Estas Leyendo:
Movete: 6 ejercicios para mejorar la circulación
Nota Completa 3 minutos para leer

Una mala circulación puede generar decenas de problemas de salud pero, afortunadamente, con una buena alimentación y los ejercicios correctos estos se pueden evitar.

Una vida sedentaria, marcada por una rutina donde la alimentación es deficiente y el ejercicio físico no tiene lugar, es el principal causante de los problemas de circulación.

¿Cómo evitarlo? Según el portal univerisia, cambiando pequeños hábitos como usar las escaleras en lugar del ascensor, controlando mejor la alimentación, o realizando cada día una serie de sencillos y breves ejercicios que puedan contrarrestar los efectos que una la vida sedentaria que llevas tiene para tu organismo.

Importancia de una buena circulación

El sistema cardiovascular impulsa sangre a través del cuerpo, haciendo que todos los órganos y tejidos reciban los nutrientes necesarios para funcionar de forma correcta. A eso nos referimos cuando hablamos de una buena circulación sanguínea.

Esta es importante porque permite un rendimiento óptimo de los órganos, pero además disminuye el desgaste natural del corazón y con eso reduce las probabilidades de padecer un problema cardiovascular.

En definitiva, una correcta circulación sanguínea es importante para que el cuerpo funcione como debe.

Ejercicios para mejorar la circulación

Si tu rutina es en esencia sedentaria, practicar una serie de ejercicios puede ayudarte a mejorar tu circulación. Por eso, queremos recomendarte estos 6 movimientos sencillos que podés realizar en casa o en la oficina.

1) Bicicleta

Andar en bicicleta favorece notoriamente la circulación en las piernas, por lo que recostarse en el suelo e imitar el movimiento que realizan las piernas en una bici puede ser una excelente forma de restablecer el flujo sanguíneo hacia estas luego de pasar demasiado tiempo sentado.

2) Caminar de puntillas

Caminar en puntas de pie no solo logra una mejor circulación en las piernas, sino que también mejora el estado de los pies. Intentá hacerlo por unos pocos metros y verás cómo sentís tus piernas y pies revitalizados.

3) Camina en el lugar

Simulá que caminas pero sin moverte de tu lugar, si además acompañás este movimiento con los brazos, el efecto será aún mejor. También podés caminar por la oficina, o salir a la calle y caminar hasta una esquina y luego volver.

4) Subir escaleras

Si tenés escaleras en el trabajo puedes directamente subir y bajar un tramo cada tanto, pero si no las tenés puedes imitar el movimiento que deberías realizar para hacerlo. Esto hace que el sistema cardiovascular se acelere y bombee sangre a todo el cuerpo.

5) Alcanza algo de un estante alto

Cuando querés alcanzar algo que está demasiado alto generalmente te pones en puntas de pie ¿no? Bueno, para este ejercicio deberás simular esta situación. Ponete en puntas de pie, luego bajá los pies y apoyalos en el suelo como harías en caso de alcanzar lo que buscabas, y repetí el movimiento varias veces.

6) Mueve los pies

No es necesario que te pongas de pie, simplemente desde tu silla podés mover los pies como trazando círculos en el aire, y este pequeño movimiento hará que la circulación hacia piernas y pies mejore.

Comentar

Comentarios

Escribí tu busqueda y presiona enter.