Conectate con nosotros
https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({ google_ad_client: "ca-pub-3498233345172395", enable_page_level_ads: true }); https://www.googletagmanager.com/gtag/js?id=AW-795390094 window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'AW-795390094'); function gtag_report_conversion(url) { var callback = function () { if (typeof(url) != 'undefined') { window.location = url; } }; gtag('event', 'conversion', { 'send_to': 'AW-795390094/jLK3CJ-2tbEBEI7hovsC', 'event_callback': callback }); return false; }

Cine

Martel no irá a la gala de Polanski en solidaridad con las víctimas de acoso

“Yo no separo al hombre de su obra”, destacó la directora argentina y presidenta del jurado oficial del prestigioso festival de cine.

Comenzó la 76 edición del Festival de Venecia este miércoles y las posiciones políticas respecto a los casos de abuso, el #MeToo y la poca presencia de mujeres se hicieron presentes desde la conferencia de prensa.

Una de las primeras preguntas dirigida a la presidenta del jurado, la argentina Lucrecia Martel, le permitió marcar la cancha. “¿Va a poder juzgar el filme de Roman Polanski en el concurso sin que sus comportamientos afecten a su valoración?”, preguntó un periodista.

“Cuando acepté ser presidenta del jurado en Venecia no lo hice por estar de vuelta en esta bella ciudad, porque pienso que me sentiría ahora mejor en mi casa, sino porque creo que este es un rol eminentemente político y veo que tenía razón porque estos temas de la violencia contra las mujeres y la presencia de estas en el cine son, no solo de actualidad, sino también sociales y políticas” declaró.

“Pero al momento de aceptar no sabía que iba a tener que juzgar una obra de Polanski –agregó– porque yo, al contrario de muchos, no separo al hombre de su obra. Por eso, busqué en Internet y supe que la víctima del estupro lo había perdonado, diciendo que el hecho se había consumado por voluntad suya y de la madre, y yo no soy quien para superponerme a la voluntad de la víctima que ya lo ha  perdonado”.

Polanski, quien fue acusado en 1977 de violar a Samantha Geime, una adolescente de 13 años, presentará el viernes la película “J’accusse: El oficial y el espía” en la que dará su visión sobre el caso Dreyfus.

“Pero yo como mujer y persona política participo en mi país en una batalla contra la violencia de género y contra la justicia negada y por eso no participaré en la cena de gala del film ‘J’accuse’ para no tener que levantarme y aplaudir a Polanski, aunque eso no me impedirá juzgar sin prejuicios su obra”, añadió.

“Yo no me puedo poner en el lugar de un juez para condenar a una persona; hasta cuándo vamos a excluir de la sociedad a alguien que ha cometido un error y ha sido condenado por ello, porque si es para siempre, tanto vale ajusticiar a la gente y no se habla más del asunto”, declaró categórica Martel.

En la rueda de prensa, también le preguntaron a Martel por las otras 3 mujeres que denunciaron públicamente abusos de Polanski.

“Es muy difícil para mí interiorizar cuán lejos han ido los otros casos, vivo a diario en Argentina situaciones donde es muy complicado discernir hasta dónde ir contra gente que cometió algo así y fue juzgada, o cuya víctima se siente resarcida. ¿Qué vamos a hacer nosotros? -respondió- ¿Ajusticiarlo? ¿Poner su película fuera de competición para proteger el festival? Todo esto nos obliga a conversar. No es tan sencillo de resolver la pregunta de hasta dónde excluir a alguien que ya ha pasado por un proceso”.

Martel también se manifestó a favor del cupo femenino al ser preguntada por la escasa presencia de mujeres en la sección oficial, que cuenta solo con dos: la saudí Haifaa Al Mansour y la australiana Shannon Murphy, frente a diecinueve realizadores hombres.

“No me da felicidad, pero no sé de qué otra manera podemos empezar a forzar a esta industria a pensar de otra manera; esto no quiere decir que cualquier película dirigida por una mujer esté haciendo una gran lectura sobre la humanidad, pero es indudable que el cine no está representado la complejidad de la sociedad”, agregó.

“Y esto mientras no se logre forzar a la industria a rever su manera de pensar. Y esto no pasa no solo con las mujeres. Pasa también con otras minorías que no tienen el peso en el cine que tienen en la sociedad”, afirmó la presidenta del jurado.

Durante la rueda de prensa quedaron claras las diferencias de criterio de Martel con el director de la Mostra, Alberto Barbera, en ambos asuntos.

Sobre el tema de Polanski, Barbera reiteró la necesidad de distinguir entre artista y hombre. “La historia del arte está llena de personas que han cometido crímenes pero no por esa razón dejamos de considerar sus obras”, manifestó e insistió en que después de ver su película no tuvo ninguna duda.

Escrita por

www.lanotatucuman.com

La Nota más leída

Suscribite a La Nota

Las más leídas

Advertisement
Conectate
Newsletter Signup

Suscribite a La Nota