplegaron los distintos gobiernos provinciales, municipios y legislaturas es expresión del compromiso que tienen los partidos que gobiernan con las Iglesias a cambio de su función de contención y disciplinamiento social. Nuestros pañuelos verdes siguen en alto y no se mezclan con los celestes porque detrás de ellos están el Vaticano y la iglesia evangelista y sus representantes en los gobiernos defensores de la opresión y violencia contra las mujeres.

Ahora están en una cruzada por los abortos que ya son legales y han tomado los cuerpos de las niñas como campos de batalla. A Lucia la sometieron a torturas durante casi 2 meses y por la vía de la dilación y los aprietes la obligaron a parir. Con este hecho, que se suma al caso de otra niña en Jujuy, por el cual responsabilizamos al gobierno de Morales, buscan sentar precedentes para bloquear los abortos no punibles.

Responsabilizamos al gobierno de Manzur y el pacto del PJ, con macristas, radicales y bussistas contra los derechos de las mujeres. Exigimos la renuncia de la ministra de salud, Rossana Chahla, del secretario ejecutivo del Siprosa, Gustavo Vigliocco, y de la directora del Hospital del Este, Elizabeth Ávila.

Exigimos que el poder judicial deje de entrometerse indebidamente en las prácticas de abortos no punibles. Exigimos el Jury a la Fiscal Adriana Giannoni y a la Defensora de Menores Adriana Romano, quienes obstaculizaron ilegalmente el aborto no punible al que tenía derecho Lucía.

Repudiamos la viralización de los datos de la niña en boca del Arzobispo Carlos Sánchez quien envió a sus feligreses fundamentalistas a hostilizar y acosar a Lucía en el Hospital.

Exigimos cumplimiento efectivo del protocolo de Interrupción legal del embarazo; implementación ya de la ESI en todas las escuelas de la provincia; adhesión a la ley nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable; fuera la religión de las escuelas, educación laica ya; anulación de la resolución que declara a Tucumán provincia Pro-Vida.

No vamos a permitir que vengan por nuestros derechos! Redoblamos nuestra lucha por la separación de la Iglesia del Estado.

Con precarización, desempleo y pobreza no hay ni una menos!! Paramos contra el brutal ajuste que descargan Macri, el FMI y los gobernadores y el FMI. Tarifazos, devaluación, despidos y paritarias miserables no han hecho más que profundizar el deterioro de las condiciones de vida y acrecentar la feminización de la pobreza. Todas estas medidas han pasado por la complicidad de las burocracias sindicales.

Las mujeres somos las más precarizadas, peores pagas y estamos doblemente explotadas porque las tareas reproductivas y de cuidado son un trabajo que recaen principalmente sobre nuestras espaldas. Decimos: No a la brecha salarial que nos relega, en promedio, a cobrar un 27 por ciento menos. Exigimos paritarias libres, sin techo y aumento salarial acorde a los costos de la canasta familiar. Queremos centros de cuidado infantil en los lugares de trabajo, estudio y en los barrios. Pedimos licencias por violencia de género y licencias materno -paternales y familiares. Basta de vaciamiento a la salud y educación, abajo la CUS (Cobertura Universal de Salud).

Reclamamos cupo laboral trans, y nos oponemos a todos los ataques y discriminación que sufrimos trans, travestis y lesbianas. Repudiamos la persecución política/ideológica en las instituciones y programas estatales nacionales y provinciales.

Exigimos a las centrales sindicales que convoquen a un paro nacional ya y un plan de lucha contra el ajuste. Nos solidarizamos con las y los trabajadores desocupados, y saludamos a las comisiones de mujeres que se han puesto en pie para luchar contra los despidos como la que se conformó en el Ingenio San Juan.

Repudiamos el despido discriminatorio y la persecución ideológica a la compañera de la Campaña Nacional por el aborto legal, seguro y gratuito Fernanda Fernández, del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia de Tucumán, a cargo de Gabriel Yedlin, y exigimos su inmediata reincorporación en condiciones dignas de trabajo.

Exigimos la derogación de la reforma previsional que recortó las ya magras jubilaciones, al igual que los montos de las pensiones y la Asignación Universal por Hijo, y aumenta la edad jubilatoria en 10 años. Con la reforma laboral en carpeta, bajo las exigencias del FMI, buscan profundizar la precarización laboral y atacar los convenios colectivos de trabajo.

Decimos FUERA EL FMI, y sus planes de hambre y miseria que en cualquier variante vendrán de la mano de mayores penurias para nuestras vidas.

A Macri y Manzur les advertimos que no estamos dispuestas a dejar pasar la política represiva y el intento de criminalizar la protesta para amedrentarnos. No el código represivo de Bullrich y Pichetto contra las manifestaciones populares y la persecución a los inmigrantes. Abajo la doctrina Bullrich con la que se legaliza el gatillo fácil y se busca bajar la edad de imputabilidad. No a la prisión domiciliaria de los genocidas. Cárcel común perpetua y efectiva. Libertad a Milagro Sala y basta de persecución a las/os que luchan.

Gritamos Basta Femicidios, transfemicidios y travesticidios.

2019 empezó mostrando la peor cara de la descomposición del régimen social para las mujeres y niñas de este país: en promedio, asesinaron a una mujer cada 28 horas y hubo tres denuncias de violaciones grupales a adolescentes. En Tucumán a la imparable lista de víctimas se suma Silvia Moreno.

Desde 2015 marchamos al grito de NI UNA MENOS y ningún gobierno nos ha dado respuesta. Macri y el PJ sólo han hecho demagogia con nuestro reclamo. No hay presupuesto para asistencia y mucho menos con el presupuesto 2019 que acaban de aprobar. La ley de Emergencia en Violencia contra la Mujer aprobada por Manzur en diciembre de 2016 sigue sin presupuesto. Sólo se puso en pie un llamado “cuerpo de abogados” que cuenta con un par de profesionales precarizados. Exigimos presupuesto ya y su control por parte de las organizaciones de mujeres. Presupuesto ya para la Ley de Proteccion Integral de Niños, Niñas y Adolescentes.

Repudiamos el accionar del poder judicial que persigue y violenta mujeres mientras brinda impunidad al poder político, basta como ejemplo el nombramiento de Navarro Dávila como Ministro de Defensa, que fue el fiscal que acusó y encausó a “Belen” injustamente. Se crearon fiscalías supuestamente especializadas en género con personas en su mayoría puestas a dedo que carecen de cualquier formación y que resultan funcionales al accionar clasista, misógino y patriarcal de la justicia, como es el caso de Nadia Orce.

Seguimos la lucha por nuestras desparecidas. ¿Dónde está Daiana Garnica? ¿Qué pasó con Milagros Avellaneda y su hijo Benicio? ¿Qué hicieron con Mariana González? En la tierra de Marita Verón desaparecen mujeres y no se investigan las redes de trata por la simple razón de que las instituciones del Estado están involucradas. Exigimos su desmantelamiento. A 13 años del femicidio impune de Paulina Lebbos seguimos reclamando el castigo a todos los responsables materiales y políticos. Las condenas logradas demuestran la participación del poder político en el encubrimiento del crimen. Que se imputen a todos los encubridores, entre ellos Alperovich. Queremos justicia por nuestras compañeras trans Celeste, Ayelén, Lourdes, Natasha y Cynthia. Denunciamos las múltiples violencias y la discriminación a las que están expuestas porque no tienen acceso ni a educación ni a fuentes de trabajo.

Basta de perseguir a las lesbianas por mostrar el cuerpo o expresar afecto en público. No queremos ser asesinadas, ni ir presas, por besarnos o expresar con libertad nuestra sexualidad. Decimos basta de heteronormar nuestros cuerpos y ocultar nuestras conductas, y lo decimos con orgullo. Mantenemos viva la memoria de Pepa Gaitán y exigimos la absolución de Higui! Pedimos libertad para Joe Lemonge! Apoyamos la lucha contra los abusos y acosos en la UNT. Celebramos la exoneración de Victor Chocobar en Derecho y decimos fuera Hassan y todos los abusadores de las aulas.

Estas violencias existen y se sostienen desde hace años porque hay complicidad de las autoridades. Que se investiguen las responsabilidades institucionales y exigimos un verdadero protocolo contra la violencia de género al que se le asigne presupuesto y personal idóneo que lo aplique, que posean perspectiva de género y formación en derechos humanos, que cuenten con el aval del movimiento estudiantil y docente.

Decimos basta de acoso en las escuelas y exigimos justicia por todas las niñas y adolescentes abusadas. Exigimos justicia por las niñas abusadas en la Escuela primaria Costanera Norte.

Basta de acoso laboral y complicidad institucional. Acompañamos a actrices argentinas, a las trabajadoras de prensa de Tucumán y de otros sectores que se animaron a denunciar la violencia en sus lugares de trabajo y que como respuesta de las patronales sufrieron distintas represalias y la protección a los acosadores. Por eso con ellas decimos “Mira como nos ponemos”.

Compañeras hoy la tierra tiembla cuando salimos a las calles. Vamos por el aborto legal y por la destitución de los torturadores de Lucia.

Derrotemos el ajuste de Macri, los gobernadores y el FMI.
Paremos la violencia patriarcal.

¡Ni Una Menos Tucumán!

Autor/a
www.lanotatucuman.com
Chateá Con La Nota