La Nota

Un nuevo medio para tus ideas

Actualidad

“No estamos solas, estamos organizadas”

Con un bono contribución, organizaciones feministas juntan dinero para ayudar a la hija de Lucía Juárez y sus hermanos, quien fue víctima de un femicidio en diciembre del 2017.



Desde la Campaña Nacional contra la Violencia hacia las Mujeres Regional Tucumán, se organizaron para darle una respuesta a la familia de Lucía Juárez, quien en diciembre de 2017 fue víctima de un femicidio.

Su cuerpo fue hallado en el fondo una vivienda precaria del Barrio San Cayetano, donde vivía junto a su hija Xiomara de 3 años, y con sus hermanos de 8, 13 y 18.

Por el crimen, quedaron imputados su madre, Lorena Frenoux, de 39 años, el concubino de esta, Álvaro Exequiel Adra, de 20 años, quienes se encuentran detenidos.

Ante los hechos, Graciela Maisabé, hermana de Lucía, quedó a cargo de sus hermanos y de Xiomara. Tuvieron que abandonar la casa donde vivieron 9 años, y hasta el día de hoy, no recibieron respuestas por parte del Estado para solucionar la falta de vivienda.

“Nos vinimos aquí porque a mí hermana la encontré en el fondo de mi casa y a causa de eso estuvimos dos meses sin poder acceder. Además, esa casa nos traía muchos recuerdos”, explicó Maisabé, quien está en trámites para acceder a la tutela de sus tres hermanos y de la hija de Lucía, y así poder tramitar la reparación económica para hijos de víctimas de femicidios, tal como dispone la recientemente aprobada “Ley Brisa”, y las asignaciones universales correspondientes de los otros menores de edad.

Sumando esfuerzos, desde el colectivo Ni Una Menos también realizaron aportes para cubrir los gastos legales. Actualmente se encuentran en la necesidad de reunir el dinero para pagar la mano de obra y construir dos módulos y un baño, que quedarían anexos a una casilla que un tío les compró. Los materiales para la obra también fueron gestionados por la Campaña.

Lucía era cercana a la organización. Durante el 2014 formó parte del merendero que organizaba el Colectivo el Baldío, que forma parte de la Campaña. “Lo hacíamos en su casa. Lu debió viajar a Jujuy. Nosotrxs ya no teníamos relación con Lorena, su madre por algunas cuestiones de militancia. Pero cuando Lu volvió quiso volver al merendero, aunque el trabajo no se lo permitió”, contó Micaela, quien forma parte del Baldío.

No estamos solas, estamos organizadas“, dice el bono que tienen un valor entre $5 y $500 y se pueden adquirir a través del Facebook de la Campaña Nacional contra la Violancia hacia las Mujeres o al teléfono (0381) 153913270.

Chateá Con La Nota