Estas Leyendo:
Militancia feminista y arte empoderado para reflexionar durante la jornada del 8M
Nota Completa 6 minutos para leer

Igualdad de derechos y aborto legal, seguro y gratuito son algunas de premisas que exigimos en el marco del segundo Paro Internacional de Mujeres, Lesbianas, Travestis y Trans. Desde La Nota te acercamos parte del trabajo de las artistas Guadalupe Rearte y Pierina Illuminato, quienes empapan sus producciones con sus perspectivas ligadas al feminismo. Hoy se para.

El 8 de marzo se transformó –felizmente– en un día de lucha para muchísimas mujeres alrededor del mundo para decirle basta a las violencias femicidas y travesticidas, y a las violencias económicas y estatales que las sustentan. Esas son las principales demandas –de una extensa lista– del Segundo Paro Internacional Feminista en la Argentina, que se cumplirá en articulación con más de cincuenta países, con distintas modalidades y multitudinarias movilizaciones. En Argentina hay cese de actividades en algunos lugares de trabajo, en otros, asambleas. Por la tarde, preludian cientos de marchas en diferentes ciudades. En San Miguel de Tucumán se convoca a partir de las 18 hs en Plaza Urquiza para marchar hacia la Plaza Independencia. “Paramos porque somos parte de una historia colectiva e internacional. Toda lucha feminista es la que nos tiene a las mujeres, lesbianas, trans y travestis organizadas contra el patriarcado y el capitalismo en las calles, en las plazas, en los lugares de trabajo, en las casas y en las camas”, dice parte del documento oficial del 8M Paro Internacional Feminista 2018.

Hoy. Vamos todas.

 

En San Miguel de Tucumán podemos destacar el trabajo de varias artistas visuales que destinan su producción a la militancia feminista. Desde La Nota conversamos con dos de ellas, Pierina Illuminato y Guadalupe Rearte, quienes a partir de distintos recursos materiales y poéticos nos recuerdan algunas disputas de poder y problemáticas de desigualdad en el terreno de los derechos y el deseo de una vida más digna y alejada de los diversos modos de violencia de género.

Hardworker en tucumanfriendly

 

Pierina Illuminato es Licenciada en Artes Plásticas, artista visual, docente y le interesa el lenguaje performático en conjunción con el textil, la ropa, las prendas, las tela, que son las piezas que la acompaña en la construcción de personajes. La ironía, la búsqueda y reflexión permanente -sobre determinadas problemáticas- son algunos factores comunes dentro de su producción. El trabajo “Hardworker en tucumanfriendly” tiene que ver con una necesidad de supervivencia en Tucumán frente a situaciones negativas tanto personales como colectivas que denuncia la artista.

“Realizo recorridos cotidianamente buscando situaciones y paisajes contrastantes, disimiles, naturales, periféricos, patrimoniales, emblemáticos, principalmente en Tucumán. A partir de esto, intento completar o sobrellevar una memoria que convive con ausencias idílicas (del lugar y propias). Desde este lugar potencio mi obsesión construyendo fantasías reguladoras de vacíos a través de situaciones que permiten desplazarme del supuesto contexto presente. Utilizo la fotografía, y lo performatico como registro de escenificación e instrumento que habilita la construcción fantasiosa. Puedo ser una sirena, camionera, astronauta, pero tamizando a través de mi corporalidad”, explicó a La Nota, Illuminato.

“Edito la concepción de viaje y paisaje, tomándome a mí como campo empírico a través de quien todo sucede o perece, los ficciono, suspendiendo así una realidad que nos atraviesa, recreando fantasías que nos permitan alejarnos de cánones culturales impuestos en la sociedad. El poder ser quien uno quiere ser, en el entorno en el que este habitando. Ironizar la imposibilidad. La delgada línea entre la ficción y la realidad. Una habitante del norte del país, que su contexto es la yunga cerrada y frondosa, se expone al encuentro de un mar que no existe en su provincia, pero si en su mundo onírico ¿qué tensiones entran en juego?”, agregó la artista.

“Llevarme la cola de sirena a un contexto de playa, fue para tratar de entenderme en el lugar en el cual supuestamente una sirena podría sobrevivir, pero en medio del proceso de producción, me di cuenta que de que ese gag no funcionaba para crear una ficción sobre lo imposible y la ironía con la que deseaba trabajar. El punto es que descubrir que no funcionaba en medio de esa búsqueda fue igual de grato que si hubiese funcionado.

Mi trabajo es autobiográfico pero siempre atravesado por la fantasía, que es la que me permite regular los vacíos, miedos y angustias que me genera vivir en Tucumán, que es un lugar hostil y violento para mí en particular y las mujeres en general”, concluyó Pierina frente a su última producción.

Empapelar la ciudad. Protesta y enunciación

Guadalupe Rearte también es Licenciada en Artes Plásticas y nació y reside en Tucumán. “Desde que dejé de ser una niña, he sufrido violencia de género tanto en espacios públicos como en la privacidad de mi casa. Me he planteado -a partir de un proceso personal que recién tuvo claridad en el año 2012-, hacer de mi profesión y cuerpo de obra una herramienta de militancia, generando espacios de reflexión, talleres, obras, clases que nos convoquen a desaprender y aprehender otras formas de relacionarnos saludablemente en la sociedad”, comenzó a relatar Rearte.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“En la entrega final del taller de grabado me plantee el objetivo de instalar un debate en una convocatoria de mujeres y luego poder expresarlo mediante la intervención de estampas en la vía pública. Hice una matriz de la imagen de una mujer sosteniendo una hoja en blanco, y convoqué a la gente de la facultad a hacer que esos papeles se conviertan en carteles. Fueron más de 40 personas y salieron estos mensajes que ahora están en las calles. Me interesaba mucho la diversidad de pensamiento acerca del tema, sabía que iba a tener que ejercitar mi tolerancia porque no todo el mundo piensa de la misma manera”, explicó Guada a La Nota, agregando que “aquellos enunciados son los que dotan de carácter performativo al trabajo, debido a que al pronunciarse, consiguieron efectos o consecuencias que intencionan una nueva realidad, ya que la mujer en este caso, exige mostrarse en sus diversas formas, ser reconocida, respetada cuestionando el sistema existente y reclamando por el valor de su existencia en términos igualitarios, en un contexto democrático”.

Una lucha diaria

Al igual que las artistas citadas, dentro y fuera de las prácticas artísticas, las feministas, buscamos un lugar más digno dentro del patriarcado y del capitalismo: emblemas de las sociedades contemporáneas que debemos combatir para vivir mejor. Necesitamos de todas y todos también. Hoy paramos.

Comentar

Comentarios

Escribí tu busqueda y presiona enter.