La Nota

Un nuevo medio para tus ideas

Política

Macri recibirá a Jair Bolsonaro

El presidente recibirá a su pare de Brasil para avanzar con las agendas bilaterales que se mantienen con ambos países. Una “jornada de rechazo” lo recibirá en Plaza de Mayo.

Jair Bolsonaro llegará este jueves a la Argentina. El mandatario del país vecino se reunirá con el presidente Mauricio Macri en la Casa Rosada y uno de los principales temas que tratarán será el estado de las cruciales negociaciones entre el Mercosur y la Unión Europea para establecer un acuerdo de libre comercio entre ambos bloques.

Será la primera visita de Bolsonaro a la Argentina, tercer socio comercial de Brasil, detrás de China y Estados Unidos, y primero dentro del Mercosur, desde que asumió el 1 de enero como presidente brasileño, luego del viaje a que Macri realizara a Brasilia el 14 de enero último.

En Buenos Aires, será recibido con una jornada de “rechazo” que comenzará en la tradicional ronda de los jueves que realizan las Madres de Plaza de Mayo, así como también se difundirá a través de las redes sociales con la consigna “#ArgentinaRechazaBolsonaro”.

La iniciativa apunta a rechazar las “políticas neoliberales” de ambos mandatarios “diciendo no al autoritarismo, al militarismo y a las declaraciones racistas, machistas, homofóbicas y de apología a la tortura expresadas por Bolsonaro”.

Entre los movimientos que llevarán adelante la movilización se destacan La Cámpora, el Movimiento Evita, las dos CTA, la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FALGBT) y el Frente Popular Darío Santillán.

Antes de su visita, el mandatario brasilero subrayó en una entrevista que los dos países “no pueden volver a la corrupción del pasado”, sostuvo el jefe de Estado del vecino país en las últimas hoars en una nota con el diario La Nación.

“Ahí entramos en una cuestión casi espiritual: el Papa (Francisco) puede ser argentino, pero Dios es brasileño. Espero que el corazón de los electores argentinos lata en ese momento y que vean realmente qué futuro quieren. Un pueblo que tiene su libertad amenazada pide aquello que es más importante para su futuro. Nosotros hacemos fuerza para que el pueblo argentino elija un candidato de centroderecha”, afirmó.

El pasado 17 de mayo, Macri recibió en Olivos al diputado Eduardo Bolsonaro, hijo del presidente de Brasil, y acordaron avanzar “en una agenda de integración estratégica bilateral” entre ambos países.

¿Por qué el rechazo hacia Bolsonaro?

En el discurso inaugural, Bolsonaro prometió: “Vamos a unir al pueblo, a valorizar la familia, respetar las religiones y nuestra religión tradicionalmente judeocristiana, combatir la ideología de género, conservando nuestro valores. Brasil volverá a ser un país libre de ataduras ideológicas”.

Entre las tres primeras medidas que anunció al día siguiente de su asunción, Bolsonaro dispuso un aumento del 4,61% para los salarios mínimos de los brasileños, que quedaron fijados en unos 257 dólares. El aumento fue menor al que el gobierno saliente de Michel Temer había establecido para este año.

Con fuerza de ley se eliminó a la comunidad LGBTI de la lista de las directrices de protección de los derechos humanos. Además, cerró las secretarías de diversidad, inclusión y alfabetización del ministerio de Educación.

Transformó el Ministerio de Derechos Humanos en  Ministerio de la Mujer, la Familia y los Derechos Humanos, comandado por la pastora Damares Alves, quien al asumir expresó que se “abre una nueva era en Brasil: menino veste azul e menina veste rosa” (los niños visten de azul y las niñas de rosa”). Cuando tomó posesión de su cargo, rodeada de fanáticos que gritaban “Aleluya” y “Gloria a dios”, destacó que en su gestión “no habrá adoctrinamiento ideológico. Las niñas serán princesas y los niños, príncipes”.

Entre las políticas y directrices destinadas a la promoción de los derechos humanos se incluyen explícitamente a las “mujeres, niños y adolescentes, juventud, ancianos, personas con discapacidad, población negra, minorías étnicas y sociales e indígenas”.

Las personas LGBT, que antes eran citadas en las estructuras de la Secretaría Nacional de Promoción y Defensa de los Derechos de la Persona Anciana quedaron excluidas en el texto.

Chateá Con La Nota