Estas Leyendo:
México: el país más peligroso para el periodismo
Nota Completa 4 minutos para leer

Cada 4 de enero, en México se celebra el Día del Periodista. Sin embargo, desde hace casi dos décadas la fecha no es nada festiva. Es el país donde se registraron más asesinatos de reporteros en el mundo.

Más de un periodista asesinado al mes fue el balance que dejó 2017 en México, el país más peligroso del mundo para ejercer la profesión.

Cada 4 de enero se celebra el Día del Periodista en el país latinoamericano, donde se registró la mayor cantidad de reporteros víctimas de asesinatos y atentados el año pasado: 13 en total, detalla el más reciente informe de la Federación Internacional de Periodistas (FIP), reseñado por La Jornada.

La organización precisó que el año pasado el total de periodistas asesinados en todo el mundo fue de 73 hombres y ocho mujeres. De esa cifra, México encabeza la lista con 13 reporteros muertos, seguido de países en guerra como Irak (11), Afganistán (11) y Siria (10).

Aunque la tendencia mundial ha sido hacia el descenso de las cifras de asesinatos de reporteros, para el presidente de la FIP, Philippe Leruth, “los niveles de violencia en el periodismo siguen siendo inaceptablemente altos”. Apuntó además que la baja en el recuento de víctimas no puede “vincularse a ninguna medida de los gobiernos” para enfrentar la problemática.

¿Nada que celebrar?

La fecha escogida para conmemorar el día, señala el portal web Vanguardia, es en honor al periodista Manuel Caballero, quien falleció un 4 de enero de 1926 y se considera como el precursor del oficio en México.

No obstante, el ánimo no es festivo: “No tenemos nada que festejar, ya que 2017 ha sido registrado como el año más violento en la historia de nuestro país para el ejercicio periodístico”, expresaron los miembros de la Fundación Fernando Mora Gómez.

Según Reporteros sin Fronteras, las víctimas suelen ser periodistas que abordan temas como el crimen organizado o la corrupción. Estos “sufren casi de manera sistemática amenazas, agresiones y pueden ser ejecutados a sangre fría”. El 99,6% de los casos permanecen impunes. Además, en el último año ha habido un aumento del 200% en ataques contra periodistas mujeres.

Ver imagen en Twitter“Percibimos un gremio atemorizado en muchas partes de la federación, aterrorizados en algunos casos por lo que han tenido que vivir y ver, porque han perdido colegas, han sido ellos mismos objetos de diversas formas de agresión; porque tienen compañeros aún desaparecidos y es una realidad que golpea e impacta. Esto ha generado obviamente una situación de desconfianza hacia las instituciones del Estado, e incluso, muchas veces ha roto los vínculos al interior de los propios periodistas y los medios de comunicación”, analiza Edison Lanza, relator especial sobre Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Los organismos internacionales, además, advierten que la creciente militarización de México también representa “riesgos reales” para las y los periodistas que, sumado a eso, se encuentran desprotegidos por los propios medios en los que trabajan. “No cuentan con condiciones laborales que les permitirían (en medio de amenazas) ser reubicados y seguir trabajando en ese medio. Muy seguido los reporteros bajo amenaza pierden sus trabajos y otras empresas mediáticas tampoco los contratan”, afirmaron Lanza y David Kaye, de Naciones Unidas.

En el conteo de víctimas destacan Miroslava Breach y Javier Valdez; ambos eran corresponsales y estaban dedicados a cubrir noticias sobre el crimen organizado. Murieron baleados: ella mientras llevaba a su hijo al colegio; él cuando transitaba en una calle cercana al diario local Ríodoce.

El reporte recuerda también los homicidios de Salvador Adame, Gumaro Pérez, Ricardo Monlui, Cecilio Pineda, Filiberto Álvarez, Héctor Rodríguez, Maximino Rodríguez, Edwin Rivera, Cándido Ríos, Juan Carlos Hernández y Edgar Esqueda. Desde 2000, el número de periodistas asesinados supera los 100.

Comentar

Comentarios

Escribí tu busqueda y presiona enter.